pension-unespa

El IEE pide mantener los incentivos fiscales a los planes de pensiones

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) reclama que no se reduzcan sino que se mantengan los incentivos fiscales a los planes de pensiones y argumenta para ello que España ya es uno de los países de la OCDE que ofrecen menores ventajas fiscales a estos instrumentos.

Así lo asegura el IEE en un informe sobre el marco fiscal actual de los planes de pensiones en el que hace también otras recomendaciones, entre ellas mantener la deducción en el IRPF por las aportaciones a los planes de pensiones.

Al mismo tiempo, apuesta por elevar “significativamente” los límites de las aportaciones realizadas a favor de los cónyuges sin rentas, tal y como recomienda el Pacto de Toledo.

El IEE opina además que la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones correspondiente al rendimiento financiero derivado de la gestión del plan debería tributar como parte de los rendimientos del ahorro generados a más de un año. “Este tratamiento debería aplicarse obligatoriamente también a la parte de esos rendimientos incluidos en las percepciones en forma de renta vitalicia”, precisa.

En lo relativo al fomento a los planes de empleo, el Instituto considera que habría que excluir del cómputo de las bases de cotización a la Seguridad Social las aportaciones a sistemas de previsión social. Además, aboga por reinstaurar la deducción fiscal en el Impuesto sobre Sociedades para las aportaciones a sistemas de previsión social.

Con carácter general, el IEE pide seguridad jurídica y un marco regulatorio “estable, predecible y favorable” para los instrumentos de previsión a largo plazo.

Se necesita un marco estable de incentivos fiscales

En su informe, la institución también defiende que los planes individuales y los planes de empleo son “complementarios” y no sustitutivos, por lo que considera que los incentivos a ambos instrumentos deberían simultanearse.

“El fomento del ahorro a largo plazo a través de los planes de pensiones contribuye a incrementar la inversión, la productividad y el nivel de vida de las sociedades”, asegura el IEE, que recuerda que España debe incrementar el ahorro para la jubilación ante el envejecimiento de la población.

Para ello, insiste, se necesita un marco de incentivos fiscales adecuado, “con vocación de permanencia a lo largo del tiempo, con mayor flexibilidad en la utilización de los instrumentos de previsión” y siguiendo las principales pautas de los países del entorno español.

El IEE recuerda que España cuenta con un nivel de expansión “muy reducido” de los planes de pensiones en comparación con el resto de las principales economías avanzadas y destaca que los beneficios de ahorrar mediante estos instrumentos son “múltiples” y no afectan sólo al individuo, sino a la economía en su conjunto.

“Si se consigue incrementar el nivel de ahorro nacional, se estará incrementando el nivel de fondos disponibles para acometer inversiones, uno de los principales motores del incremento de la productividad a largo plazo, lo que, a su vez, deriva en una mejora de las condiciones de vida de la sociedad. Además, el mayor ahorro canalizado por los fondos pensiones permite un mayor desarrollo de los mercados financieros”, concluye.

Noticia relacionada:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El IEE pide mantener los incentivos fiscales a los planes de pensiones

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter