banca-venta-cruzada

Jaque y ¿mate? a la bancaseguros

Si nos remontamos a los acontecimientos del último año, parece que, por fin, se empieza a poner coto a las prácticas abusivas que la banca ha venido ejerciendo como consecuencia de su posición dominante y, por qué no decirlo, hasta la fecha, de forma impune en el mercado.

Todo empezó hace poco más de un año. Sandra, una de las 3.2 millones de autónomas con problemas por la COVID-19, se lamentaba, en un video compartido en redes sociales, por como La Caixa le imponía un seguro para poder beneficiarse de la línea de avales pública gestionada por el ICO. Las redes de la mediación ardían en quejas e incluso economistas como Sala-Marí se hacían eco de la injusticia.

https://adndelseguro.com/vida/video-viral-autonoma-denuncia-imposicion-seguro-vida/

Esta oleada de indignación y denuncia provocó la respuesta del ICO y el Banco de España, para que la banca aplicara las mejores prácticas al comercializar los créditos, recordando que las entidades bancarias no pueden imponer, con carácter general, la contratación de otros productos o servicios.

La propia vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, declaró:  “El Gobierno y el Banco de España están muy vigilantes de que se cumplan las condiciones establecidas (en la concesión de los créditos ICO) y que no se condicione la aprobación de estos préstamos a la contratación de ningún otro servicio o producto“.

Pero, pese a todas las críticas y advertencias, la historia se repetía al comienzo del 2021 con una feroz crítica a la banca en general del escritor Arturo Pérez-Reverte en su columna donde denunciaba “la rapacidad y codicia de las grandes firmas bancarias en su despiadada búsqueda ciega de beneficios a toda costa” y denunciaba que “nadie les pone límites, nadie les para los pies”. Las fusiones, las reducciones de plantillas y cierre de oficinas hacían que el malestar no fuera exclusivo de mediadores sino de la sociedad en general.

https://adndelseguro.com/negocio/banca-protagonista-fusiones-comisione/

En el mes de febrero CIAC lanzaba un video denuncia y una campaña reivindicativa #cuéntanostucaso para denunciar las malas prácticas de la banca a la hora de vincular e imponer seguros a sus clientes. A esta iniciativa se han ido sumando otras asociaciones como Fecor, Aunna, el Consejo General de Mediadores de Seguros o Espanor (ahora Senda Brokers).

Asimismo, se escuchaban voces de la mediación para impedir que la banca participara en el plan de distribución de fondos europeos para la recuperación y se aprovechara así de una nueva oportunidad para imponer seguros a sus clientes.

El Colegio de Alicante, por su parte, aportó también su granito de arena organizando un evento centrado exclusivamente en el tema donde todos los ponentes coincidieron en que “la mala praxis bancaria es una realidad que no se puede negar y que ocurre cada día», reclamaron más medios técnicos y humanos para combatir la mala praxis bancaria y la exigencia para que se actúe de oficio ante esta práctica que desvirtúa el mercado y perjudica claramente a profesionales y consumidores.

Tanta presión tuvo su respuesta en marzo, cuando FACUA criticó las multas recibidas por las entidades bancarias tachándolas de ridículas, ya que por menos de un millón de euros al año no producen ningún efecto disuasorio en la comisión de irregularidades.

Finalmente, hace apenas unos días, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a quien ADECOSE trasladó su preocupación en febrero por las prácticas en la distribución de seguros de las entidades financieras, ha incoado un expediente sancionador contra Banco Sabadell, Banco Santander, Caixabank y Bankia, por posibles prácticas restrictivas de la competencia en la comercialización de las líneas de avales ICO COVID. En particular, la CNMC investiga la vinculación a distintos productos que los bancos habrían exigido como condición para que los clientes pudieran acceder a las líneas de avales ICO COVID.

Al final el clamor social y sectorial que viene denunciando desde hace años la impunidad bancaria a la hora de «comercializar» los seguros empieza a ver como gobierno e instituciones se hacen eco de esta mala praxis, y puede entreverse un horizonte más justo para profesionales y clientes pero… en esta cronología un nombre brilla por su ausencia: la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Efectivamente el órgano supervisor del sector no parece tener nada que decir al respecto más allá del clásico «traigan pruebas y lo investigaremos». La historia demuestra que no es suficiente ¿no creen?

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Jaque y ¿mate? a la bancaseguros

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter