Título

Riesgos de la aplicación retroactiva del nuevo Baremo en siniestros no Auto

Jornada
En el encuentro han participado magistrados del Tribunal Supremo y Primera Instancia de Madrid, así como juristas del sector especializado de RC.
Redacción
12 de Julio de 2017, 17:45CEST

Fundación Uniteco Profesional ha realizado un encuentro con jueces, magistrados, juristas y técnicos de seguros sobre el nuevo Baremo de daños aplicado a siniestros no autos, vigente desde el 1 de enero de 2016. La aplicación de esta norma en el ámbito sanitario ha supuesto, en los casos de condena, un aumento en las indemnizaciones.

Este cambio se debe principalmente a que se contemplan mayores indemnizaciones en los casos más graves, como la muerte o los grandes lesionados, además de contemplarse de forma definida el daño patrimonial, a través de la indemnización del daño emergente y del lucro cesante. El baremo de tráfico es un sistema de orientación para juzgados y tribunales que, en el ámbito sanitario, se aplica como criterio general por letrados y jueces para calcular las indemnizaciones por razones de seguridad jurídica.

La Escuela de Técnica Jurídica ha sido el escenario en el que han expuesto sus opiniones Antonio Salas Carceller, magistrado de la Sala Primera del Tribunal Supremo, y María José Lorena Ochoa Vizcaíno, magistrada de un Juzgado de Primera Instancia de Madrid. Este encuentro se enmarca en el ciclo de encuentros de la Cátedra de Salud, Derecho y Responsabilidad Civil de la Fundación Uniteco en la Universidad de Alcalá de Henares

El magistrado Salas Carceller, respecto de la libertad de acción de los propios jueces, amparándose en doctrina contrastada del Tribunal Constitucional, ha manifestado que “el juez tiene libertad de aplicar el baremo conforme a los criterios que mejor considere”, aunque ha reconocido que “se da la paradoja de que en siniestros de tráfico no se puede aplicar con retroactividad el nuevo baremo”.

Por su parte la juez Ochoa Vizcaíno ha manifestado que “es fundamental la prueba pericial, además de la fundamentación de los abogados que, si tienen argumentos razonables, es perfectamente comprensible no aplicar el nuevo baremo con retroactividad aplicando para ello un criterio prudente atendiendo a la fecha de estabilización de la secuela y/o en su caso la fecha del siniestro”. También ha señalado la posibilidad de que “si existe una desproporción demasiado grande entre la obligada indemnización y el capital que un médico tenía a su disposición en el momento del siniestro, es perfectamente razonable no aplicar las nuevas tablas”.

Finalmente, los jueces participantes del evento han recomendado, informar a la sociedad de la necesidad de suscribir capitales acordes a los nuevos baremos existentes para evitar hechos desastrosos que han vivido, en los que se ha condenado a la persona física o empresa por importes superiores al capital suscrito en póliza. Reconociendo igualmente que la subida en las indemnizaciones provocará una posible subida de primas por la aplicación del nuevo Baremo.

En este encuentro han participado diferentes compañías del sector legal y asegurador como Berkley, Seguros Bilbao, Munich Re, Sham y DS Legal Group.