Jose-Antonio-Moreno-II-ok

“España, el segundo país del mundo que más personas detuvo por el delito de falsificación de medicamentos”

José Antonio Moreno, director general de Andema, aborda la problemática de esta mala praxis, comentando los últimos datos del Estudio de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO-OCDE) sobre el “Comercio de Productos Falsificados”

Internet se ha convertido en el ecosistema ideal para la comercialización de fármacos falsificados. En varias páginas webs, que por supuesto están al margen del canal legal, se anuncian todo tipo de medicamentos. Hace unos años, el caso más sonado fue la venta de Viagra, a precios mucho más económicos que en farmacias. Pero, se puede encontrar de todo, incluso tratamientos para enfermedades graves como el cáncer sin receta.

Para conocer con más detalle, como ha ido evolucionado esta mala praxis en España y en la Unión Europea, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a José Antonio Moreno, director general de Andema (Asociación para la Defensa de la Marca) que nos aporta datos muy actuales, además de poner sobre la mesa las repercusiones negativas de esta práctica delictiva en la salud y la economía:

¿Todavía siguen falsificándose muchos medicamentos en España? ¿Cómo está la situación a día de hoy?

España no es un país de producción de medicamentos falsos, según señalan los datos del Estudio de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO-OCDE) sobre el “Comercio de Productos Falsificados”, publicado el 23 de marzo de 2020.  No hay por desgracia muchos datos sobre la situación en España, pero es cierto que las fuerzas policiales persiguen este tráfico incansablemente, dado que en 2018 detuvieron a 52 personas por este tráfico ilegal y España es el segundo país del mundo que más personas detuvo por este delito.

¿Cree que son efectivas campañas como ‘Stop falsificaciones’ de la Oficina española de Patentes y Marcas? ¿Qué otras acciones se pueden hacer para evitar esta mala praxis?

Ante un público como el español, con un bajo nivel de sensibilización en todo lo que tiene que ver con las consecuencias del consumo de falsificaciones, toda campaña para alertarles del impacto que tienen para la economía, el empleo, la investigación o la salud del consumidor es poca.

Si hablamos de un producto falsificado que puede tener un impacto directo sobre la salud del consumidor, como el consumo de productos farmacéuticos falsificados, la importancia de hacer campañas es aún mayor. Tanto desde la Administración Pública como desde el sector privado, hemos llevado a cabo numerosas campañas de sensibilización e iniciativas de concienciación en los últimos años, tales como “Stop Falsificaciones”, “Los peores descuentos del mundo”, “Si compras falsificaciones, la aventura siempre acaba mal”, “Autenticiudad”, “Qué hay detrás de una falsificación” o “Verdadero o falso”.

En ellas, instituciones como la OEPM, la EUIPO, el Ayuntamiento de Madrid, o asociaciones como CECU y ANDEMA hemos intentado poner delante del consumidor la necesidad de decir “no” al consumo de falsificaciones, por responsabilidad individual y como consumidores que vivimos en una sociedad que debe primar los criterios de calidad y sanidad en nuestros consumos.

Respecto a las falsificaciones por países, ¿conoce cuáles son los países que más medicamentos falsos producen de Europa?

Según el mencionado estudio de la EUIPO y de la OCDE, curiosamente dos de los principales países productores de medicamentos auténticos a nivel mundial, Alemania y Suiza, son también los principales países de procedencia de las intervenciones aduaneras de productos farmacéuticos falsificados, respectivamente con un 7,8% y un 5,7% del total de intervenciones.

A nivel mundial, se comenta que en China es donde más medicamentos falsos se distribuyen. ¿Tenéis datos de más países? ¿Cuál sería un poco, el ranking?

Según el Estudio sobre el Comercio de Productos Farmacéuticos Falsificados a nivel mundial, los principales países de procedencia de las intervenciones aduaneras de productos farmacéuticos falsificados en el periodo 2014-2016 fueron: India, Singapur, China, Hong Kong, Alemania, Suiza, Australia, Egipto, Nueva Zelanda, Canadá y Holanda.

¿Qué medicamentos son los que más se falsifican?

Según el estudio mencionado, los medicamentos intervenidos por las Aduanas en el período 2014-2016 fueron tratamientos para la malaria, diabetes, epilepsia, problemas de corazón, alergias, presión arterial, cáncer y úlceras de estómago.

¿También, llegan medicamentos falsificados a las farmacias (canal legal) o es sólo cosa de ciertas páginas de Internet?

En el mundo occidental, los medicamentos falsificados se distribuyen fundamentalmente en farmacias online (de las que hay entre 30.000 y 35.000 en Internet, con lanzamientos de 600 nuevas cada mes), aquellas que no tienen escrúpulos en suministrar productos falsos junto a auténticos. Ello se ve favorecido por el uso de envíos postales y mensajería privada, que son más difíciles de detectar e incautar por las Aduanas. En países del Tercer Mundo, se han detectado ventas de productos falsificados en mercados ambulantes.

Hay muchos mitos acerca de los medicamentos falsos: uno de ellos es que en todo caso, no tienen efecto, es decir, que no hacen nada, pero que no perjudican a nuestra salud. Pero, realmente ¿qué efectos pueden tener en la salud del paciente?

Según el estudio de la EUIPO y la OCDE, el consumo de productos falsificados puede suponer daños a la salud de las personas o, lo que es casi tan preocupante, la falta de tratamiento adecuado de sus necesidades médicas. Las estimaciones muestran que entre 72.000 y 169.000 niños pueden morir de neumonía cada año tras recibir medicamentos falsificados, y que la medicación falsificada contra la malaria podría ser responsable de 116.000 muertes adicionales.

La falsificación de medicamentos, también tiene consecuencias a nivel social y económico. ¿Cuáles son principalmente, nos las puede resumir?

Según la EUIPO y la OCDE, las principales consecuencias son las siguientes:

  • Pérdida de ventas y daños a la reputación de los productores legítimos. Las empresas registradas en los Estados Unidos son las más afectadas por el comercio de medicamentos falsificados: casi el 38% de los falsos medicamentos incautados vulneran derechos de propiedad intelectual (PI) de empresas registradas en los Estados Unidos. Sin embargo, otros países de la OCDE también se ven muy afectados (en particular, Suiza, Alemania y Francia).
  • Costes y pérdida de ingresos para los gobiernos y las economías. Una estimación sugiere que el coste para los gobiernos de la UE de los ingresos no percibidos por la falsificación de medicamentos es del orden de 1 700 millones de euros.
  • Los costes de los tratamientos de pacientes que han sufrido consecuencias perjudiciales para la salud a consecuencia del consumo de medicamentos falsificados.
  • La contaminación del medio ambiente derivada de las prácticas sucias de una actividad delictiva no regulada que incluye sustancias químicas potencialmente tóxicas.
  • Costes sociales en términos de aumento de la delincuencia organizada y de la pérdida de puestos de trabajo, estimados en más de 80.000 puestos de trabajo en el sector farmacéutico de la UE y otros sectores que le suministran productos y servicios.

¿Qué se está haciendo desde ANDEMA para combatir las falsificaciones?

En ANDEMA llevamos más de 30 años desplegando una intensa actividad, trabajando codo con codo con aquellas instituciones públicas y privadas, policías y aduanas para reducir el volumen de productos falsificados que se distribuyen y venden en España.

Junto a ello, hacemos una intensa labor de lobby con los reguladores para que la normativa en vigor favorezca los derechos de los titulares de marcas, protegiéndoles de aquellos que tratan de aprovecharse indebidamente de sus derechos de marcas.

A nivel consumidor, ponemos en marcha diferentes iniciativas y campañas de sensibilización para elevar la concienciación sobre la necesidad de rechazar el consumo de falsificaciones. Con los cuerpos policiales y aduaneros, compartimos nuestro expertise y nuestras experiencias, para que tengan la mayor formación y especialización en la materia. Y con los medios de comunicación, tratamos de suministrar los datos más actuales y los estudios más rigurosos para que puedan informar ampliamente sobre esta materia, intentando ser el referente informativo en la lucha contra la distribución y venta de falsificaciones.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

“España, el segundo país del mundo que más personas detuvo por el delito de falsificación de medicamentos”

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter