El ramo de Salud da la talla ante la pandemia

Mapfre Economics ha rebajado una décima la previsión de crecimiento de España para este año hasta el 6%

Mapfre Economics, el Servicio de Estudios de Mapfre, ha actualizado sus previsiones sobre la economía mundial. Tras un 2020 en el que se registró la mayor contracción desde la Segunda Guerra Mundial (-3,3%), espera un repunte del 6% para este ejercicio, ocho décimas más que su anterior estimación del trimestre anterior gracias, fundamentalmente, al despliegue de los estímulos fiscales y monetarios. En este sentido, el impulso fiscal global se estima cercano al 3,5% en 2020, con EEUU, la UE y China como protagonistas.

“Aunque se espera que siga habiendo importes generosos en este ámbito durante 2021, este será sensiblemente inferior porque el espacio fiscal parece estar agotándose”.

Mapfre Economics en el informe ‘Panorama económico y sectorial: perspectivas hacia el segundo trimestre’

En el caso concreto de España, el Servicio de Estudios considera esenciales la recuperación del turismo y la gestión eficaz de los fondos europeos. Ante el riesgo de que se produzca un retraso en la restauración de la libertad de circulación y el acceso total a los servicios en general y, como consecuencia, se demore la recuperación del turismo, Mapfre Economics ha decidido rebajar una décima la previsión de crecimiento para este año, hasta el 6%, y en 1,3 puntos las de 2022, hasta el 5%.

“Después de un periodo largo de restricciones a la movilidad y en los servicios de hostelería, habrá que evaluar los daños económicos a largo plazo. [Respecto a los fondos europeos], la eficaz gestión y selección de proyectos para su aplicación serán determinantes para conseguir ganancias de productividad de la economía en el futuro, clave también para la sostenibilidad fiscal”.

Mapfre Economics en el informe ‘Panorama económico y sectorial: perspectivas hacia el segundo trimestre’

Esa mayor prudencia también la aplican los expertos para la eurozona, donde prevé un crecimiento del 4% en 2021, frente al 4,5% que espera a finales del año pasado, y del 4,1% para 2022, “teniendo en cuenta el alargamiento de las restricciones, los problemas de vacunación y las sucesivas olas pandémicas que se están prolongando en algunos países, pero también el inicio de la aplicación de los fondos de la Unión Europea a partir del segundo semestre de 2021”. Pese a ese recorte de las previsiones, Mapfre Economics ve controlados los riesgos de la eurozona tanto a nivel económico como financiero soberano, por la amplia liquidez, por los tipos bajos, por el apoyo del BCE y los programas de estímulo gubernamentales.

Una situación diferente es la que vive en Estados Unidos, lo que demuestra una recuperación a dos velocidades a uno y otro lado del Atlántico. Los economistas de Mapfre han elevado sus previsiones para la primera economía mundial, del 3,9% que esperaban a comienzos de año para 2021 al 6,6%, “gracias a unos planes de estímulo récord no vistos desde la posguerra, que se han trasladado en forma de cheques a las familias y, por tanto, ha tenido un impacto inmediato sobre el consumo y el ahorro”. Eso sí, apunta como uno de los riesgos principales el efecto monetario sobre la inflación y sobre los niveles de tipos de interés de mercado, así como su impacto sobre las emisiones en dólares en los países emergentes.

Mientras, China ha sido la que más fortaleza ha mostrado entre las grandes. Fue la única potencia que creció en 2020 (2,0%) y se espera que sea una de las que más lo haga también este año (Mapfre Economics prevé un 8,9% para este año, con lo que recuperará antes que nadie los niveles previos a la pandemia, y un 5,2% en 2022). “China se ha beneficiado de considerarse como la fábrica del mundo, donde su componente de exportaciones ha sido muy fuerte, estimándose un crecimiento superior al 20% en el primer trimestre de 2021”, añaden.


Previsiones del sector seguros

El informe incluye las previsiones para el sector asegurador en este contexto macroeconómico, contemplando un escenario optimista y otro pesimista en función de la evolución del consumo. En el caso concreto de España, las primas de seguros en el segmento de No Vida crecerán cerca del 4,0% en el segundo trimestre de 2021, en un escenario optimista, y cerca de 0,4%, en el pesimista.

“A futuro, dado que las variables subyacentes (expectativas, variables financieras y reales) no han cambiado (en la medida en que mantenemos ambas visiones del desarrollo de la pandemia), nuestra visión de lo que puede llegar a ocurrir a corto y largo plazo permanece prácticamente inalterado y las previsiones de los componentes del negocio No Vida también”.

En el caso del segmento del negocio Vida, esperamos una contracción del negocio Vida en el segundo trimestre cercana al 7,1% en el escenario optimista (la tercera parte que en las previsiones previas). En el pesimista, sin embargo, la mejora es marginal y el deterioro se acentúa según lo proyectado (casi el -39%).

“El negocio de Vida se deteriora, pero mucho menos de lo originalmente previsto. El motivo de esta divergencia puede encontrarse en el estímulo explícito que se ha dado al negocio asegurador en el que el tomador del seguro asume el riesgo de la inversión (unit-linked) y quizá también al menor ritmo destrucción de negocio Vida ahorro ante el cambio de la senda de tipos de interés y de las preocupaciones por la liquidez de los consumidores”.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El ramo de Salud da la talla ante la pandemia

Mapfre Economics ha rebajado una décima la previsión de crecimiento de España para este año hasta el 6%

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter