El ramo de Salud da la talla ante la pandemia

El PIB no volvería a los niveles del 4T de 2019 hasta finales de 2022

El impacto de la tercera ola de la pandemia de la COVID-19, tanto en España como de manera más intensa en los principales países de nuestro entorno, y de la borrasca Filomena, ha ralentizado el crecimiento en el arranque de este año, retrasando un trimestre la recuperación económica. Además, se traslada a 2022 parte del efecto de las inversiones del Plan de Recuperación sobre el crecimiento.

La previsión del Gobierno, tal y como ha compartido el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, de acuerdo con la información disponible en este momento, es que la economía española crezca un 6,5% en 2021, mientras que en 2022 el crecimiento llegará al 7%.

De este modo, el Producto Interior Bruto (PIB) alcanzaría en torno a finales de 2022 el nivel que registró en el cuarto trimestre de 2019, el anterior al estallido de la pandemia.

En 2023, el crecimiento previsto se situaría en el 3,5% y ya en 2024 la previsión supera ligeramente el 2%, acercándose al crecimiento potencial de la economía, que se eleva en el medio-largo plazo respecto a la situación actual gracias al efecto de las inversiones y reformas del Plan de Recuperación.

Cuatro factores clave para la recuperación

Como el Gobierno viene señalando en los últimos meses, la evolución de la economía estará marcada por cuatro factores: el proceso de vacunación; la evolución del sector exterior; el apoyo al tejido productivo para evitar un impacto estructural de la pandemia en la economía y el empleo; y el despliegue del Plan de Recuperación.

Previsiones

El crecimiento previsto por el Gobierno para este año se sitúa en línea con el de las principales instituciones nacionales e internacionales, como el Fondo Monetario Internacional o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.

En cuanto al empleo, en 2020 el efecto de medidas como el apoyo público extraordinario a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ha permitido que la tasa de paro se haya mantenido muy por debajo de la registrada en crisis anteriores, con una significativamente menor caída del PIB.

La previsión es que la tasa de paro, desde la media del 15,5% del año pasado, se reduzca hasta una media del 15,2% en 2021, un 14,1% en 2022, y siga en la senda descendente en los años siguientes.
​​​

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El ramo de Salud da la talla ante la pandemia

El PIB no volvería a los niveles del 4T de 2019 hasta finales de 2022

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter