Ramón Sánchez Izquierdo | ‘Prima Facie, consecuencias impredecibles’

'La Ventana', Cadena Ser, programa del 10 de febrero

Hace menos de 30 minutos que he escuchado una entrevista al magistrado de la AP de Girona que firma la sentencia sobre la PBxCovid, condenando a SegurCaixa a darle cobertura a la paralización por cierre por la pandemia. Me hubiera gustado publicar el audio del podcast con un simple “sin comentarios” pero soy incapaz.

Yo creo que, como en el fútbol que todos llevamos dentro un seleccionador nacional, también llevamos un juez, y eso nos da derecho a opinar sobre las sentencias. Hay que respetarlas, y acatarlas, pero no podemos dejar de opinar sobre ellas…

Y no debe ser cosa mala ésta, pues significa que sentimos administración de justicia casi tan próxima como a nuestra selección nacional de fútbol.

Entiendo que los jueces y la magistratura en general no pueden saber de todo. Por mucho que nos empeñemos en formarles en temas tan específicos como tráfico de drogas, violencia de género o accidentes de tráfico. Y de ahí que sabiamente requieran de los servicios de peritos que les ayudan a interpretar las circunstancias en las que ocurrió el hecho que se juzga.

Pero debo suponer que cuando un tribunal no busca ese asesoramiento es porque se siente cómodo y capaz de entender de lo que se habla en la sala.

No soy yo quién para dar lecciones de nada y menos a un magistrado de un tribunal superior. Pero, en esa entrevista, el magistrado estaba comparando su caso con los juzgados en el Reino Unido (por cierto, a instancias del regulador) o en Francia. Y por lo poco que yo puedo conocer al respecto, nada tenían que ver.

Quizás hubiera sido interesante que explicara por qué, reconociendo en su sentencia que la cobertura de paralización requería de un daño material previo cubierto por la póliza, ha ignorado esa delimitación de la cobertura. Supongo que entrar en esa argumentación es menos interesante que entrar a hablar de la ‘business interruption’, fonéticamente leído como se escribe. Y no se hubiera hecho merecedor de los “estímulos” del conductor de la entrevista que le reforzaba su mensaje con expresiones del tipo ‘blanco y en botella’.

Me recuerda esta situación viejos tiempos (que creía superados) cuando también contra una aseguradora se dictó sentencia que la obligaba a indemnizar por RC ignorando el límite total de la garantía, por hacer un cálculo aplicando un sublímite por victima por el número de víctimas. Desde entonces hasta hoy ha llovido mucho, pero no parece que hayamos avanzado mucho. Estamos de nuevo ante una situación de “hacer justicia social con cargo al seguro”.

Esta sentencia se ha producido contra una bancoaseguradora. Y como es posible que se argumente que esto sea como consecuencia de una venta mal asesorada, me surgen muchas dudas de cómo vamos a tratar este asunto desde la profesión aseguradora. ¿Querrá esto decir que todos los que profesionalmente nos dedicamos a esta actividad (y que no nos consideramos intrusos) vamos a recomendar a nuestros clientes que no demanden a sus aseguradoras porque la cobertura de la póliza no se extiende para cubrir la paralización por pandemia o cierre gubernamental o administrativo?

Si así fuera, creo que estaríamos haciendo lo correcto; pero ¿podremos entonces explicarles a nuestros clientes por qué la justicia ha actuado así?

Yo me considero incapaz. Lo siento.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter