Título

Jornada de ICEA y HomeServe: Las primas de nueva producción en Hogar son un 8% inferiores a las de cartera

Jornada
Cedida
Prima media, personalización, el siniestro como elemento de fidelización del cliente, el impacto de las catástrofes naturales…
Oscar Bordona
24 de Mayo de 2018, 08:30CEST

Estos han sido algunos de los temas sobre los que se ha reflexionado en la mesa de debate “Entorno cambiante y desafíos” que ha cerrado esta tarde la jornada anual de ICEA y HomeServe sobre seguros multirriesgo de hogar y comunidades.

Daniel Mateo, gerente de MM Hogar, ha comenzado su exposición refiriéndose a la prima media del seguro de hogar que se sitúa “en 220€ pero las primas medias de nueva producción son un 8% inferiores a las de cartera”. Ha aportado otros datos sobre este seguro como que la mitad de los tomadores desconoce la cantidad por la que tiene asegurada su vivienda y que un 40% desconoce las coberturas que ha contratado.

Otro de los retos que tienen las aseguradoras de este ramo es, a juicio de Mateo, situar al cliente “en el centro de toda la estrategia de digitalización, apostando por la automatización de las prestaciones y la conexión digital de todos los actores”.

Pablo Jiménez, responsable de Proyectos de ICEA y moderador de la mesa, ha puesto encima de la mesa otra cuestión, la posible influencia de los cada vez más frecuentes fenómenos climatológicos extremos en el importe de las primas. “Sí se debe considerar”, ha respondido rotundo Mateo que se ha mostrado partidario de utilizar la información disponible “a la hora de tarificar un riesgo o una póliza en función de la zona de la que se trate”.

“Estamos mucho más cerca de los años 70 en el que se hacía la póliza en función de lo que quería el cliente”, ha advertido Luis Miguel Orts, director del ramo de Hogar de DKV. En su opinión, el mercado ha evolucionado en sentido circular desde una situación en la que una póliza de hogar implicaba cuatro diferentes (incendios, robo, cristales y responsabilidad civil), que derivó luego en las pólizas combinadas (incendios y robo), los multirriesgo y la ‘paquetización’ actual. La próxima fase será la de la personalización a la carta por lo que el cliente elegirá solo las garantías que necesite. “Eso provocará un deslizamiento a la baja de las primas medias”, por lo que ha subrayado la necesidad de “explicarle muy bien el valor de cada una de las garantías y servicios que pueda necesitar”.

También ha pronosticado que “acabaremos en el diseño de pólizas para los mediadores de seguros” y ha puesto el ejemplo de Alemania, donde se debe especificar si se quiere incluir la televisión o no; y el de Inglaterra, donde una póliza de hogar puede tener asociadas los seguros de coche de la familia, pero en todo caso de igual modo bajo un modelo de alta personalización.

Por su parte, Manuel Catalina, responsable del Departamento de Automóvil, Riesgos particulares y Reaseguro de Helvetia, ha entrado de lleno en la cuestión de los siniestros y ha reconocido que al cliente, sobre todo el de comunidades, no se le fideliza por haberle vendido un seguro. “Lo que esperan los administradores no es la póliza o poder firmar digitalmente sino tener los siniestros reparados en su momento y recibir la indemnización que creen que tienen que cobrar”. Respecto a la parte de producción, “hemos hecho mucho a lo largo del tiempo”, ha dicho, “en cuanto a la inmediatez de la póliza”, aunque ha reconocido que en la tramitación del siniestro, “para muchos hemos ido para atrás. Antiguamente muchos de los siniestros los gestionaban los mediadores, para bien y para mal, y muchas veces eso daba un servicio mucho más inmediato y más cercano”. Para Catalina, las aseguradoras “lo que tenemos que hacer es aprovechar la tecnología para tener la información del mediador, del mediador con el perito, de este con la compañía y todos con el cliente que tiene que estar en el centro para darle lo que él espera”. “Ahí es donde tenemos que ajustar pero es verdad que es lo más difícil”, ha concluido.