Nombre

Gemma Sánchez

Título

La póliza veterinaria, un aliado para las entidades

La mascota ya no es el simple animal de compañía de hace unas décadas. Poco a poco, y debido al cambio de estilo de vida de las personas, son un miembro más del núcleo familiar. Y las cifras así lo demuestran.

Según la ANFAAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía), casi la mitad (49,3%) de los hogares españoles tiene un animal en casa. Este alto porcentaje significa que el mercado veterinario tiene un potencial cada vez más grande en España.  

Los animales se han convertido en un amigo para los niños, pero también en un acompañante para los adultos. Aunque el perro y el gato siguen siendo los reyes, el abanico de mascotas no para de crecer y conejos, pájaros, hámsteres o hurones son cada vez más habituales.

Adquirir una mascota, sea la que sea, conlleva una responsabilidad de cuidado de estos animales, lo cual repercute directamente en el bolsillo de los españoles. Según Fundación Affinity, el gasto medio en alimentación, veterinaria, medicamentos y limpieza de un perro está entre los 700 y los 1.500€ ya que el gasto depende mucho del tamaño de la mascota.

En este contexto es donde las pólizas veterinarias se convierten en un aliado para los propietarios, ya que permiten un ahorro medio de entre el 40 y el 47% de la factura anual en los actos baremados. Desde hace unos años han aparecido en el mercado productos que abogan por la prevención en la salud de los animales, porque, igual que en el caso de las personas, una mascota cuidada permite prevenir enfermedades o dolencias mayores en nuestros animales de compañía.

Esta tipología de póliza veterinaria cubre revisiones periódicas o visitas de urgencia sin cargo, vacunas sin cargo o con un precio muy ventajoso, radiografías o microchip. A pesar de que este producto es muy favorable para el propietario de una mascota, en España solo el 1% de las mascotas tiene una póliza veterinaria, lo que denota que tienen un amplio recorrido si lo comparamos con países próximos como Francia y Reino Unido, donde el porcentaje asciende al 25%.

El gran reto para el sector asegurador es ser atractivo para los usuarios y que éstos no lo perciban como un gasto innecesario si sus animales no están enfermos. Por este motivo, se tiene que fomentar y dar valor a la prevención y al buen cuidado de las mascotas. Y aquí es donde las pólizas veterinarias se han erigido como una alternativa eficaz y al alcance de la mayoría de los bolsillos.