pib-2020-crecimiento-caida-previsiones-economia

El INE confirma el desplome histórico del PIB: cayó un 5,2% hasta marzo por la Covid-19

La economía española acusó el impacto de la crisis del coronavirus y retrocedió un 5,2% en el primer trimestre, su mayor desplome trimestral registrado en la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que arranca en 1970. Hasta ahora, la mayor caída trimestral del PIB era la del primer trimestre de 2009 (-2,6%).

Así lo ha confirmado Estadística con la publicación de los datos de Contabilidad Nacional del primer trimestre, similares a los avanzados a finales de abril, aunque con cambios en algunos de sus componentes.

Con el fuerte retroceso del PIB del primer trimestre, España se asoma a la recesión, ya que para que una economía entre en lo que se considera recesión técnica se requieren dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. En todo caso, se da por hecho una contracción del PIB en el segundo trimestre, mayor a la del primero, debido a que el periodo abril-junio se vio afectado por la paralización de numerosas actividades económicas como consecuencia de la declaración del estado de alarma.

En tasa interanual, el PIB del primer trimestre se contrajo un 4,1%, frente al repunte del 1,8% del trimestre anterior. Se trata del mayor retroceso desde el segundo trimestre de 2009, cuando la economía española se contrajo un 4,4% interanual. No se registraban datos negativos de PIB desde finales de 2013.

La demanda nacional restó 3,7 puntos a la variación interanual del PIB en el primer trimestre, 5 puntos inferior a la del cuarto trimestre. Por su parte, la demanda externa restó 0,4 puntos, nueve décimas menos que en el trimestre pasado.

En lo que respecta a la demanda nacional, el consumo de los hogares y las instituciones sin fines de lucro es el que presenta una aportación más negativa a la variación interanual del PIB, con -3,3 puntos, seguido de la inversión (-1,1 puntos). Esta evolución se vio compensada, en parte, por una aportación positiva, de 0,7 puntos, del gasto público.

Por parte de la demanda externa, las exportaciones restaron 2,1 puntos a la evolución interanual del PIB, frente a una aportación positiva de las importaciones de 1,8 puntos.

Caída histórica del consumo de los y 102.000 empleos menos en un año

Los datos trimestrales muestran un hundimiento del consumo de los hogares del 6,6%, su mayor descenso de la serie histórica. Por el contrario, el gasto público pisó el acelerador entre enero y marzo y creció un 1,8%, su mayor alza en doce años, concretamente desde el primer trimestre de 2008. Por su parte, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro y al servicio de los hogares avanzó un 0,8%, cinco décimas más que en el trimestre precedente.

El INE señala que la situación provocada por el coronavirus hace que ciertas variables, como las horas efectivamente trabajadas, sean más relevantes en los momentos actuales a la hora de medir la evolución del empleo. “Se considera que esta variable, frente a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, es la que refleja de manera más clara los efectos inducidos en el empleo por el brote de Covid-19 y las sucesivas medidas adoptadas”, apunta.

El PIB por población en edad de trabajar caerá un 10,5% en 2020, según BBVA Research, Fedea y Fundación Rafael del Pino

BBVA Research, Fedea y la Fundación Rafael del Pino estiman que la disminución del PIB por persona en edad de trabajar registrará una caída del 10,5% respecto al año pasado, con un peso equiparable en dicho retroceso de los factores de oferta y demanda.

Así se desprende de la cuarta edición del Observatorio sobre el Ciclo Económico en España, que tiene periodicidad semestral, en el que se analiza y cuantifica la influencia de un amplio conjunto de factores estructurales que determinan los ciclos económicos con la ayuda de un modelo diseñado por investigadores de las tres instituciones implicadas.

En concreto, se evalúan los factores estructurales que explican el comportamiento cíclico de la economía española durante la crisis de la Covid-19 y se estiman las principales perturbaciones estructurales que han afectado al crecimiento del PIB por persona en edad de trabajar durante 2019 y primer trimestre de este año, y las que afectarán a los tres trimestres restantes de 2020, condicionadas a las previsiones de BBVA Research.

Así, el Observatorio señala que la caída en el PIB por población en edad de trabajar como consecuencia del Covid-19 “no tiene parangón histórico”. De acuerdo con las previsiones publicadas en abril y el avance del PIB en el primer trimestre de este año, entre el último trimestre de 2019 y el segundo de 2020, su contracción podría ser de un 22%, lo que lo situaría en niveles de la segunda mitad de 1998.

En el último trimestre de 2020, y tras la recuperación de la segunda mitad del año, la caída se quedaría aproximadamente en un 6,5%, situando el PIB por persona en edad de trabajar con un nivel equivalente al de 2016. Por consiguiente, en términos anuales, la disminución para el conjunto de 2020 sería del 10,5% respecto a 2019.

Noticia relacionada:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El INE confirma el desplome histórico del PIB: cayó un 5,2% hasta marzo por la Covid-19

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter