Nombre

Germán Cuevas Pérez

Título

La Asistencia en Carretera en 2017

Cuando estas líneas se publiquen estaremos comenzando el periodo estival y, por tanto, uno de los momentos en que la Asistencia en carretera tiene más actividad en el año.

Es entonces cuando los ordenadores y los teléfonos de las empresas de grúas echarán humo por los avisos que se reciben de las compañías de asistencia y las aseguradoras. A partir de ese momento comienza la presión, con apenas unos minutos para ‘aceptar’ un encargo y dar un tiempo estimado de llegada hasta el punto en el que se encuentra un asegurado que tiene una avería o que ha sufrido un percance.

Actualmente, la tecnología informática y las comunicaciones facilitan enormemente la gestión digitalizada de la Asistencia en carretera, a diferencia de lo que sucedía hace unos años en los que ni el asegurado ni el gruista tenían un teléfono móvil para dar el aviso y gestionarlo.

Ahora, el proceso puede estar digitalizado completamente de principio a fin, ya sea con una app o un chatbot que facilita el aviso desde el asegurado, hasta finalizar con la gestión en una app en el móvil del gruista. La información que se puede recoger es sin duda de gran utilidad para la aseguradora, ya que dispondrá, por ejemplo, de fotos o el parte de daños del vehículo y de las circunstancias del percance, por supuesto de forma online.

En entornos Big Data, estos datos son transformados en información y en conocimiento, de forma que podemos sacar conclusiones que permiten tanto a la aseguradora como a la compañía de asistencia mejorar sus previsiones y sacar conclusiones sobre los tipos de siniestros que ocurren, lugares y momentos de ocurrencia.

Ahora bien, se avecinan tiempos de cambio. En solo un par de años veremos avances que sin duda impactarán en el sector. La evolución natural es que la asistencia esté cada vez más integrada en los procesos operativos de las compañías, por ejemplo, para automatizar la creación del parte del siniestro o para realizar una valoración previa de los daños, a partir de la información que aporte el profesional de la asistencia. El vehículo conectado es ya una realidad y si a esto unimos los cambios normativos, como es el caso del e-call, la gestión de un aviso de Asistencia en carretera no tendrá nada que ver con los circuitos que actualmente conocemos.

En este contexto, el reto que tenemos empresas como TIREA, con servicios que facilitan la conexión entre las compañías de asistencia y las empresas de grúas y taxis, es grande, ya que nos obliga a estar muy cercanos a las necesidades del sector y a diseñar y construir soluciones con el compromiso de mejora continua, innovación y calidad, sin dejar de lado que la alta carga de actividad de periodos como el que comenzamos exige disponer de plataformas tecnológicas robustas, centros de proceso de datos con alta disponibilidad y servicios de atención a usuarios que realmente funcionen 24x7. Este es el compromiso que tiene TIREA con sus clientes.