Blockchain: una realidad o una moda pasajera

Luis Valverde

El 31 de octubre del año 2015, The Economist abría su portada con el siguiente titular “The trust machine: how the technology behind bitcoin could change the world”. Y, en su interior, bajo el subtítulo “The promise of blockchain”, sentenciaba que, más allá de la mala reputación de las criptomonedas como medio para el blanqueo de capitales o la compra de productos/servicios ilegales, se escondía el enorme potencial que tenía la tecnología que estaba detrás de dichas criptomonedas. La tecnología blockchain como una máquina para dotar de confianza a procesos en los que actualmente se necesita de un “tercero de confianza” (véase notario, registrador, banco central…): the ‘TRUST MACHINE’.

Sin embargo, casi 3 años más tarde, la misma prestigiosa revista incluía en su edición del 30 de agosto de 2018 un artículo que titulaba “Bitcoin and other cryptocurrencies are useless” y subtitulaba “For blockchains, the jury is still out” insinuando que dicha tecnología todavía no había demostrado su valor y que, por tanto, no había ‘veredicto’.

¿Qué ha cambiado? En mi opinión, nada. El estado actual de la tecnología blockchain es fruto de un proceso típico de maduración tecnológica que finalizará con la adopción de un estándar y 1 o 2 ‘challengers’, o en la desaparición de esta. Lo que pasa es que han pasado 10 años y todavía no tenemos un ‘veredicto’, un resultado cierto al que recurrir cuando nuestro CEO o nuestro cliente nos pide nuestra opinión. Y es que, a pesar del gran número de proyectos abiertos de blockchain, sólo alrededor de un 6% de los mismos se haya en fase de implementación (Informe RadarView de Avasant).

¿Es esto normal en el mundo de la tecnología? Creo que sí. Pongamos algunos ejemplos.

El lenguaje de programación Java, desarrollado por James Gosling en 1991, no vio la luz hasta 1996 y no se ha convertido en un estándar hasta el año 2012, particularmente, para aplicaciones cliente-servidor de web.

Otro ejemplo: la telefonía móvil. Esta tecnología fue anticipada ya en 1897 por William Edward Ayrton, catedrático inglés de física aplicada e ingeniería eléctrica. El 1940 se implantaron los primeros servicios de radiotelefonía en algunas ciudades de Estados Unidos. En 1978 en Chicago se crea una de las primeras redes de teléfonos celulares, 10 ‘células’ comunicaban a 2.000 usuarios. Hoy, el número de líneas móviles supera por primera vez a la población mundial. Los usuarios alcanzaron los 5.000 millones en 2017, y las tarjetas SIM se elevaron a 7.800 millones.

Y, si estos plazos son normales, ¿en qué momento se encuentra blockchain? Como hemos visto, desde el nacimiento de la idea tecnológica hasta su comercialización en masa o ‘estandarización’, todas las tecnologías pasan por diferentes estadios. Si utilizáramos los famosos TRL de la NASA, las tecnologías blockchain se encontrarían a mitad de camino hasta el máximo nivel de madurez (el 9), en lo que algunos llaman ‘el valle de la muerte’ de todo proyecto tecnológico. Desde otra perspectiva, el ‘Radar de Tecnologías 2018’ que elabora BBVA Next Technologies no posiciona ninguna de las tecnologías blockchain como ‘core’ para el banco, sólo 3 de ellas aparecen en la fase de ‘adoptar’ y la gran mayoría en la fase de ‘explorar’.

El nivel de implantación de blockchain en la industria aseguradora es muy similar al del resto de sectores. Muchos proyectos en laboratorio, pero pocas implantaciones en producción, y con un alcance limitado a un producto (microseguros en viajes – Fizzy) o como certificador de una firma o documento en una aplicación (WorldCare).

Quizás los proyectos más ambiciosos para el mundo asegurador, y que serán motor de esta tecnología durante los próximos años son el proyecto B3i, un consorcio internacional cuyo primer caso de uso pretende utilizar blockchain para probar procesos de post-colocación en contratos de reaseguro para catástrofes (Property Cat). Y el proyecto Cygnus de Tirea, que ha creado una red blockchain permisionada para el intercambio de información entre compañías para los contratos de coaseguro.

El caso de Cygnus es particularmente reseñable, porque se trata de la primera red operativa de blockchain entre compañías de seguros y tiene vocación de servir de laboratorio de pruebas para otros casos de uso dentro del sector. De hecho, Tirea ya está trabajando en un prototipo que permite la trazabilidad de consentimientos de datos personales entre diferentes actores de un proceso adaptado al nuevo RGPD y está en conversaciones con el consorcio B3i para convertirse en la ‘última milla’ española para contratos de reaseguro.

La red Cygnus ha sido desarrollada en colaboración con la consultora Grant Thornton y está ya operativa en formato MVP. En esta red participan Mapfre, AXA, Generali, Zurich, Reale, Caser y Pelayo.

No obstante, a pesar de ejemplos como el proyecto Cygnus de Tirea, en mi opinión, las tecnologías blockchain todavía tienen mucho que demostrar. Nacida como una tecnología llamada a cambiar las reglas del juego, la dura realidad ha ido modificando las expectativas creadas, sobre todo, en el mundo financiero donde nació: la consabida limitación en el volumen de transacciones por segundo.

Sin embargo, sus ventajas siguen ahí. Transparencia, seguridad, desintermediación, resiliencia; son características de esta tecnología que, según la consultora McKinsey, transformará por completo la economía mundial y el modus operandi de los servicios financieros, de salud, públicos, energéticos, etc. Sólo hay que encontrar el caso de uso. Uno que no requiera de un volumen de transacciones al segundo muy elevado, de hecho, menos de 10; y en el que exista ‘algo’ que se quiera certificar a lo largo de un proceso entre todos los actores participantes. Para mí, el paso dado por las principales entidades aseguradoras del país para convertir Cygnus en una red de blockchain operable para coaseguro, demuestra que esta tecnología es una realidad y no una moda pasajera.

Veremos en los próximos años si no tengo que publicar un artículo desdiciéndome de lo escrito hoy aquí.

Luis Valverde, Responsable Área Consultoría (TIREA)

MÁS NOTICIAS

Actualidad

La correduría Inguanzo & Riega llevará a sus clientes al único concierto de Bustamante en Santander

La correduría de seguros Inguanzo & Riega de San Vicente de la Barquera sorteará entradas …

Actualidad

Familiares y de vivienda, servicios jurídicos más solicitados al grupo Serviall

Durante el primer trimestre del año, los servicios jurídicos más solicitados por parte de los …

Actualidad

Los medicamentos innovadores proporcionan un ahorro directo en costes de hasta 8 veces el gasto que suponen

Los medicamentos innovadores proporcionan un ahorro directo en costes de entre 2,4 y 8,3 veces …