La #suertedesermujer en un mundo con mayoría de hombres

Pilar Zarzuela

Escribir un artículo sobre mujeres en la semana de la mujer, cuando una gran parte de mis compañeras son mujeres, sinceramente cuesta un poco. Si además le añadimos que la mayoría son periodistas o expertas en comunicación aún da más vértigo… si me paro a pensar que l@s grandes escritores, escritoras y periodistas de medio mundo escribirán sobre el tema en un día como el 8 de marzo, es como lanzarse al abismo sin red.

Me pregunto entonces, ¿qué hago yo escribiendo sobre mujeres?  Sencillo. Aquello que dicen las instituciones y estudiosos del tema que tenemos que hacer las mujeres: me empodero. Confío en mí misma. Me lanzo y escribo. Y lo hago allí donde me ha pillado. Pero no lo hago porque lo digan otros. Lo hago porque tengo la #suertedesermujer.

Por suerte, escribo desde una posición privilegiada. No hablo del lugar físico. Me refiero a la posición en la vida. Soy #mujer. Tengo #suertedesermujer. Y puedo decirlo libremente. Trabajo en lo que me gusta con un equipo que me gusta. De mujeres, por cierto. Mujeres, que para poder estar mañana en la #huelgageneralfeminista del 8 de marzo, estarán trabajando hasta las diez o doce de la noche, logrando que todo esté listo para que salga adelante el trabajo y que no se note. Mujeres que dirigen departamentos y publicaciones, mujeres que escriben, mujeres que resuelven. Directora General, Directora de Eventos, Directora de ADN, Directora de Redacción, Directora de Formación, Directora de Proyectos, Directora de Talento… mujeres y más mujeres. Unas feministas, se las ve. Otras no, también se nota. Y el resto… no necesitan o no quieren hablar de las diferencias con los hombres. Del mismo modo que no hablamos de las diferencias de edad o de gustos gastronómicos. En realidad si hablamos, pero  sin crispación, sin distinciones. Para reírnos y disfrutar. Hablamos de casi todo. También de chicos. Nunca discutimos. Acogemos, compartimos, debatimos, trabajamos…tenemos la #suertedesermujer.  Gracias compañeras, por acompañarme en este trayecto del camino. Y gracias a vosotros compañeros. Hoy sin duda tenemos nosotras la #suertedesermujer.

Tengo la suerte de trabajar en el entorno del desarrollo de personas. Sí personas. Ni mujeres ni hombres. Personas. No discriminamos por sexo cuando alguien necesita formarse y desarrollarse. Tengo la #suertedesermujer  y de poder elegir qué, cuándo, cómo y con quien. Sobre todo eso, con quien. Este es mi éxito y no otro. Cuando pienso en el éxito medido en términos masculinos me da pavor. Salí de eso hace años. Después de un proceso largo de trabajo personal en el que entendí que no tengo que medirme con sus métricas, sino con las mías. Mi éxito no es tener casas, coches ni dinero. Mi éxito lo decido yo. No lo mide nadie. Ni hombres ni mujeres.

Y en este entorno tengo aún más #suertedesermujer.  Muchas veces me piden ayuda, pero hoy era un hombre quien la pedía. Eso sí, ha tenido la suerte de que su mujer le dijera que le daba dos días para pedir ayuda y cambiar una situación que se lo está llevando por delante. A él y a su familia. Por suerte la tiene a ella, y ella tiene la #suertedesermujer.

Comenzaba a escribir este post en el momento en el que he encontrado el hueco para hacerlo;  la cafetería del polideportivo en el que mi hijo entrena con su equipo de futbol, (deporte por cierto, minoritario en recursos para lo femenino, que no en cantidad de mujeres que lo practican. Solo que ellas juegan por puro placer, no para salir en los rankings de las mejor pagadas, saben que será difícil. Pero tienen algo que ellos no: #suertedesermujer).

Llevo aquí desde las seis de la tarde revisando mails, proyectos, propuestas, supervisando tareas y trabajos de las mujeres de mi equipo. En medio de un bullicio tremendo producido por un montón de mujeres y –pocos- hombres jubilados no habituales, que por el motivo que sea hoy están conversando tranquilamente, en un tono muy alto (que para eso somos españoles, los extranjeros que hay por aquí, que son muchos, hablan bajito,- sigo sin entender donde tienen el regulador de volumen que se nos perdió a nosotros-), pero tranquilamente.  Es molesto el ruido, incluso con los cascos puestos. Pero tengo #suertedesermujer  y de haber tenido un hijo que apenas dormía de pequeño , y por ello me acostumbré a trabajar en cualquier sitio y ambiente, así que cuando me he dado cuenta eran casi las nueve de la noche y seguía escribiendo. He tenido suerte, viendo disfrutar de la conversación a estas mujeres  maduras, he pensado ¿ por qué no escribir ese post que habíamos comentado por la mañana que hablaba de mujeres?.  Verlas me ha recordado que soy mujer. Que puedo escribir por el puro disfrute. Por el puro reto de hacer algo que había dejado de hacer hace tiempo y que sin embargo me resulta agradable. Me libera. Me empodera. Me da alegría. Y porque quiero y puedo hacerlo.

Alrededor hay muchas madres y padres con niños, también abuelos, y abuelas. Haciendo deberes, merendando, esperando pacientemente a otros hermanos y hermanas que practican algún deporte. Tengo la suerte de observarles. De ver que allí todos somos iguales y esperamos con la misma paciencia. No es cuestión de sexos. Hemos elegido estar allí. Yo puedo elegir algo más. Y he elegido escribir sobre la #suertedesermujer.

Volviendo al asunto del 8 de marzo. He visto en twitter algunos comentarios sobre mujeres que cobran 6€ la hora, y hombres que critican que esto se comente en esta red social. Hoy políticos, y sobre todo políticas (es su momento, llegan las elecciones… mmm ¿lo harían igual si no hubiera elecciones próximas?) reivindicando que las condiciones de la mujer tienen que mejorar… Veo miles de tweets que hablan de la #huelgageneralfeminista que piden educación, respeto y libertad, a la vez que indican 24 horas para nosotras. Y me pregunto ¿24 horas? ¿No serán pocas?- pienso yo…  que no me considero muy inteligente- Esto me lleva a pensar sobre si esto es marketing feminista, reivindicación justa o injusta, o puro postureo, como decimos ahora… ¿es la moda feminista lo que está de moda?

Tengo la #suertedesermujer y me pregunto ¿qué hay detrás de toda esta movilización general? ¿Quién se ocupa realmente de que todo este movimiento se produzca? ¿Son mujeres u hombres? ¿Jordi Évole es feminista por hacer un programa sobre mujeres que cobran poco  y yo soy machista porque no creo en estas movilizaciones como sistema para lograr una situación mejor para las mujeres?

Los datos sobre salarios de mujeres por debajo del de los hombres son alarmantes. Pero mucho más alarmante  me resulta que algunos medios recojan un dato del 15% y otros del 30%. ¿qué y quien está detrás de esto? ¿Es esto lo importante? No lo creo. Creo que lo importante es que la  mujer cobra menos de media. Bastante menos en algunos casos.

Más datos importantes. Los de violencia de género. Dan miedo. Mucho miedo. Y más pena aún. Probablemente es el dato más triste que recibimos desde los medios de comunicación. Porque aunque suma muy poco a poco, de uno en uno, cada 1 es una mujer muerta. Es un muy poco que suma demasiado. Una mujer que no tendrá la oportunidad de salir en esa manifestación general del 8 de marzo.  Ni de pedir aumento de sueldo. Ni de romper su techo de cristal. Ni volverá a ver a sus hijos, ni a su familia, ni a sus amigos. Una mujer que no podrá gritar y reivindicar aquello que quisiera reivindicar. En su justo derecho. Derechos que perdió el día que la mataron. Derechos que no se atreven a pedir aquellas mujeres que están aplastadas  por hombres que abusan sin piedad de ellas. Aquellas que no saldrán en la manifestación porque tendrán que hacer algo que no quieren hacer. Las que son invisibles hoy. Las que no se manifiestan porque si salen de casa igual no podrán volver a salir porque la paliza que recibirán será tan grande que nunca se plantearán volver a hacerlo. Sobrevivir. Es su principal reivindicación. Los datos sobre esto se intuyen, pero no se leen porque  no se conocen con certeza. En su caso no tienen la #suertedesermujer. En su caso es un horror serlo porque otro ser (se supone que humano, pero el calificativo en este caso no se corresponde con la realidad) se considera dueño de su vida.

Tengo la #suertedesermujer y conocer a mujeres de éxito. Mujeres que tienen mucho más éxito del que miden las estadísticas. Directoras de personas, de recursos humanos, de talento, de equipos, de compañías. Consiguen grandes logros allá donde están. Definen políticas que afectan a las personas. Y cuando las deciden no lo hacen pensando esto para los hombres esto para las mujeres. Lo hacen para las personas. Y sin embargo, l@s que trabajan con ellas saben que tienen la suerte de tenerlas a ellas, que piensan de forma global en las personas. Y cuando piensan en las mujeres,  implementan programas de Liderazgo, Mentoring, Desarrollo femenino . Porque aún sigue siendo necesario. Porque muchas directivas tienen la #suertedesermujer, muchos hombres, y también mujeres, pueden conciliar mejor, vivir mejor y estar mejor.

A estas horas de la noche, momento en el que termino el post,  me horroriza ver en muchas cadenas de tv que se habla de la mujer porque hoy “toca”. Hoy es muy importante. ¿Y el resto del año? 24 horas parecen pocas. (¿De qué hablarán el día después? ¿Seguiremos en el candelero? – me pregunto).  Hoy hablan de ejemplos de talento femenino.  Aún sigue siendo necesario hablar de mujeres directivas. Aún se habla de esto como una excepción. Y sin embargo yo creo que tienen la #suertedesermujer porque no necesitan que se hable de ellas continuamente, ni salir en los medios, ni el reconocimiento de otros para ser lo que son. En mi opinión el talento no tiene género. Pero en los medios de comunicación hoy si lo tiene. Tengo la #suertedesermujer.

Tengo la #suertedesermujer  y además tengo mi familia, mis amigos, mi vida. Nadie decide por mí. Decido cuando entro o salgo. Lo que compro. Lo que como. Cómo visto y me maquillo… y sobre todo elijo quien forma parte de mi vida y quien no… y cuando alguna vez algo me perturba y dudo,  hago como dice la preciosa canción de Rozalén dibujar “ una puerta violeta en la pared, Y al entrar me liberé …Corrí, grité, reí, Sé lo que no quiero, ahora estoy a salvo”.

Hoy, y siempre, te animo a que aproveches tu #suertedesermujer.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

El gasto en pensiones de los Autónomos superará los 20.000 millones de euros en 2026

El gasto en pensiones del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) superará los 20.000 millones …

Actualidad

Las ventas de coches en Europa caen un 0,5% en abril, pese a las subidas en España, Italia y Francia

Las matriculaciones de automóviles en todo el mercado europeo se situaron en 1,34 millones de …

Actualidad

Fundación Mapfre y Atresmedia impulsan la Formación Profesional Dual junto a Fundación Bertelsmann

Fundación Mapfre, Fundación Atresmedia y Fundación Bertelsmann firman un acuerdo de colaboración para la promoción y …