fiatc valencia

FIATC se marca el compromiso social durante la crisis de la COVID-19 como una prioridad

Joan Castells, presidente de FIATC, afirma que la aseguradora priorizará el compromiso social durante la crisis de la COVID-19. La compañía quiere estar al lado de personas y empresas para contribuir a su bienestar.

Este compromiso social ya era uno de los valores de FIATC. Por ello, Castells quiere “intensificar” esta línea de acción en la que los clientes y la sociedad están por encima de los beneficios económicos de la compañía.

La aseguradora intensificará esfuerzos para ofrecer respuestas a sus clientes que en 2019 ya pudieron acceder a 16.000 asistencias en el ámbito de la salud, 40.000 en el hogar y 18.000 en el ámbito empresarial. Además, la compañía mantendrá su colaboración con más de una veintena de entidades que desarrollan proyectos en medicina, cultura, deporte y atención a colectivos desfavorecidos.

Además seguirá promoviendo el teletrabajo entre sus empleados cuando sea oportuno y los servicios a distancia para mayor comodidad y seguridad de sus clientes, como la asistencia médica digital o la videoperitación.

Los grandes ejes que guiarán a la compañía en los próximos meses son “servicio y comunicación”, indica Castells. El servicio, apostando por los máximos estándares de calidad y seguridad para clientes
y empleados. Y la comunicación, ofreciendo información con la máxima transparencia a sus asegurados y a la sociedad.

“Si tenemos que ganar menos, estamos dispuestos a hacerlo, esa es la ventaja de ser una mutua”.

En esta línea, Castells desea que ese espíritu de ayuda social guíe también la distribución de los fondos que España recibirá de la Unión Europea, priorizando las necesidades de las personas y empresas más afectadas.

El presidente de FIATC apunta otra clave para el futuro: la inversión en infraestructuras. Su importancia no sólo radica en impulsar la reactivación económica, sino también para limitar el alcance de los siniestros que sufren tanto particulares como empresas.

Unas infraestructuras robustas y solventes resultan claves para afrontar los eventos meteorológicos extremos, los ataques cibernéticos y los efectos de una hipotética próxima pandemia. La inversión económica en redes, vías de transporte y otras dotaciones supone la mejor estrategia de prevención.

Noticias relacionadas: 

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

FIATC se marca el compromiso social durante la crisis de la COVID-19 como una prioridad

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter