José Luis Latorre | ‘Con dientes de leche aún…’

Que no de mala leche… Pues ya hace un año, convulso y trascendente. Un antes y un después en la Humanidad; un hito, al igual que la crisis del 29 o la segunda guerra mundial. Qué nos deparará el futuro, no lo sabemos, pero seguro que las generaciones futuras nos estudiarán.

Todo es frágil. Cualquier variante resistente puede hacer que todo se rompa. Pese a ello, la Humanidad, como siempre, lucha para sobrevivir y avanzar. Al principio de esta pandemia, pensaba (deseaba) que saldríamos mejores, viendo nuestra fragilidad y cuidando del medio ambiente y cuidándonos más nosotros. Después de un año, no solo tengo dudas de que esto pase, sino que, solo con ver a los políticos cómo hacen uso de tanta desgracia en el afán de arrancar un puñado votos, pienso que ha podido pasar justo todo lo contrario.

Durante este año, hablamos de lobbies y salieron algunos, Facua, Unespa, las asociaciones, reuniones virtuales, de venta de seguros, de la Ley de Contrato de Seguro, de estafas, de igualdad entre mujeres y hombres, del Canal de Suez… de lo que se nos venía encima.

El artículo de opinión de hoy os lo dedico a vosotros, a los que habéis tenido la paciencia de leerme durante un año, esporádicamente, habitualmente, en diagonal o analizando. A los que habéis criticado mis escritos, gracias, tanto si ha sido en público como en privado. Gracias por leerme. Siempre prefiero las críticas en público, ya que me hacen mejorar, pero, oye, cada uno lo hace como quiere o como sabe… En cualquier caso, a mí me viene bien y solo quiero daros las gracias.

Durante este año ha habido artículos con más de 7.400 lecturas y algunos con centenares. Todos ellos escritos en libertad, sin coacciones y huyendo del amarillismo, a pesar de que renunciando a este era consciente de que rechazaba lograr lecturas a toca costa. Por el contrario, mi intención ha sido siempre la crítica respetuosa, aunque desde el desacuerdo. Espero que los que se hayan sentido aludidos lo hayan entendido así.

Hoy, cuando se publica esta tribuna, se están desarrollando unas votaciones, colofón de una campaña bronca, irrespetuosa, en la que ha faltado la educación. Un desastre, al fin y al cabo, viendo cómo se han expresado los diferentes partidos. Lo único que puedo decir es que si yo tuviese que votar en estas elecciones y a la vista de que los políticos son los representantes del pueblo, tendría serios problemas para decidirme. Ninguno se merece liderar nada más allá de una taberna portuaria del siglo XIX en una isla pirata, de donde ninguno de ellos debería haber salido nunca.

En lo personal, este año ha sido difícil para mí: el trabajo cayó en picado y falleció mi más fiel seguidora. No ha sido un año que pase a los anales de la historia como el mejor pero probablemente tampoco será el peor.

Espero (deseo) que los próximos aniversarios de esta vuestra tribuna traigan mejores noticias, temas que abordar, reflexiones que todos debamos hacernos y que se convierta en dulce el osito y nadie nunca pueda sentirse ofendido porque a partir de este momento todo sea como el mundo de los teletubbies, pero me temo…

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter