La baja rentabilidad empuja a Vida al riesgo

La COVID-19, causante del aumento de la desigualdad entre las economías emergentes y los países industrializados

El estrés económico provocado por la pandemia agravará el riesgo político mundial a lo largo de 2021 e intensificará las amenazas a las que se enfrentan las ya debilitadas economías, esa es la principal conclusión del ‘Mapa de Riesgo Político 2021‘, publicado por Marsh Specialty.

El informe muestra el mayor incremento, hasta la fecha, del riesgo económico de los países de todas las regiones, impulsado por el aumento del gasto deficitario en los últimos 12 meses, lo que está produciendo un incremento de los riesgos de crédito soberano y comercial en las economías menos desarrolladas. Según el informe, la tensión de las finanzas públicas de los mercados emergentes podría aumentar el riesgo de impago soberano y también empeorar las condiciones de los negocios domésticos e internacionales.

Las conclusiones del ‘Mapa de Riesgo Político 2021’ son un reflejo de las del ‘Informe de Riesgos Globales 2021’ (Global Risks Report 2021) elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF), el cual resalta que la pandemia COVID-19 está aumentando la desigualdad entre las economías emergentes y los países industrializados, e impulsando la fragmentación social que, en los próximos 5-10 años, debilitará la estabilidad geopolítica.

El informe también alerta de que la desigualdad social es un riesgo presente en numerosas regiones, especialmente en América y Europa. En el futuro, es probable que la desigualdad influya en las elecciones, contribuya al nacionalismo político y económico y genere situaciones que podrían desencadenar conflictos.

A causa de la pandemia COVID-19, numerosos Estados han puesto en marcha medidas crediticias para apoyar y financiar a las empresas, proporcionándoles estabilidad económica. Si bien estas medidas están impulsando el comercio doméstico y las exportaciones, los críticos argumentan que estarían también manteniendo artificialmente las empresas ‘zombies’ (aquellas con elevadas cargas financieras y con dificultades de tesorería). El ‘Mapa de Riesgo Político 2021’ señala que existe el riesgo de quiebra de este tipo de compañías, una vez que los gobiernos pongan fin a estas ayudas.

“Mientras el mundo se recupera de los efectos de la COVID-19, se espera que las cuestiones relacionadas con la desigualdad social, el riesgo económico de los países y el nacionalismo de recursos estratégicos ocupen un lugar central e influyan en la toma de decisiones políticas.

Aunque la pandemia ha intensificado las perspectivas de riesgo, siguen existiendo oportunidades para las empresas, los financiadores y los inversores. Las soluciones aseguradoras de riesgo político y de crédito pueden ayudar a proteger el comercio y la inversión en capital, desbloquear la liquidez y permitir el crecimiento que alimentará y mantendrá la recuperación tras las crisis del COVID-19″.

Stephen Kay, líder Global de la práctica de Riesgo Político de Marsh Specialty
El ‘Mapa de Riesgo Político 2021’ se basa en datos de la plataforma World Risk Review de Marsh Specialty. La plataforma de riesgo país proporciona calificaciones de riesgo para 197 países y territorios a través de nueve indicadores relacionados con la seguridad, el comercio y las inversiones. El mapa interactivo puede utilizarse para ayudar a las multinacionales a tomar decisiones, de manera más informada, sobre cómo asignar sus recursos financieros y gestionar los riesgos asociados a sus operaciones, activos, inversiones y contratos en el próximo año.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

La baja rentabilidad empuja a Vida al riesgo

La COVID-19, causante del aumento de la desigualdad entre las economías emergentes y los países industrializados

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter