zego motos

Los 3 motivos por los que un repartidor en moto debe tener un seguro profesional

Zego informa de que los servicios de delivery o de reparto a domicilio se han convertido en una de las piedras angulares de la llamada economía bajo demanda. Un salario marcado por la libertad de rechazar o aceptar cualquier pedido y la flexibilidad de los horarios han llevado a muchos jóvenes profesionales a hacerse repartidores. Desplazándose en vehículos como bicicletas o motos, estos profesionales permiten a los usuarios de este servicio disfrutar de menús de restaurantes en sus propios domicilios. Pero, ¿están estos trabajadores debidamente asegurados en el desarrollo de su actividad?

Cuando se menciona este sector, a menudo se habla de las condiciones laborales de los profesionales en relación a la empresa para la que trabajan, olvidando uno de los puntos más importantes: ¿qué pasa con su seguro? Desde Zego, empresa que desarrolla seguros flexibles para la economía bajo demanda, quieren resaltar los motivos por los que debes tener un seguro profesional si eres repartidor en moto.

Estos son los 3 motivos por los que debes tener un seguro profesional si eres repartidor en moto:

  1. Con la seguridad no se juega

Lluvia, tráfico, averías en el vehículo de trabajo… los profesionales de los servicios delivery se ven cada día sujetos a cientos de variables por el mero hecho de trabajar en la carretera. Más del 65% de los profesionales del reparto en moto a domicilio trabajan a jornada completa o superan las 30 horas semanales, según un estudio de mercado de Zego.  Este es un tiempo que el profesional debería estar cubierto por un seguro de responsabilidad civil profesional que garantice que, ante todo y en riesgo de accidente, te cubrirá cuando más lo necesites.

2.- Puedes permitírtelo

Varios son los repartidores que eluden la cobertura del seguro profesional disuadidos por los altos precios que ofrece el mercado tradicional del seguro en España. Mientras se consolidan nuevos modelos como el delivery en nuestra economía, la inflexibilidad prevalece en la mayoría de los catálogos de seguros disponibles, complicando a los profesionales la posibilidad de ofrecer sus servicios completamente cubiertos ante cualquier circunstancia adversa, ya que los seguros de responsabilidad civil a menudo sobrepasan las posibilidades económicas de estos trabajadores. Afortunadamente, la flexibilidad comienza poco a poco a tener presencia en el catálogo de pólizas, ya que existen nuevos productos. Es el caso del seguro Moto30 de Zego, que está específicamente pensado para aquellos repartidores en moto que superan las 30 horas semanales de actividad y que consiste en una cuota fija mensual desde 30 euros que cubre la responsabilidad civil por el uso tanto particular como profesional del ciclomotor.

Sobre este seguro, Gerardo Redondo, Country Manager de Zego España, destaca: “Con nuestro nuevo seguro Moto30, nos amoldamos a las necesidades de la mayoría de repartidores en moto, ofreciéndoles la tranquilidad de contar con una cobertura de responsabilidad civil para todos los posibles usos del vehículo, a un precio asumible y compatible con su proveedor de servicios. Otra modalidad que ofrecemos es la póliza MotoFlex, pensada para quienes reparten durante menos de 25 horas semanales y que flexibiliza el seguro por uso profesional al máximo, cobrando por minuto”.

3.- Evita la situación de infraseguro

La normativa vigente en España dice que todo propietario de un vehículo de motor debe tener un seguro obligatorio de responsabilidad civil, ya sea para uso personal o profesional. Sin embargo, a la hora de contratar un seguro, es recomendable que trabajadores y empresas declaren expresamente actividad comercial. Si no lo hacen, incurrirán en una situación de infraseguro (no frente a terceros sino ante el riesgo de que puedan repercutir los costes del siniestro contra él) y las aseguradoras tienen el derecho, en caso de accidente, de ejercer una acción de repetición contra el conductor autónomo, con el riesgo evidente que conlleva. Bajo este supuesto, los conductores de vehículos están corriendo un riesgo. Para evitar esta situación, desde Zego recomendamos que todo repartidor en moto o en bicicleta contrate un seguro. Como solución ideal, un modelo flexible en el que trabajadores y empresas estén aseguradas con seguros profesionales evitando el riesgo de caer en el infraseguro, pero que solo paguen más cuando estén usando el vehículo.