Business graph with arrows tending downwards

2019 cerró con un incremento de la tasa de impago del 3,9%

El comportamiento del Índice Crédito y Caución de Incumplimiento muestra un incremento interanual de los niveles de impago en España del 3,9% al cierre de 2019. Sin embargo, su peor comportamiento, desde que comenzó a elaborarse, se registró en 2008, cuando los niveles de impago soportados por el tejido empresarial se multiplicaron por tres. A lo largo de la última década, este índice ha mostrado un comportamiento de dientes de sierra fruto de diversos factores, como la evolución del entorno de negocio, el acceso a la financiación bancaria y la prudencia en la gestión del crédito al cliente en el B2B.

Tras la mejoría encadenada de los niveles de impago en 2009 y 2010, fruto en gran medida de una mejora general en la selección del riesgo, el comportamiento de índice registró una nueva fase de empeoramiento en 2011 y 2012. El ciclo de mejora entre 2013 y 2015 estuvo muy vinculado a un intenso incremento de la actividad comercial. A partir del segundo trimestre de 2016, los niveles medios de impago soportados por la empresa española mostraron un cambio de signo hacia el suave empeoramiento que ha sido la tónica de los últimos años.

A raíz de este breve análisis, Crédito y Caución prevé que la evolución del indicador en 2020 estará muy condicionada por la duración e intensidad del brote asimétrico del COVID-19, que se ralentiza en China mientras se acelera en el resto del mundo, el impacto sobre los flujos de caja de la interrupción de las cadenas de producción y la disminución de la actividad comercial, así como los efectos de las diferentes medidas extraordinarias de acceso a la liquidez del tejido empresarial.

Noticias relacionadas:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

2019 cerró con un incremento de la tasa de impago del 3,9%

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter