nuevo informe nuevo informe de Allianz Partners 'La movilidad del futuro' ('El mundo en 2040').Allianz Partners 'La movilidad del futuro' ('El mundo en 2040').

¿Cómo será la movilidad en 2040?

Las predicciones para 2040 apuntan que el número de fallecidos en carretera en países desarrollados descenderá hasta cero, a la vez que se reduce el número de accidentes de tráfico. Los vehículos autónomos se convertirán en lo habitual, y las calles y autopistas inteligentes transformarán la infraestructura de la red de carreteras. Así será la movilidad en dos décadas, de acuerdo al nuevo informe de Allianz Partners ‘La movilidad del futuro’ (‘El mundo en 2040’).

“Hay 4 tendencias que transformarán la movilidad en el futuro y que ya están presionando a los actuales gobiernos para que intervengan y cambien drásticamente el devenir del transporte en carretera y el futuro de las ciudades. Éstas son: el rápido incremento de la contaminación en zonas urbanas, el cambio climático, la bajada del precio de generación de la energía renovable y el desarrollo tecnológico para aumentar la capacidad de las baterías de los vehículos“, señala el futurólogo y auto del informe, Ray Hammond

Tendencias clave para movilidad en 2040

  • Habrá muy pocos accidentes de tráfico graves, heridos graves o fallecimientos en carretera.
  • La tecnología de asistencia al conductor como el freno automático, el sensor de peatones, la alerta de colisión frontal, el aviso de cambio involuntario de carril, el detector de ángulos muertos y la monitorización de la atención del conductor, contribuirán a la sensibilización del público en general sobre los tiempos de conducción y demostrará que los vehículos autónomos son más seguros que los conducidos por humanos.
  • Los vehículos para el transporte de largo recorrido y mercancías serán autónomos, pero podrán controlarse de manera manual para, por ejemplo, permitir el acceso a una vía secundaría en zonas rurales en las que no hubiera carreteras inteligentes o infraestructura de la red mínima.
  • Las compañías tecnológicas como Apple, Google y Uber podrán competir en un futuro, en la industria de la movilidad junto a los fabricantes de automóviles, puesto que el sector se desarrollará en torno a la tecnología y los softwares.

Cambios en la propiedad y la conducta del consumidor

  • La mayoría de la población en los países desarrollados no contará con vehículo propio porque, en su lugar, será suscriptor de movilidad.
  • Para recorridos cortos, los usuarios optarán cada vez más por vehículos y motos eléctricas disponibles en las plataformas de intercambio.
  • En los vehículos autónomos, los pasajeros podrán aprovechar, durante el recorrido, para trabajar, jugar, dormir, socializar (en el mismo lugar o de manera remota), participar en viajes virtuales o formarse.

Cambios en los motores

  • Los vehículos que utilicen combustibles fósiles se sustituirán por vehículos eléctricos.
  • Los taxis eléctricos autónomos serán el principal transporte público y satisfarán las necesidades de los pasajeros a un precio similar al del autobús urbano hoy.

Sistemas de seguridad

  • Los sistemas de ciberseguridad para redes de carreteras serán de crucial importancia en la prevención de problemas de circulación.
  • Es muy posible que, en 2040, las fuerzas de la policía se vean sustituidas por fuerzas de ciberseguridad del tráfico, que tendrán por objetivo mantener nuestras carreteras y cualquier medio de transporte a salvo de interferencias maliciosas o criminales

Suscríbete a nuestra newsletter