coronavirus-colegios-mediadores

AEMES recoge las recomendaciones de la Dirección General del Trabajo para desaplicar los ERTEs de forma progresiva

En vista al ‘Plan de Desescalada’ de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno como consecuencia de la crisis sanitaria, la Dirección General de Trabajo (DGT) ha hecho pública una nota informativa indicando cómo se debe proceder por parte de las empresas que estuvieran aplicando un ERTE por causa de fuerza mayor, y quieran incorporar a la totalidad de la plantilla o a parte de ella, durante esta fase de desescalada. La patronal de la mediación, AEMES ha difundido en una nota informativa estas recomendaciones.

Con el Estado de Alarma en vigor, se adoptaron importantes medidas restrictivas de la movilidad y de la actividad económica, que por el momento ha sido prorrogado hasta el 9 de mayo. Estas medidas de contención implicaron la implementación de los ERTES, como medidas de flexibilización que permitían evitar la proliferación de despidos colectivos.

A partir del 28 de abril, se ha pretendido imponer una reactivación de la economía de forma progresiva, mediante la dinamización de aquellos sectores cuya actividad continúa limitada por el Estado de Alarma. En consecuencia, la DGT ha querido dar respuesta a las dudas suscitadas respecto a la forma en que las empresas puedan transitar hacia su reactivación.

De este modo, la DGT explica que las empresas que estuviesen aplicando las medidas de suspensión o reducción de jornada pueden renunciar a las mismas, de manera total o parcial, respecto de parte o la totalidad de la plantilla, y de forma progresiva según vayan desapareciendo las razones vinculadas a la fuerza mayor. Igualmente será posible alterar la medida suspensiva inicialmente planteada y facilitar el tránsito hacia reducciones de jornada, que suponen un menor impacto económico sobre la persona trabajadora y permitirán atender la creciente oferta y demanda de productos y servicios de las empresas.

Para poder realizar este levantamiento paulatino de las medidas adoptadas por un ERTE de fuerza mayor, será necesario comunicar a la autoridad laboral la renuncia a la medida autorizada o comunicada, ante una recuperación integra la actividad, y trasladar a la entidad gestora de las prestaciones la situación de afección y desafección de cada una de las personas trabajadoras.

Noticias relacionadas:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter