cartela-caida

El 2019, un “ejercicio plano, mantiene prácticamente las mismas cuantías que en 2018”

Los ingresos de las aseguradoras por la venta de pólizas a cierre de 2019 ascendieron a 64.155 millones de euros, un 0,42% menos que un año atrás. Porcentaje que choca con el 1,5% de crecimiento que el sector experimentó en 2018, tal y como ha recordado José Antonio Sánchez, director general de ICEA.

En palabras de Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, el 2019 ha sido un “ejercicio prácticamente plano en la medida en la que la evolución total, con la facturación del sector asegurador, se mantiene prácticamente en las mismas cuantías que el ejercicio 2018“.

Del total, 36.629 millones de euros correspondieron al ramo de No-Vida y los 27.526 millones restantes al de Vida. Datos que, en palabras de Sánchez, reflejan un comportamiento “impar” y que se han sido recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA).

Los resultados de No-Vida

La facturación del ramo de No-Vida aumentó un 3,39% en términos interanuales, lo que lo sitúa “bastante por encima” del crecimiento de la economía española; aunque “es verdad que la propia desaceleración de la actividad económica también se ve reflejada en el ritmo de crecimiento de estas magnitudes que es menos acelerado que lo que se venía produciendo en los ejercicios anteriores”, apunta González de Frutos. La mejora de esta actividad se fundamenta en el tirón de todas las líneas de negocio, con mención especial de las pólizas de Salud y las de Multirriesgo.

La partida de seguros de Salud repuntó un 4,77%, hasta los 8.923 millones, siendo la de mayor crecimiento, como ha apuntado González de Frutos. Mientras, los seguros que protegen inmuebles (ya sean viviendas, comercios, industrias o comunidades de vecinos) crecieron un 3,96%, hasta los 7.521 millones.

Los llamados ‘seguros diversos‘ y el ramo de Automóviles tuvieron, igualmente, un desempeño destacado. El primer grupo de seguros aumentó su facturación anual en un 3,95%, casi lo mismo que multirriesgos, hasta los 8.879 millones. Bajo el término de ‘seguros diversos’ figuran las protecciones más ligadas a la actividad económica. El negocio de Automóviles incrementó por su parte sus ingresos en otro 1,52%, hasta los 11.307 millones, y sigue siendo la actividad que más ingresos reporta de todo el bloque de No-Vida.

El comportamiento de Vida

La facturación del negocio de Vida, reflejada en los ingresos por primas, descendió en el año un 5,06%, lo que en palabras de González de Frutos muestra que el ramo “aguantó el tipo” en 2019.

El comportamiento de Vida-Ahorro, como razona la presidenta de Unespa, “se explica por el propio entorno macroeconómico en el que está actividad de desarrolla: bajos tipos de interés, llegando incluso a ser negativos, para plazos medios y largos”.

Esto no ha impedido, no obstante, que el ahorro gestionado en productos de seguro de vida, medido a través de las provisiones técnicas, alcanzara los 194.685 millones de euros a cierre de 2019. Este importe supone un incremento interanual del 3,30%.

Esta alza se debe, prevé González de Frutos, primero, “a que no se están produciendo rescates; segundo, al buen comportamiento en bolsa de todos aquellos productos en los que los beneficios de la inversión corren por cuenta del propio tomador, y, por último, a algunas operaciones concretas de seguros colectivos que se hayan podido realizar a lo largo del propio 2019″.

Suscríbete a nuestra newsletter