Adquiriendo una mentalidad digital

Araceli Camacho Mahamud

Transformación digital es uno de los conceptos más en boga últimamente, aunque a menudo suele tener significados distintos según quien la utilice, el espectro que se quiera abarcar y la profundidad con la que se quiera acometer.

A pesar de las divergencias, existen unos ejes sobre los que toda empresa debería pivotar para transformase digitalmente.

El primero y más importante es definir una estrategia digital. Esta viene a menudo caracterizada por la aplicación de nuevas tecnologías a las actividades de negocio existentes y/o con un foco en habilitar nuevas capacidades digitales (como las creadas por los avances de las tecnologías digitales e internet). Sin embargo, la estrategia digital puede ser formulada e implementada a través de una variedad de enfoques diferentes  más o menos disruptivos que pueden aportar diferentes grados de valor a la organización.

Otro eje crítico a tener en cuenta, son los aspectos de experiencia cliente, los denominados UX (user experience design), que es el proceso de mejorar la satisfacción del usuario con un producto al mejorar la usabilidad, la accesibilidad y el placer que proporciona la interacción con ese producto.

El último de los ejes consiste en incorporar el data-analytics en el know-how de la empresa. Entendiendo data analytics como el proceso de analizar, transformar y modelar los datos de que dispone o puede disponer la empresa para obtener información útil y desconocida con anterioridad.

No hay una sola formula para transformarse digitalmente, ni tampoco uniformidad en cómo, dónde y en qué fase aplicar las distintas tecnologías digitales que tenemos a nuestro alcance. La velocidad, potencia y disrupción de estas nuevas tecnologías nos abre la oportunidad de replantearnos los modelos de negocio, nuevas propuestas de valor y también nuevas formas de relacionarnos con los clientes y de crear relaciones duraderas con ellos.

Cuanto más profundo sea este replanteamiento mayor es la oportunidad de ganancia con la transformación digital. Podríamos definir la mentalidad digital, como el grado de consciencia a partir del cual nos planteamos esta transformación digital.

En este grado de consciencia es tanto más ventajoso cuanto mas se interioricen las siguientes palancas:

  • Incorporación de nuevas perspectivas en la forma de crear valor, a menudo requiere de un análisis que incluye el proceso de especificar la visión, los objetivos, las oportunidades y actividades relacionadas para maximizar los beneficios comerciales de las iniciativas digitales para una organización. Estos pueden ir desde un enfoque empresarial, que considera las oportunidades y riesgos más amplios que puede crear lo digital y, a menudo, incluye inteligencia de clientes, colaboración, exploración de nuevos productos / mercados, optimización de ventas y servicios, arquitecturas y procesos de tecnología empresarial, innovación y gobierno.
  • Necesidad de organizaciones mas líquidas. El grado de cambio y avance de las nuevas tecnologías es alto, se requiere pues compañías mas ágiles, que estén constantemente reformulando la creación de valor y a la vez que preparadas para captar nuevas oportunidades en cuanto estas aparezcan. Empoderar a todas las personas de la organización para captar estar oportunidades, aportar ideas, fomentar la comunicación y huir de los departamentos silos son algunas de las iniciativas que las empresas deben empezar a replantearse.
  • Data is the new gold. Las empresas digitales tienen que plantearse la forma de captar valor de sus clientes en forma de datos. Estos datos  son la fuente de conocimiento para ofrecer productos y servicios mas adaptados a lo que el cliente necesita y va a necesitar. En este punto la idea es saber lo que nuestros clientes van a necesitar antes que ellos tengan siquiera la necesidad.

En la era de la digitalización, la transformación digital además de tecnología, necesita impulsar organizaciones más humanas, con una visión más antropológica, más centrada en las personas y en cómo estas aportan más valor y colaboran de una forma más efectiva. Organizaciones que aprenden a un ritmo ágil y que incorporan y fomentan la creatividad interna y la innovación para aplicar las tecnologías digitales.

MÁS NOTICIAS

ADN DATA

Especial White Papers ADN, nueva publicación: Protección Familiar

ADN del Seguro, en su sección ADN Data, publica un nuevo White Paper que analiza el presente y …

Actualidad

Prevención de riesgos laborales a las puertas de la cuarta revolución industrial

El futuro que planteaba Terminator, en el que las máquinas tomaban el control y gobernaban …

Actualidad

Una de cada seis personas sufrirá un Ictus, alerta Fundación Mapfre

Cada año casi 120.000 personas sufren un ictus en España, una enfermedad que afectará a 1 de …