allianz salud

“Es fundamental crear un Pacto Sanitario y eliminar las barreras artificiales generadas entre sanidad pública y privada”

Nos encontramos ante un futuro incierto en el sistema sanitario como consecuencia del envejecimiento de la población, la innovación tecnológica o la proliferación de los procesos crónicos. De hecho, para 2025 se podría estimar un gasto sanitario público entre 97.000 y 113.000 millones anuales lo que requerirá de entrada incrementar el porcentaje de inversión sanitaria pública en dos puntos sobre el PIB.

“Es necesaria una mayor integración y colaboración de los entornos público y privado para aportar soluciones compartidas con el fin de reforzar el estado de bienestar y el sistema sanitario en su globalidad”. Así lo ha manifestado Juan Abarca, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración (Fundación IDIS), durante la conferencia inaugural ‘El ejercicio privado en España: presente y futuro’ celebrada en el marco del ‘II Congreso Nacional del ejercicio privado de la medicina’.

El futuro del sistema sanitario privado es tremendamente incierto porque el del sistema público también lo es. La realidad es que existe una falta de inversión en el sistema público mientras el sector privado registra una gran parte de los avances y la innovación: esto crea dificultades de acceso a los usuarios que no tienen opción a ser tratados en el sector privado. La sanidad privada es, por tanto, un agente imprescindible para el sistema público de salud, desde el punto de vista de la planificación de recursos al sistema. Por eso es fundamental crear un Pacto Sanitario y eliminar las barreras artificiales generadas entre sanidad pública y privada, es decir, tenemos que focalizarnos en tener un mapa de recursos común e integrado que busque la mejor sanidad”, ha asegurado el presidente de la Fundación IDIS.

Es más, la viabilidad del modelo sanitario es posible gracias a la aportación que hace el sector sanitario privado, ha enumerado Abarca, en términos de actividad asistencial (al descongestionar el sistema sanitario -31% de las intervenciones quirúrgicas, 24% de las altas, 24% de las urgencias-), accesibilidad (dispone del 58% de los hospitales y el 32% de las camas existentes), presencia progresiva de innovación y tecnología o su apuesta por la calidad, la seguridad y los resultados sanitarios y de salud.

Sobre esta situación, la Fundación IDIS plantea algunas propuestas para lograr un sistema sanitario viable: definir una cartera de servicios y prestaciones públicas realista que englobe necesidades básicas sanitaria y sociosanitarias de toda la población, reevaluar la gobernanza del sistema, impulsar el papel de los profesionales o corresponsabilizar a los ciudadanos en el uso de los recursos, entre otras. Sin duda, “la clave es que todos en conjunto seamos capaces de aportar viabilidad, sostenibilidad y solvencia económica y científica a nuestro sistema sanitario”, puntualiza Abarca.

La salud privada en España

A lo largo del congreso se han abordado múltiples aspectos relacionados con el sector privado y su actividad y, en concreto, Manuel Vilches, director de Relaciones Institucionales, reflexionó sobre los retos del sector asegurador, apoyándose en los datos del informe ‘Sanidad privada, aportando valor: Análisis de situación 2019’. De acuerdo con éste el seguro de salud crece año a año y que hoy hay ya 8,5 millones de asegurados (sin incluir los más de 1,8 millones de usuarios del sistema privado en el modelo de mutualismo administrativo) que contribuyen a la descarga y el ahorro del sistema público.

Aún así, apunta Vilches, “el sector sanitario tiene que enfrentarse a importantes retos ya recogidos por el Informe Diez temas candentes de la sanidad española en 2019, como la ausencia de un interés político por el sector privado y, en consecuencia, de una política sanitaria que tenga en cuenta ambos sectores, dificultades para mantener las pólizas a un precio bajo o la necesidad de avanzar en el seguro a largo plazo, con compromisos por ambas partes, entre otros”.

Por su parte, Ángel de Benito, secretario general de la Fundación IDIS, explicó cómo desde hace algunos años se ha producido una notable concentración en el sector asegurador privado, de tal forma que las cinco primeras compañías representan el 72% del mercado en volumen de primas. A este respecto, es destacable, además del mencionado crecimiento del número de asegurados, la mejora sustancial del área de provisión hospitalaria en las últimas décadas, lo que implica nuevas capacidades de gestión y financieras. “Ante este panorama -concluyó- hay que abordar la realidad y avanzar en prácticas que refuercen la trayectoria y crecimiento del sector como, por ejemplo, superar la relación de las aseguradoras con los provisores mediante pago por actividad y valorar el pago por resultados o empezar a pensar en el carácter sustitutivo del seguro privado -actualmente solo vigente en el modelo MUFACE- tal y como está ocurriendo en algunos países de Europa y Latinoamérica”.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

“Es fundamental crear un Pacto Sanitario y eliminar las barreras artificiales generadas entre sanidad pública y privada”

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter