Título

Jaime García-Legaz (CESCE): “Pese a la guerra de precios en Crédito, queremos crecer de forma significativa”

Jaime García-Legaz
Cedida
El presidente ejecutivo de CESCE, Jaime García-Legaz, detalla en esta entrevista los planes de crecimiento de la entidad y la situación de guerra de precios que vive el seguro de Crédito.
Rafael Sierra
18 de Septiembre de 2017, 08:15CEST

Usted lleva poco tiempo en la presidencia ejecutiva de CESCE, ¿cuáles son los principales objetivos estratégicos que se ha marcado?

En línea con el plan estratégico de la compañía, que estamos elaborando en estos meses, el objetivo para los próximos tres años es crecer de forma significativa en número de clientes y usuarios de nuestros servicios, tanto en el segmento de grandes y medianas empresas como entre las pymes, e impulsar también nuestro crecimiento en ingresos a pesar de que el entorno actual de la industria del seguro de crédito sigue siendo de contracción de la actividad. Las líneas de actuación que vamos a seguir para crecer son potenciar vía innovación, la flexibilidad en el uso por parte de nuestros clientes de todos los nuestros servicios optimizando el coste de los mismos, y reforzar los canales de distribución para poder llegar a todo el mercado potencial.

El seguro de crédito en España ha sufrido mucho durante la crisis. ¿Están notando ya una recuperación en cuanto a facturación de primas?

Efectivamente sufrió, pero por el lado de la siniestralidad. Además, muchas empresas que contrataban seguro de crédito no pudieron permitírselo en los años de crisis. En general, la industria cayó durante la crisis alrededor de un 30%. A CESCE le fue razonablemente bien; aprovechó para cambiar su modelo de negocio e introducir conceptos que eran muy apropiados para ese momento. Esto nos permitió ganar cuota de mercado y crecer. En los últimos dos años, la morosidad empresarial se ha reducido notablemente, con lo que la percepción del riesgo ha bajado y las aseguradoras han generado tasas de siniestralidad reducidas. Ese es el entorno ideal para una guerra de precios que hace que la facturación del sector, aun captando nuevos clientes, no se incremente, dada la reducción de tasas.

¿Cómo ha evolucionado la siniestralidad de Crédito Interior en los últimos años?

Las empresas han comprendido, con la crisis, la importancia de la gestión de la caja y el daño que hace la morosidad. Hoy asistimos a un escenario de muy reducida morosidad en los pagos relacionados con el crédito comercial; netamente inferior a la del periodo pre-crisis. Creo que esto es una buena noticia. En cambio asistimos a algunos acontecimientos de gran dimensión: me refiero a los concursos de grandes empresas como Abengoa o, más recientemente, Isolux. El seguro de crédito está también para estas situaciones y, en este momento, el mayor peligro lo vemos por el lado de esos fuertes impactos.

¿Cuál es su posición en el seguro de Caución?

Somos una compañía muy activa en Caución. En España llevamos años atendiendo a nuestros clientes y, en Latinoamérica, en los siete países en que estamos presentes, la Caución supone un 50% de nuestro negocio. Estos años atrás, ante la reducción de la inversión pública, es un negocio que no ha crecido en España, pero esperamos una recuperación, al hilo del sólido crecimiento de nuestra economía.

¿Se ha planteado la posibilidad de operar en nuevos ramos aseguradores?

No está entre nuestros objetivos. Durante el último ejercicio hemos culminado la separación entre las actividades pública y privada de la compañía, una segregación que ha venido a reforzar la labor de CESCE como Agencia gestora del Seguro de Crédito a la Exportación por cuenta del Estado español (ECA) y a dotar de plena independencia a su actividad privada de seguro y soluciones de crédito, caución y consultoría, así como a sus filiales de información y servicios a empresas.

¿Qué volumen de primas y beneficios tuvieron en el pasado ejercicio y cuál es su previsión de resultados para este año?

Logramos cerca de 28 millones de euros en beneficios a pesar de la coyuntura compleja que vivimos en la que hay una percepción menor del riesgo. Esto se traduce en que muchos asegurados consideren que se puede prescindir, en nuestra opinión erróneamente, del seguro de crédito y eso que la base potencial de clientes de todo el mercado pueda reducirse. En 2016 hemos alcanzado 114 millones de euros en primas en lo que se refiere al seguro de crédito por cuenta propia y otros 125 millones de euros por la cuenta del Estado. Este año nuestro objetivo es mantener el nivel de primas, a pesar de que las condiciones de mercado son duras y que hay una presión a la baja de los precios.

¿Cómo se ha adaptado su entidad a los nuevos requerimientos de Solvencia II?

La adaptación a Solvencia II ha supuesto un esfuerzo considerable para toda la Organización. No obstante, la profesionalidad, la capacidad técnica y la dedicación de nuestro equipo humano, nos ha permitido estar plenamente adaptados a las exigencias cuantitativas, cualitativas, de Gobernanza y de información, de la normativa de Solvencia II. En cuanto a los requerimientos del capital de solvencia, CESCE SA cumple holgadamente con los requisitos exigidos, disponiendo de un ratio de fondos propios sobre el Capital de solvencia obligatorio que alcanza el 336%, muy por encima de lo que dispone el resto del sector. 

Puede leer aquí la segunda parte de la entrevista con Jaime García-Legaz.