Rafael Bonilla | No es café para todos

Nunca olvidaré ese día. Yo creo que si no doy ese paso de pararme a pensar hoy es probable que ahora no estuviera escribiendo.

Lo primero que hice fue preguntarme a mi mismo si me gustaba mi profesión, la respuesta fue sí.

Lo segundo fue un afirmación a mi mismo: “O te “inventas algo” o en un pueblo de 17.000 habitantes y una isla de 75.000 en aquella época, hace 12 años, lo vas tener muy crudo para poder crecer ante la competencia bancaria, líneas directas, comparadores y los otros mediadores.

Lo tercero fue la chispa: Especializarme en ramo… luego vino otra chispa: Ibiza… rodeada de mar…… ¡Barcos!.

A partir de ahí empezó todo. Por supuesto que no me dirigí sólo a los barcos de Ibiza, me dije que tenía que irme a por toda España. Aunque, la verdad es que en ese momento no sabía cómo iba a llegar al mercado nacional.

No sabía todo lo que sé ahora sobre mindset y entrenamiento mental, pero yo cada día pensaba y pensaba “¿Cómo llego a ellos? ¿Cómo me van a ver como un especialista en seguros de barcos?” Y llegó de repente. Toda la estrategia que iba a hacer, me llegó por un vecino que me habló de anuncios en internet (pensad que en aquellas épocas no era tan fácil como ahora). También me habló de tener una web. Y no me lo pensé, yo fui autodidacta, aprendí a hacerme mi web, a poner anuncios en Google, a controlar Google Analitics, etc.

Pero ahora me doy cuenta que eso no fue mi éxito y QUE ESTO NO ES CAFÉ PARA TODOS. Me explico:

Analizando ahora, después de tantos años, y habiéndome posicionado como uno de los mayores productores en embarcaciones, me doy cuenta de por qué me ha funcionado. Y esto es lo que quiero transmitir a mis colegas mediadores de seguros:

1-Si tienes el conocimiento técnico de nuestra profesión.

2-Si después de la parte técnica te apasiona lo que haces, desde el punto de vista de que ayudas a tu cliente.

3-Si dominas el marketing digital en todas sus técnicas (embudos de venta, copywriting, videomarketing, redes sociales activas, email marketing, inbound marketing, etc)

4-Si te especializas ( y aunque no te especialices, también sirve) Y OFRECES VALOR AL PUBLICO (TU AVATAR) AL QUE TE DIRIGES en tu marketing digital… ERES IMPARABLE.

Pero, repito, esto no es café para todos, no vale pensarlo y no dar el paso, no vale quejarse de la competencia, POR QUE SI APLICAS LOS 4 PUNTOS ANTERIORES no tienes fronteras, llegas a todo el territorio nacional. Por eso, estoy harto de escuchar que los mediadores ‘pequeños’ no tienen futuro. Bueno, es verdad QUE LOS QUE NO SE TOMAN ESTE CAFÉ que propongo, lo tienen muy difícil, pero mucho.

Os hablo desde mi propia EVIDENCIA. Cómo un corredor pequeño como yo tengo alcance nacional, porque sin saber en aquellos tiempos lo que hacía, ahora es lo que os enseño: ES LLEGAR COMO UNA AUTORIDAD (en marketing digital es que tu público te siga porque te consideran especialista de lo que hablas y les das valor) a tu prospecto gracias al marketing digital. Te pongo mi ejemplo, que me ha dado mi éxito:

1-ME METÍA EN LOS FOROS DE NAVEGANTES Y CUANDO HABIA PREGUNTAS DE SEGUROS YO CONTESTABA, NO VENDÍA, APORTABA VALOR, AHORA ES LO QUE LLAMO LA SIEMBRA

2-EMPECÉ A IR A LOS SALONES NÁUTICOS CON MI PROPIO STAND E IMAGEN DE MARCA (El Seguro de mi Barco) y con mi tagline “No somos comparadores, somos personas”. ¡Me acuerdo que tuve que pedir un crédito al banco para poder pagarlo!

3-Negocié con las compañías un producto exclusivo

4-En las redes sociales y en mi blog  no paraba de dar contenido de valor.

5-Cuando llegaba el momento de la venta ya era conocido (esto tardó unos dos años) como un corredor que entendía de los seguros de barco.

6-Despues de la venta siempre estoy ahí, incluso en periodo estival atiendo un domingo a un navegante que me llame.

Entonces, si yo lo he conseguido, cualquier mediador puede conseguirlo, pero si no cumple los 4 puntos que he señalado más arriba no marcará la diferencia. Por eso, no permitas que te llamen corredor pequeño, o agente pequeño, o que si no te unes a una gran correduría estás perdido: NO TIENES FRONTERAS SI TE LO PROPONES.

Entonces, ¿Te tomas el café?

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter