El seguro de Hogar inteligente avanza a paso firme

Cómo cambiarán los sensores inteligentes el seguro de Hogar

Fuente: Brett Jurgens, Fundador de Notion

El uso de sensores inteligentes en el hogar sigue creciendo de forma exponencial. Esta mayor presencia en nuestras vidas permite a los propietarios y aseguradoras detectar problemas, desde fugas hasta incendios e incluso amenazas a la seguridad, de forma preventiva. De hecho, los sensores inteligentes son solo uno de los muchos dispositivos inteligentes que en 2025 convertirán 482,8 millones de viviendas en hogares inteligentes (smart homes).

Los sensores inteligentes son herramientas que pueden ayudar a detectar los primeros síntomas de problemas dentro de una casa (por ejemplo, una fuga de agua), para así actuar de forma preventiva y ahorrar en las reparaciones. Pero ¿qué pasaría si en lugar de solo detectar problemas como fugas, los sensores inteligentes pudieran hacer más que enviar una notificación? ¿qué pasaría si los sensores inteligentes pudieran detectar la fuga y reclamar instantáneamente la reparación de un fontanero? ¿O qué pasaría si ese mismo sensor pudiera enviar información en vivo a una aseguradora sobre la fuga, ofreciendo una nueva perspectiva sobre este tipo de riesgo? Los sensores inteligentes tienen la capacidad de ofrecer al seguro una reducción del riesgo y un retorno de la inversión (ROI) a largo plazo en la reducción de siniestros, al tiempo que benefician a millones de propietarios a través de métodos nuevos y proactivos de supervisión y reparación.

Tres formas en que los sensores inteligentes evolucionarán en un futuro no muy lejano

Servicio bajo demanda

Hoy en día, puede obtenerse prácticamente cualquier cosa bajo demanda. Hay películas nuevas que pueden alquilarse con solo apretar un botón del mando a distancia, recambios que llegan de forma automática a su hogar a medida que los vamos consumiendo, y servicios de teleasistencia para prácticamente todo lo imaginable. Los sensores inteligentes no deberían ser diferentes. En este momento, si un sensor inteligente detectara una fuga de agua en un sótano o en el baño de arriba, se enviaría una notificación al teléfono del propietario. Desde allí, tienen la opción de presionar un botón para contactar a un fontanero para que lo repare.

Si bien esta es una característica práctica en muchos sentidos, este tipo de solución requiere la acción del propietario. Cada segundo que se tarda en ver la notificación y hacer clic en el botón para contactar a un fontanero significa que se está filtrando más agua y causando daños. Pronto, los sensores inteligentes eliminarán ese problema al permitir a los propietarios optar por una opción en el que se notifique a un servicios de emergencia tan pronto como cualquier rastro de agua llegue a un sensor. Este servicio de reparación online también puede aplicarse a los sensores de humo (por ejemplo, notificar al departamento de bomberos) o incluso a sensore de control de temperatura (por ejemplo, tomar medidas inmediatas si las tuberías corren el riesgo de congelarse).

Detección inteligente de fugas

La capacidad de los sensores inteligentes para detectar fugas es una herramienta importante que los propietarios de viviendas ya están aprovechando. Sin embargo, las insurtechs solo han comenzado a aprovechar el potencial que de los sensores inteligentes y pasar de una simple detección y notificación a un análisis e informe de fugas inteligentes y avanzados.

¿Qué significa esto? Actualmente, los sensores inteligentes hacen un gran trabajo notificando a los propietarios y a sus aseguradoras cuando ocurre una fuga y dónde se encuentra, ya sea en un garaje, un baño o un techo. Los sensores inteligentes del futuro pueden proporcionar una detección inteligente de fugas que podrán monitorear y analizar esos datos. Son datos tremendamente valiosos no sólo en términos de ROI al rastrear qué riesgos son más costosos con el tiempo, sino también al proporcionar a las aseguradoras y a los clientes datos sobre cómo proteger mejor sus hogares.

Concierge

El seguro para propietarios de viviendas ha sido históricamente un negocio reactivo: sucede algo inesperado y el propietario presenta una reclamación. A través de sensores inteligentes, las insurtechs han cambiado el juego al aprovechar la tecnología para habilitar un elemento proactivo en los paquetes de seguros.

Si bien el objetivo de los sensores inteligentes es detectar problemas dentro de los hogares antes de que sea demasiado tarde, pueden hacer mucho más. Los servicios de Concierge (gestionar, asesorar y facilitar requerimientos de clientes) son una forma en que los sensores inteligentes pueden ir más allá del mero monitoreo y detección y ofrecer a los propietarios una solución. Todos vivimos vidas ocupadas, especialmente cuando navegamos por lo que parecerá la “nueva normalidad” después de una pandemia. Estos servicios de concierge online podrían ayudar a los propietarios con todo, desde conectarse sin problemas a un fontanero certificado, hasta recordarles cuándo es el momento de cambiar las baterías en una alarma de humo.

Para muchos propietarios de viviendas y aseguradoras, la tecnología de sensores inteligentes sigue siendo una tecnología incipiente para monitorear y reducir el riesgo dentro del hogar. Pero para las insurtechs, esto es solo el comienzo de un futuro con enorme potencial. Con la nueva capacidad de aprovechar el ecosistema de sensores el seguro de hogar seguirá evolucionando y mucho.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El seguro de Hogar inteligente avanza a paso firme

Cómo cambiarán los sensores inteligentes el seguro de Hogar

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter