José Luis Latorre | ‘El Principio de Arquímedes’

Cuando estudiaba bachillerato, la física no se me dio especialmente bien, pero si algo se me quedó grabado fue el Principio de Arquímedes que dice: “Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo experimenta un empuje vertical hacia arriba igual al peso del fluido desalojado”. Esto es: Que igual que nos hundimos, salimos a flote.

El jueves, leyendo la noticia de que Grupo Catalana Occidente había crecido un 0,3% en volumen de negocio superando los 4.500 millones de euros y había generado unos beneficios de 270,10 millones, con una caída del 36,4% por el lastre del seguro de Crédito, se me ocurrió escribir sobre este tema.

La noticia tuvo su repercusión en redes sociales. Hubo cuentas que se hicieron eco sólo de la caída de beneficios y otras que destacaron su incremento en ventas en un año realmente complicado. En mi opinión, el resultado es magnífico, fruto de una excelente gestión. En 2020, y seguro que durante dos o tres trimestres de 2021, la economía española está siendo y será un submarino que ha estado en el fondo, con un nivel de impagos e incidencias elevadísimo, como no podía ser de otra manera, ya que muchos negocios han tenido que “bajar la persiana”, con el efecto en cadena que esto ha tenido y sigue teniendo.

Era evidentemente que el seguro de Crédito tenía que salir lastrado en resultados con esta situación. En concreto, la aseguradora del grupo con actividad en seguro de Crédito la caída de resultados ha representado un 78,8%. Un retroceso, aunque previsible y lógico por el efecto de las menores ventas y el incremento de reclamaciones con resultado de indemnización y las consecuentes reservas por las incidencias que ha habido estos últimos 350 días derivadas de la pandemia, representa la situación de determinadas actividades aseguradoras especializadas.

¿Qué otros productos se han visto afectados y afectarán las cuentas de resultados de las aseguradoras?

  1. El seguro de D&O: se están endureciendo las políticas de suscripción desde hace tiempo, y los concursos en el momento que se levante la moratoria el 14 de marzo en concreto y habrá cola en los juzgados mercantiles.
  2. El seguro de Asistencia en Viaje: con nula venta e incidencias y reclamaciones de todos los viajes comprados antes de la pandemia y no disfrutados.
  3. El seguro de Impago de alquileres: pese a las moratorias y legislaciones concretas a raíz de la pandemia, aunque creo que se va compensando por una mayor demanda de los propietarios para nuevas rentas.
  4. El seguro de Decesos: por un incremento no previsto de fallecimientos.
  5. Los seguros de Salud: ya que los tratamientos pandémicos son largos en cuanto a estancias hospitalarias, sobre los que requieren de cuidados intensivos.
  6. El seguro de Contingencias o de cancelación de eventos: ¡qué decir sobre este tipo de seguros que sufro en carne propia!

Los casos anteriores, sin lugar a duda, afectarán a las cuentas de resultados de las aseguradoras, como otros productos que pueden verse afectados en breve tiempo:

  • La Responsabilidad Civil Sanitaria, ya que el incremento de fallecimientos puede conllevar un incremento de reclamaciones por errores médicos o clínicos porque mucho aplauso pero “la pela es la pela”.
  • La Responsabilidad Civil Patronal por el posible contagio en puestos de trabajo y posterior fallecimiento.

Otro tema que podría afectar muy negativamente las cuentas de explotación de las aseguradoras sería la generalización de la famosa sentencia de la Pérdida de beneficios por la COVID-19 por el cierre de una pizzería.

Aunque estos tres últimos casos son “seguro-ficción”, pueden ser una espada de Damocles que cuelgue en el sector durante un cierto tiempo.

En muchas ocasiones, he comentado en público y en privado la importancia de la especialización para distinguirnos de la competencia. En el caso de la empresa a la que represento, la COVID-19 ha sido un torpedo en la línea de flotación, no por la siniestralidad y sí por la casi nula actividad: una caída de facturación del 80% se nota… Pese a ello, y gracias al Principio de Arquímedes, volveremos a resurgir todos los sectores afectados y con mayor fuerza, “ya que lo que no te mata, te hace más fuerte”, y de esta no saldremos muertos.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter