unespa ahorro gestionado

Sector y mediación, contrarios a la subida del Impuesto sobre Primas de Seguros

El anteproyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2021 dentro de sus medidas fiscales incluye el incremento del tipo sobre Primas de Seguros (IPS). En particular los PGE 2021 plantean una subida del 6 al 8% argumentando que “el tipo no ha variado desde 1998 y que España se sitúa en el tramo medio-bajo de la UE (Alemania, 19%, Francia, 9-33%, e Italia, 12–21,25%)”.

Con esta medida se prevé un aumento de la recaudación de 507 millones de euros, repartidos en 455 en el próximo 2021 y los restantes 52 millones en 2022. Específicamente la cantidad a recaudar el próximo año supondría un incremento de casi el 25% en la recaudación de este tributo.

Penetración del seguro en España

El 95% de las familias españolas tiene alguna póliza contratada. Las más comunes son las de automóvil (79%), hogar (74%) y decesos (45%), según ‘la Encuesta de Presupuestos Familiares’. Igualmente, es evidente que cualquier empresa tiene contratados diversos seguros para el desarrollo de su actividad económica, desde los seguros de Responsabilidad Civil a los de robo o daños en sus instalaciones productivas.

La reacción del sector y la mediación

Unespa, como Asociación Empresarial del Seguro, no tardó en mostrar su descontento con “esta modificación que, de aprobarse, afectará negativamente a las familias y empresas españolas. E impactará, indirectamente, sobre el sector asegurador”.

“Se trata de una medida desproporcionada y carente de justificación. El encarecimiento de la fiscalidad del seguro puede derivar en una disminución de las protecciones que contratan familias y empresas y, por consiguiente, en una mayor exposición al riesgo por parte del conjunto de la sociedad y la economía del país”.

Unespa, en nota de prensa

Subida de impuestos, sí, pero progresiva

El Consejo General de Colegios de Mediadores de Seguros aboga por analizar esta posible subida del IPS desde otro prisma. En el contexto de crisis que estamos atravesando, la ve como un “apoyo” para la recuperación económica de España.

No obstante, aboga por un incremento del IPS “progresivo, ya que los más afectados son los que tienen la rentas más bajas”. Y no se queda ahí, y plantea como alternativa que “una vez pasado este momento de necesidad, el IPS vuelva a bajar del 8% al 6%”, concluye Sarasúa.

No ayuda ni al sector, ni a los consumidores

Sin embargo, tal y como recuerda CIAC (Coordinadora Independiente de Asociaciones de Corredores y Corredurías de España) esta posible subida del IPS puede tener como consecuencia una disminución del nivel de protección tanto a nivel personal, como familiar o empresarial. “No ayuda ni al sector asegurador, ni a los consumidores de seguros”, sentencia presidente, Pablo Lariño.

En un momento de crisis en la que la adecuada protección es más necesaria que nunca, no creemos que una subida que afecta prácticamente a toda la población vaya a tener efectos positivos. Es cierto que el incremento no es muy elevado, pero en tiempos de crisis esta medida puede afectar negativamente a las familias y a las empresas”.

Pablo Lariño, presidente de CIAC

Un impuesto que no aporta valor al seguro, ni beneficio a quien lo intermedia

El contexto de este posible incremento en el IPS es un aspecto que marca la diferencia, coincide Fecor (Federación de Corredores y Corredurías de Seguros de España). Pues, al “posible agravamiento” de esta crisis, con las dificultades económicas que conllevará para las familias, se suma que esta medida recaudatoria se traduciría en el “encarecimiento de la adquisición de seguros”; explica Juan Antonio Marín, presidente de Fecor.

“En caso de aprobación, los corredores y corredurías de seguros seremos la correa de transmisión efectiva de esta medida a los asegurados […]. Tendremos que explicarles que en la subida de primas de las renovaciones de sus seguros, o en la contratación de las nuevas pólizas, hay un factor importante que afecta al precio: un impuesto que ha aumentado y que, además, no aporta valor alguno al seguro en sí, ni beneficio a quien lo intermedia“.

Juan Antonio Marín, presidente de Fecor

Incapacidad para afrontar los riesgos propios y los daños provocados a terceros

El intermediario, es decir, el mediador, también se verá afectado, porque esta reducción del gasto neto destinado a la protección de consumidores, familias, empresas, etc., también “la sufrirá toda la mediación“, puntualiza Santiago Macho, presidente de AUNNA.

Pero Macho pone el punto de atención en otro aspecto: “Esto provocará una sobreexposición a los riesgos, que a su vez provocará la incapacidad de afrontar los riesgos propios, así como los riesgos frente a daños provocados a terceros”.

“Nos parece una medida totalmente inapropiada y nada acertada con un único fin: el recaudatorio. Aumentar el tipo impositivo […] lejos de ayudar en una situación de pandemia, supone una vuelta de tuerca a sus economías”.

Santiago Macho, presidente de AUNNA

Un desacierto total, una temeridad

Unos adjetivos, también negativos, utiliza Apromes (Asociación Profesional de Mediadores de Seguros), en este caso Javier García-Bernal, su presidente, explica: “Es un desacierto total, supone una temeridad subir impuestos en un momento en que la sociedad española en general está sufriendo las consecuencias económicas de esta pandemia […]. En otros países de Europa se ha optado por ayudar a la ciudadanía con todo tipo de  subvenciones, mientras que España opta por aumentar la presión fiscal para aumentar la recaudación del Estado”.

Un revés a la posible recuperación del sector

Una visión negativa que también comparte AEMES, quien ve que pueda, a la larga, suponer “un revés a la posible recuperación del sector“. Es por eso que Jorge benitez, presidente AEMES, aboga porque “las medidas para la recuperación deberían ir encaminadas a la potenciación de las actividades e inversión por parte de las empresas así como favorecer el consumo de la población. Ambos factores se ven trabados por el encarecimiento de los seguros vía subida de impuestos y a la falta de atractivo en el ahorro complementario por la inexistencia de incentivos fiscales”, concluye.

Una medida que no suma; en todo caso, dificultará

También se postula en contra de esta medida ADECOSE, argumentado que “conceptualmente, todo lo que sea una subida de impuestos es siempre una restricción a las reglas del mercado. No estamos de acuerdo con que se suban los impuestos y, en concreto, con esta medida que afectará a la actividad de nuestro mercado en los próximos años, ya que es una actividad que sigue a la economía. Si la economía se ralentiza, el seguro también“.

“En cualquier caso, no considero que una medida de un 2% sea definitiva a la hora de que el sector empeore. Lo que sí es cierto que es que esta medida no suma; en todo caso, dificultará”.

Es por esa misma relación economía-seguros que Martín Navaz, presidente de ADECOSE, termina su intervención coincidiendo con Fecor al señalar “que no tendrá un impacto positivo en la mediación”.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Sector y mediación, contrarios a la subida del Impuesto sobre Primas de Seguros

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter