El Consejo General mira ya hacia las elecciones de principios de 2021

Quizá el amago de moción de censura en el Consejo General de Colegios de Mediadores del que tanto se ha hablado, no sea más que una declaración de intenciones o una forma de sondear apoyos de cara a las elecciones que la institución colegial celebrará a principios de 2021 y cuyo proceso electoral se pondrá en marcha a finales este mismo ejercicio.

Adelantar este proceso apenas unos meses y salvar las dificultades legales que planeta una reunión telemática en aras de garantizar el voto secreto, quizá ni siquiera estuviera en el calendario real de ninguno de los colegios.

El próximo lunes día 29 el Pleno del Consejo General votará los presupuestos y las cuentas de 2019. Unas cuentas auditadas sin salvedades y solventes, según aseguran desde el Consejo. Si son las cuentas las que despiertan salvedades, será durante el Pleno el momento de plantear las dudas y exigir explicaciones. Y si se trata de un posicionamiento electoral, quizá sea el momento de que aquellos presidentes colegiales que aspiren a presentar una candidatura, den un paso al frente.

Porque el momento que atraviesa la economía española y, también los agentes y corredores españoles, exige no poner palos en la rueda del órgano que representa a la Mediación en su conjunto. Y exige altura de miras. El banco de España acaba de alienarse junto a la banca en relación a las quejas respecto a la mala praxis de las ventas vinculadas. A partir de otoño el sector asegurador comenzará a tener datos del verdadero alcance de la crisis, cuando lleguen las renovaciones. Los mediadores tienen muchos desafíos por delante.

La actual presidenta se ha echado a un lado al confirmar que no se presentará a la reelección. Una oportunidad de oro para que los aspirantes comiencen a presentar sus proyectos y buscar el mejor futuro para el Consejo. Sin ruidos, sin distorsiones, y con los intereses de la Mediación siempre en el punto de mira.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter