Multicultural friends group using smartphone with coffee at university college break - People hands addicted by mobile smart phone - Technology concept with connected trendy millennials - Filter image

Así son los Millennials: cuidan su alimentación, hacen deporte y priorizan el ocio

Sanos, tanto física como emocionalmente. Así se consideran la mayoría de los españoles entre 20 y 35 años, según el informe ‘Millennials y Salud’, una investigación realizada por la Fundación Mapfre y la consultora Salvetti Llombart y que pone de manifiesto que los jóvenes de estas edades se preocupan por su salud (física y mental) y por tener hábitos saludables y buenas relaciones sociales, piezas clave para poder ser felices. La mitad de los jóvenes de estas edades también se considera alegre, tranquilo y optimista.

El informe, resultado de 1.600 encuestas, tiene como objetivo conocer cómo los jóvenes Millennial entienden su salud, especialmente en aspectos vinculados a su alimentación, actividad física, bienestar emocional y descanso, y otros hábitos como el tabaquismo, el consumo de alcohol y vida sexual. Actualmente, la generación Millennial está formada por 8,2 millones de españoles, el 17,6% de la población española. Cuenta con un nivel de estudios alto (51% universitarios), 1 de cada 3 vive con sus padres y sus sueldos son mayoritariamente mileuristas.

Bienestar mental y emocional

La mayoría de los jóvenes tiene una percepción muy buena de su salud, un elemento que para ellos es clave para conseguir la felicidad. Si en la generación de los Baby Boomers y X la salud es más importante desde un punto de vista físico e individual, para los Millennials, se trata de un concepto emocional y aspiracional, lo que quiere decir que conciben la salud siempre ligada al bienestar mental y emocional, algo que para un 80% es tan importante como el físico. El 91% reconoce que se encuentra bien mentalmente, el 86%, se encuentra bien físicamente, y el 85%, desde el punto de vista emocional.

Por lo general, lo jóvenes de esta generación tienen muy integrados hábitos de alimentación saludable y práctica de actividad física frecuente sobre cuyos beneficios están muy informados. En este sentido, 6 de cada diez 10 camina al menos media hora al día, come fruta y verdura de forma regular e intentar dormir un mínimo de ocho horas diarias durante la semana. Solo el 33% reconoce que la salud no le preocupa excesivamente. Destaca el hecho de que esta generación es nativa digital (el 99% tiene móvil) y utiliza las nuevas tecnologías en el ámbito de la salud para buscar información, seguir a influencers en redes sociales y monitorizar su actividad con app o wearables.

AIimentación

El informe indica que los jóvenes entre 20 y 35 años se preocupan por llevar una dieta sana y equilibrada (69%), especialmente entre semana, y se relajan el fin de semana, momento en el que más de la mitad (54%) descuida la alimentación y se permite algún capricho (75%). Destaca también el hecho de que mientras que el 72% suele cocinar recetas saludables, el 38% come comida preparada o congelada de forma frecuente.

Un aspecto que afecta a su alimentación es cuando se encuentran mal emocionalmente. Prueba de ello es estas circunstancias, el 56% afirma comer compulsivamente. También utilizan las nuevas tecnologías para ayudarles a controlar la calidad y variedad de su dieta (el 30% usa APPS para ello) y para pedir comida a domicilio (44%). Las redes sociales son, además, una buena fuente de información. El 41% sigue a influencers en temas relacionados con la nutrición.

Deportistas

Dos de cada tres jóvenes entre 20 y 35 años realizan deporte o actividad física, por lo general, con una frecuencia de entre 2 a 3 veces por semana. Los hombres son más activos físicamente que las mujeres y sobre todo corren, montan en bici o juegan al fútbol, mientras que las mujeres prefieren ir al gimnasio o realizar actividades cuerpo-mente, como yoga o Pilates. A 7 de cada 10 (73%) les gustaría hacer más deporte del que hacen, un 60% reconoce que lo ha dejado siempre que lo ha intentado y cerca de la mitad (44%) admite que se siente mal si no puede hacer deporte durante la semana. Aunque los jóvenes entre 20 y 35 realizan actividad física, principalmente como fuente de bienestar, el informe subraya que también les motiva hacer el deporte para mejorar su imagen (60%) y compartir sus logros en las redes sociales (30%).

Descanso y trastorno del sueño

Calidad frente a cantidad. Los Millennials conceden más importancia a la calidad del sueño que al número de horas o a la regularidad en horarios. Duermen de media 7,2 horas entre semana y 8,1 el fin de semana. Seis de cada 10 asocian descanso con momentos de relax en su casa (66%) y el 61% con dormir. Sin embargo, un 40% reconoce sufrir problemas para conciliar el sueño, un trastorno que afecta más a la mujer y que, según indican los encuestados puede deberse al estrés y a las preocupaciones en general. Además, del informe se desprende que la mitad de los jóvenes se levanta muy cansado por las mañanas y se encuentra sin energía durante el día, especialmente cuando llega el fin de semana. Un 28% toma algún suplemento para dormir.

Bienestar emocional

Su bienestar emocional se basa en tres pilares fundamentales: la felicidad (53%), encontrarse bien física y emocionalmente (56%) y sentirse a gusto con ellos mismos y con su entorno (56%). Por lo general, lo jóvenes de esta generación se sienten felices (62%), tranquilos (59%) y optimistas (57%). Sin embargo, el 85% de los Millennials ha padecido algún problema anímico en algún momento. Recurren al entorno cercano (la pareja, la familia y los amigos próximos) cuando no se encuentran bien. Tres de cada 10 no pide ayuda y decide sobrellevarlo en solitario. Entre los trastornos más frecuentes destaca el estrés (65%), desánimo (44%), inseguridad (36%) y depresión (21%).

Relaciones personales y ocio

Relacionarse con otras personas es una parte muy importante para ellos. El informe subraya que a cerca de la mitad de los Millennials les gusta salir con amigos a la salida del trabajo o cuando han acabado de estudiar (56%), que el 47% le gusta disfrutar de la vida, y que el 27% dedica el fin de semana entero a estar de fiesta. También señala otros datos significativos: uno de cada tres Millennials ha tomado drogas alguna vez y es fumador habitual; un 60% está satisfecho con su vida sexual (las mujeres un 63% y los hombres un 56%); cerca del 70% toma precauciones ante las enfermedades de trasmisión sexual; la mitad conoce gente que no usa protección y un 23% utiliza apps para ligar, en este caso más los hombres (30%) que las mujeres (17%).

Los Millennials por Comunidades Autonómicas

Los Millennials de Madrid, por ejemplo, se diferencian de jóvenes de otras Comunidades Autónomas porque dan más importancia a la alimentación, controlan mejor las cantidades que comen (35% vs 27%) y utilizan con más frecuencia aplicaciones móviles para controlar su dieta (35% vs 30%).

En Cataluña, los Millennials se diferencian sobre todo por la frecuencia con la que practican actividad deportiva (32% vs 28%) y por el hecho de que, para ellos, el deporte tiene un mayor componente lúdico y social que físico.

En la Comunidad Valenciana, los jóvenes de estas edades se implican más a la hora de cocinar y de preparar recetas saludables (79% vs 72%) y duermen más la siesta que en otras zonas de España (43% vs 34%).

En Andalucía, la preocupación por la salud (86% vs 80%), llevar un estilo de vida saludable (87% vs 82%) y descansar en casa (71% vs 66%), también está más presente que en la media nacional; en País Vasco, los Millennials conceden gran importancia al descanso como factor de salud, tanto entre semana (57% vs 50%), como durante el fin de semana (74% vs 71%); y en Galicia, el motivo principal de los cambios en su estado de ánimo se debe sobre todo a problemas económicos (43% vs 35%).

En Castilla y León, la salud no es un elemento preocupante (43% vs 33%) y comen lo que les gusta, sin preocuparse si es más o menos saludable (49% vs 44%); en Castilla La Mancha, reconocen que se levantan muy cansados por las mañanas (54% vs 49%) y ven el deporte como una obligación (46% vs 41%); y en Islas Canarias, el estrés es el problema emocional más frecuente (61% vs 54%) entre los jóvenes de esta Comunidad.