autos_0

El Volkswagen ID.3 PRO (eléctrico) y el Hyundai Nexo (hidrógeno), encabezan el ‘Green NCAP del 2021’

El RACC ha presentado los primeros resultados de las pruebas de sostenibilidad de ‘Green NCAP del 2021‘, el programa europeo de evaluación de vehículos que mide el impacto ambiental de los automóviles con el objetivo de promover el uso de coches más limpios.

De los 25 vehículos analizados este año, los mejor puntuados han sido el Volkswagen ID.3 PRO eléctrico y el Hyundai Nexo propulsado por hidrógeno. Los dos coches han recibido cinco estrellas de cinco posibles gracias a su mínimo impacto ambiental. A continuación, se sitúa el Toyota Prius 1.8 que tiene un motor eléctrico híbrido enchufable (PHEV) y ha conseguido cuatro estrelles de cinco posibles.

Las conclusiones del Informe

  • De acuerdo con los resultados de este estudio y de los anteriores, se puede concluir que los coches eléctricos son la opción más sostenible para los usuarios porque representan la elección más eficiente y limpia de todas las que hay disponibles en el mercado. Aun así, todavía se aprecian diferencias entre los coches eléctricos en materia de consumo de energía y eficiencia, sobre todo en entornos fríos.
  • El Hyundai Nexo es el primer vehículo de hidrógeno analizado por Green NCAP. A pesar de recibir cinco estrellas, la eficiencia energética de este tipo de vehículos es más baja en comparación con los coches eléctricos. Es necesario implantar mejoras en el sistema de infraestructuras de abastecimiento de combustible para aprovechar todo el potencial de los vehículos propulsados por hidrógeno, puesto que actualmente no suponen una propuesta práctica para la mayoría de los conductores.
  • El tipo de combustible no es un factor determinante para la obtención de estrellas, dado que entre los vehículos con más estrellas, encontramos tanto de diésel como de gasolina.
  • Los vehículos híbridos enchufables reciben calificaciones que varían de 2 a 4 estrellas. Las diferencias son atribuibles a la masa, el tamaño, la aerodinámica, así como a la implementación óptima de la arquitectura electrificada. Estos vehículos suponen una parte central en las estrategias de los fabricantes de automóviles para cumplir con los requisitos de emisiones de la flota de la UE, pero también suelen ser más pesados y complejos, puesto que tienen que adaptar su estructura a dos tecnologías de propulsión.
  • Las dos estrellas del Mitsubishi Outlander 2.4 PHEV, un vehículo híbrido enchufable, demuestran que la electricidad no siempre es la mejor alternativa desde un punto de vista medioambiental. De hecho, es improbable que un vehículo con un peso elevado, un gran volumen y una autonomía limitada ofrezca más ventajas respecto a un coche convencional.
    En cambio, el Toyota Prius, a pesar de tener la misma propulsión híbrida, ha obtenido cuatro estrellas de cinco posibles gracias a su larga experiencia en este ámbito.
  • Cuatro de los cinco vehículos que reciben una valoración más baja pertenecen a la categoría de Suv popular. Estos automóviles impulsados por gasolina o diésel que combinan elementos propios de un todoterreno y de un turismo convencional son: BMW X1 xDrive 18d, Volvo XC60 B4, Hyundai Tucson 1.6 GDI y Land Rover Discovery Sport D180 2.0. Ninguno de ellos supera mlas dos estrellas. El Ford Kuga 2.0 EcoBlue ST-Line es el único vehículo de esta categoría que consigue aprobar con dos estrellas y media.
  • La lista de coches testados también incluye 19 vehículos con motor de combustión. Para algunos de los vehículos analizados de gasolina y diésel es difícil encontrar el equilibrio para cumplir con los objetivos de eficiencia energética y emisiones. Aun así, el Skoda Fabia 1.0 TSIy el Volkswagen Golf 1.5 TSI consiguen lograr los niveles mínimos que exige Green NCAP en las pruebas.
El programa examina el rendimiento de los vehículos en condiciones de circulación real y los somete a pruebas más estrictas que las exigidas legalmente a los fabricantes.

La finalidad de ‘Green NCAP’ es promover vehículos menos contaminantes, más eficientes energéticamente y que supongan un mayor ahorro de combustible. Para conseguirlo, por una parte proporciona información independiente y rigurosa a los usuarios y, por otra, incentiva a los fabricantes para que desarrollen automóviles con la máxima eficiencia y las mínimas emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero.

En un futuro tendrá en cuenta nuevos indicadores como la autonomía de los vehículos o la energía consumida durante su proceso de fabricación y, a la larga, también examinará todo el ciclo de vida del producto. “Esto permitirá que la comparación entre diferentes tipos de combustible y fuentes de energía sea más completa y justa”.

En los dos primeros años de funcionamiento, Green NCAP ha evaluado un total de 69 vehículos de diferentes marcas.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El Volkswagen ID.3 PRO (eléctrico) y el Hyundai Nexo (hidrógeno), encabezan el ‘Green NCAP del 2021’

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter