Jorge Benítez Verdejo | 2021, el año de la esperanza

  • El año 2021 se prevé duro y complicado desde el punto de vista empresarial.

El sector de la mediación ha conseguido sortear con relativo éxito, en comparación con otros sectores, un año distinto y difícil en todos los ámbitos de la vida, no sólo en el económico.

La situación nos ha enseñado que siempre nos podemos reinventar, que siempre nos sabemos adaptar a los cambios por duros y complicados que sean.

El sector de la mediación se ha adaptado a las nuevas circunstancias laborales de teletrabajo de una forma encomiable. Hemos adaptado nuestros sistemas y servicios de comunicación en un tiempo récord y esto dice mucho del punto de digitalización de nuestro sector.

Desde la patronal, pensamos que todavía nos queda un largo camino por recorrer en la digitalización de nuestras empresas de mediación. Pero es innegable que hemos avanzado mucho en poco tiempo. Y que lo que debemos trabajar y potenciar es esta inercia, para que no se corte el impulso y estemos seriamente posicionados con respecto a otros actores que, posiblemente con más medios que nosotros, carecen de nuestro ímpetu y cintura para la adaptación. Ésta debe ser nuestra fortaleza para seguir llegando y estando cerca de nuestros clientes, utilizando todos los medios que la tecnología nos ofrece actualmente sin perder la cercanía que nos caracteriza.

2021 debe ser un año de inflexión y de impulso para acercarnos lo antes posible a la situación económica y de empleo anterior al 2020. Y, como todas las situaciones en las que se retoma la actividad, es un momento de oportunidades y de reinventarnos adaptados a los nuevos vientos que nos llegan.

La digitalización, junto con la formación tanto en el ámbito empresarial como en el profesional, debe marcar nuestro día a día para seguir destacando como el único canal profesional de distribución de seguros.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter