El ramo de Salud da la talla ante la pandemia

La COVID-19 deja al sector asegurador con un 8,30% menos de ingresos por primas en 2020

Los ingresos de las aseguradoras por primas a cierre de 2020 se situaron en 58.850 millones de euros, un 8,30% menos que un año atrás. El descenso se debe, principalmente, a la paralización económica generada por la irrupción de la pandemia de la COVID-19 y las medidas adoptadas para contenerla. Es importante, señala Unespa, destacar que el sector asegurador preserva unos niveles de solvencia elevados que superan con creces las exigencias que marca la regulación y que también ha mantenido el servicio a sus clientes con normalidad a lo largo del ejercicio.

Debemos tener en cuenta el impacto de la pandemia, [pero] podemos sentirnos satisfechos con la evolución del sector. [Éste] ha seguido ofreciendo sus servicios manteniendo la misma calidad, atendiendo a sus clientes en plena pandemia y dando amplia coberturas para dar asistencia por COVID-19 (antes no contempladas).

Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa.

De los ingresos logrados en el año, 37.046 millones de euros correspondieron al ramo de No-Vida y los 21.804 millones restantes al de Vida, según muestran los datos provisionales recabados por ICEA. Las líneas de negocio que más han acusado la caída de la economía española han sido los seguros de Vida-Ahorro, Automóviles y Diversos.

El comportamiento de Vida

La facturación del negocio de Vida, reflejada en los ingresos por primas, menguó al cierre del cuarto trimestre un 20,78% en términos interanuales. El volumen del Ahorro gestionado a través de seguros se ha mantenido, no obstante, estable. Las provisiones técnicas se situaron en 193.826 millones de euros al acabar diciembre, una cantidad muy parecida a la de 12 meses atrás.

La decisión del gobierno en cuanto a los planes de ahorro no es acertada pero seguimos apostando por el seguro como un canal de ahorro para la sociedad, solicitando el apoyo normativo y regulatorio de las administraciones para hacer posible el desarrollo de productos que respondan a esta necesidad. 

Si no hemos llegado a un acuerdo, la responsabilidad final es del gobierno en su conjunto.” 

Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa.

El comportamiento de No-Vida

A pesar de los descensos experimentados por Automóviles y Diversos, la facturación del ramo de No-Vida se ha mantenido en positivo. Los seguros que protegen inmuebles crecieron un 3,08%, hasta los 7.753 millones. Entre tanto, la partida de seguros de Salud repuntó un 5,01% a cierre de año, hasta los 9.383 millones.

Salud es el ramo que más crece, [en particular] un 5% interanual. Un ramo que [recordemos] crece de forma ininterrumpida desde 2000″.

José Antonio Sánchez, director general de ICEA

Los seguros del Automóvil redujeron su facturación un 1,96% en términos interanuales y cerraron 2020 con unos ingresos de 11.091 millones de euros. Entre tanto, los seguros Diversos aportaron 8.819 millones. Es decir, un 0,73% menos. Esta categoría agrupa distintas protecciones, muchas de ellas ligadas a la actividad económica. Aparece en las tablas de la presente nota de prensa bajo el término ‘resto no vida’.

Previsiones para 2021

“2021 es el año más complicado para hacer cualquier tipo de previsión, [en parte debido a] la eficacia de las vacunas.
Creemos que el conjunto de ramos de No-Vida crecería en torno al 3%. En cuanto a Vida las previsiones no son muy halagüeñas. Ya que más allá de la pandemia, influye el bajo entorno de tipos de interés”.

José Antonio Sánchez, director general de ICEA

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El ramo de Salud da la talla ante la pandemia

La COVID-19 deja al sector asegurador con un 8,30% menos de ingresos por primas en 2020

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter