Título

Fundación IDIS afirma que la sanidad privada sostiene el crecimiento del gasto del sistema sanitario

Sistema sanitario
Así lo ponen de manifiesto los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en su documento Sistema de Cuentas de Salud 2015, según la fundación.
Redacción
01 de Agosto de 2017, 14:15CEST

Así, el gasto total del sistema sanitario español apenas experimenta un crecimiento del 0,7%, debido principalmente al aumento del gasto del sector privado, responsable del 28,9% del gasto sanitario total de 2015. A este porcentaje habría que añadir también la colaboración público-privada a través de los conciertos, que es especialmente significativa en los establecimientos de atención medicalizada y residencial, si bien supone apenas el 11% del gasto público destinado a financiar la atención en hospitales.

“Lamentablemente -asegura Manuel Vilches, director general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS)-, el volumen de cooperación público privada supone al 11,8% del presupuesto sanitario público, cuando hay suficiente ejemplos en nuestro país que demuestran la eficacia de este tipo de colaboración, que es un elemento de sostenibilidad y de solvencia esencial”.

Pese a esto, la media anual de crecimiento del gasto sanitario público empleado en la financiación de conciertos en el período 2011-2015 fue de un 0,8 % en el caso de los establecimientos de atención medicalizada y residencial y de un 0,7% por ciento en el de los hospitales. En el caso de los proveedores de atención ambulatoria, experimentaron en el mismo periodo un crecimiento negativo, con una caída media del 1,6%.

“En estos momentos, la sanidad privada gestiona 7.600 millones de euros de la sanidad pública, dedicados fundamentalmente a transporte sanitario, oxigenoterapia, hemodiálisis y diagnóstico y atención especializada, con los que se está generando una actividad que no podría darse de otro modo, con infraestructuras que están en condiciones de ofrecer unos servicios diferenciales y que además contribuyen a liberar al sistema público, mejorando la accesibilidad y posibilitando la reducción de las listas de espera. Los pacientes demandan una asistencia ágil y eficaz, y ese ha de ser el objetivo prioritario del sistema, independientemente de la titularidad del centro que oferte los servicios. Y desde la Fundación IDIS siempre hemos mostrado la permanente disposición del sector privado para colaborar con las Administraciones en la coordinación de estrategias conjuntas que redunden en una mejora de la calidad de vida de los pacientes”, añade el director general de la Fundación IDIS.

Según los datos publicados por el Ministerio, durante el año 2015, el 91,8% del gasto privado fue a parar a la asistencia ambulatoria. “Es importante destacar además que el gasto en provisión privada supone el 3,5% del PIB, cifra que da idea de la ingente contribución del sistema privado de salud al desarrollo y generación de riqueza en nuestro país”, asegura Manuel Vilches.

Tal como muestra el informe Sanidad Privada, Aportando valor: Análisis de la situación 2017, el sector sanitario privado cuenta en España con 452 hospitales y más de 51.000 camas, lo que representa el 57% de los hospitales y el 33% de las camas ubicadas en nuestro país. A la vista de su aportación al PIB (aproximadamente 36.000 millones de euros), el sector contribuye de manera decisiva al desarrollo del país a través de la generación de riqueza, mientras mejora el gasto público en un rango entre los 5.000 y los 9.000 millones de euros cada año, con 7,8 millones de asegurados, a los que habría que sumar los casi 2 millones de funcionarios que escogen el sistema de provisión privada.   

Por todo ello, finaliza el director general de IDIS, “son muy preocupantes las cifras de listas de espera quirúrgica publicadas recientemente por el Ministerio de Sanidad, se han disparado hasta los 115 días de media desde junio a diciembre de 2016, cifra que el año anterior se situaba en 89 días, y el número de pacientes en la lista para operarse ha ascendido hasta los 614.101 (549.424 en 2015). Y tan preocupante, o más aún, son las cifras del informe ESADE – ANTARES en el que se pone de manifiesto la necesidad financiera suplementaria para el sistema de aquí a 2025, cifrándose en una horquilla que oscila entre los 32.000 y los 48.000 millones de euros. Ante una situación extremadamente delicada donde la deriva sociodemográfica va a ser la protagonista (en 2050 el 36% de la población superará los 65 años de edad -datos OCDE-, siendo España el país más envejecido del mundo tras Japón y Corea), seguimos insistiendo en la necesidad de un Pacto por la Sanidad ajeno a ideologías, en el que prime la eficiencia y se tenga en cuenta una reforma imprescindible y urgente de la Ley General de Sanidad y de su marco normativo, para impulsar un modelo de excelencia sanitaria que solo será posible con la participación de todos los agentes implicados”.