teletrabajo

Un 57% de las pymes españolas no prevé aumentar el teletrabajo ni la inversión en tecnología que lo facilite

El 57,4% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en España ve nada o poco probable que el teletrabajo aumente en el futuro en su negocio, mientras que un 53,1% tampoco cree que lo haga la inversión en las herramientas tecnológicas destinadas a facilitarlo, según el estudio ‘Post-covid y Pymes’ realizado por la empresa de soluciones de gestión empresarial en la nube Sage.

El informe, para el que Sage ha encuestado a 300 pymes, señala que solo el 22,6% de estas empresas considera que existe una alta o muy alta posibilidad de que el teletrabajo se instaure en su negocio en el largo plazo sin que exista la obligación de confinamiento. Por ello, únicamente un 27,8% cree que hay una alta o muy alta probabilidad de aumentar la inversión y el uso de las herramientas tecnológicas que posibilitan ese trabajo en remoto.

De hecho, el 59,3% de los encuestados cree que, como mucho, quiere seguir teletrabajando el 25% de sus trabajadores, mientras que un 16,7% considera que el porcentaje que optaría por esa opción es de entre un 26% y un 50%. Por su parte, el 13,2% piensa que lo quiere entre el 51% y el 75% de sus empleados y solo el 10,8% apunta que entre el 76% y el 100% de su plantilla optaría por continuar teletrabajando.

Al ser preguntados sobre si consideran que el teletrabajo ha aumentado la productividad de sus trabajadores, un 48% cree que este aumento ha sido nada o poco notorio, frente a un 24,5% que sí está de acuerdo o muy de acuerdo con que sus empleados son más productivos gracias al teletrabajo.

Sage remarca que la instauración obligatoria del teletrabajo llegó de forma abrupta para todas las empresas, aunque algunas se han adaptado mejor que otras. Así, el 80% de las pequeñas empresas (1 a 50 trabajadores) creen que sí ha facilitado el trabajo en remoto para sus trabajadores, con consejos de adaptabilidad o pautas de buenos hábitos, pero tan solo el 3,4% de las medianas (51 a 250 trabajadores) considera haberlo hecho correctamente.

A pesar de esa poca adaptación en las medianas empresas, el 89% de sus trabajadores se encuentra teletrabajando desde el inicio de la crisis, algo que solo ha ocurrido con el 57,5% de las plantillas de las pequeñas empresas.

La digitalización se convierte en una prioridad

En contraste con las reticencias a la instauración del teletrabajo, este período complejo ha supuesto un cambio de mentalidad sobre algunos aspectos y un 66,7% de los encuestados creen que, a partir de ahora, la digitalización de su negocio es una prioridad alta o muy alta.

A pesar de estas aspiraciones, por el momento el 69,3% de los encuestados cree que el uso de software de gestión empresarial ha aumentado nada o prácticamente nada durante este período, frente al 12,8% que sí ha notado el cambio de forma notoria o muy notoria. En esta misma línea, el 80,5% no ha aumentado el uso de la nube para las aplicaciones de gestión o el almacenamiento y manejo de archivos.

Sobre su futuro económico, un 24,7% no ha observado una bajada de actividad durante la crisis, por lo que no ven necesario un período de recuperación, y un 33% cree que podría recomponer el negocio antes de que acabe 2020. Para el 35,3% de los encuestados esa recuperación tardará en llegar entre uno y dos años y un 7% cree que necesitará más de dos años para volver a los niveles de actividad previos a la crisis.

El consejero delegado de Sage para España y Portugal, Luis Pardo, ha afirmado que el estudio refleja una situación que ya se observaba antes de la COVID-19: “las pymes españolas necesitan asumir en su cultura corporativa la importancia de la digitalización para dar un salto de productividad y agilidad en sus negocios”.

Noticia relacionada

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Un 57% de las pymes españolas no prevé aumentar el teletrabajo ni la inversión en tecnología que lo facilite

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter