Título

El RACE pide un plan de medidas urgentes para reducir los siniestros en vías urbanas

autos
Pide aumentar la atención en factores de riesgo, como la influencia de las distracciones en los accidentes, el alcohol y las drogas, así como impulsar acciones formativas viales en el entorno laboral.
Redacción
17 de Julio de 2017, 09:45CEST

Los fallecidos en zona urbana han aumentado un 18%, un dato que debe mover a todas las instituciones, nacionales, regionales y locales a tomar medidas urgentes para prevenir el riesgo entre usuarios vulnerables. Los datos publicados por la Dirección General de Tráfico con los accidentes y fallecidos correspondientes al año 2016, revelan un cambio negativo en la tendencia de los últimos años. Para el Club de automovilistas, hay que incidir en factores como el control del alcohol y las drogas al volante, o las distracciones, y poner el foco en los accidentes de tráfico que aumentan, como son los producidos en el entorno laboral, y los colectivos de mayor riesgo, como son los usuarios más vulnerables.

Ante el incremento de las cifras de siniestralidad presentadas por la DGT, el RACE muestra su preocupación por el repunte de los fallecidos, e insta a las instituciones centrales, autonómicas y locales a poner en marcha medidas urgentes para frenar la accidentalidad vial, sobre todo en entornos urbanos. Estas acciones deberían ser prioritarias en los colectivos más vulnerables, como son peatones, ciclistas y motoristas, ya que se ha registrado un incremento en la mortalidad durante 2016.

El Ministro del Interior presentó el pasado mes de febrero una batería de medidas dirigidas a reducir el riesgo de accidente. Este paquete de acciones, que sirvió para alertar a la sociedad del aumento de los accidentes de tráfico y en el que se reclamó un Pacto de Estado, debería ser ampliado con un plan urgente de medidas que permita a las corporaciones locales y regionales luchar contra los accidentes de tráfico, dotándole de objetivos y recursos.

Del mismo modo, el RACE alerta de que este elevado aumento de la siniestralidad tiene que ver en gran medida con el aumento de los accidentes de tráfico en entornos laborales, unas cifras que el pasado año supusieron un incremento del 18% en el número de fallecidos. Ante estos datos, el RACE pide al Ministerio de Empleo y Seguridad Social un plan de incentivos fiscales para que empresas y autónomos pueden llevar a cabo acciones de seguridad vial en los entornos laborales, como son la puesta en marcha de planes de movilidad, cursos online o campañas de concienciación entre los trabajadores, y así contribuir a la reducción de la siniestralidad.