La asistencia jurídica, fuente esencial de información

La asistencia jurídica, fuente esencial de información

Fuente: ARAG

La velocidad con la que cambia la ley durante el estado de alarma y la desescalada ha multiplicado las dudas sobre la legislación

Hasta hace pocos meses, buscar un abogado se limitaba a situaciones en las que existía un problema. Con el estado de alarma y las actualizaciones constantes de la ley, las dudas se han multiplicado y los servicios jurídicos se han convertido en una de las principales fuentes de información.

Los ciudadanos estaban acostumbrados a que las leyes que les afectaban directamente tuvieran un proceso de implantación largo y pausado. Los medios de comunicación eran el principal altavoz para hacer llegar las normas a la sociedad y permitían que la información penetrara en los ciudadanos de forma clara y natural con el paso del tiempo.

Durante el estado de alarma, la velocidad con la que se han incluido y modificado las leyes ha confundido a la población. Han sido tres meses convulsos en lo que se refiere a la legalidad, ya que las nuevas normas limitan aspectos tan mundanos y rutinarios como la movilidad, las compras o el trabajo. Cada 15 días, con las prórrogas del estado de alarma y las fases de desescalada, estas normas se han ido adaptando a la nueva normalidad.

Si los cambios ya generan confusión, hay que añadir que conforme los medios se hacen eco de estas modificaciones, adelantan medidas que aún no se han implantado y que, cuando se publican en el BOE, cambian en algunos aspectos. Además, las redes sociales se inundan de opiniones de no expertos, que suman ruido de fondo y que confunden aún más a la población. Al final del día, con tanto volumen de informaciones y tan dispares, los ciudadanos no saben si están actuando correctamente conforme a la ley, por lo que recurren a los especialistas.

Del mismo modo que la pandemia ha puesto en valor otros servicios, la asistencia jurídica y el poder consultar de forma rápida y sencilla una duda a un abogado especialista también ha cobrado protagonismo. Desde ARAG, compañía especializada en seguros de defensa jurídica, confirman que se han multiplicado las dudas sobre la legislación y el asesoramiento jurídico. Ha habido dos grandes temáticas de consultas, por un lado, todo lo relacionado con temas laborales y por otro lado, aquello que ser refiere a vivienda y alquileres.

Miles de españoles han recurrido a estos seguros para resolver sus dudas en cuanto a la legislación actual, así como los problemas laborales o sobre la vivienda que han surgido durante el estado de alarma.

Conforme vayamos avanzando hacia la nueva normalidad, aparecerán y se seguirán modificando leyes, por lo que el seguro de defensa jurídica y el servicio telefónico que ofrece ARAG puede ser muy útil a la hora de resolver las dudas legales en cualquier ámbito de la vida particular.

Noticias relacionadas: 

Suscríbete a nuestra newsletter