redes-sociales-linkedin-social-media-digitalizacion

Elige las mejores redes sociales para tu correduría

Las redes sociales forman ya parte de la vida de todos y no es de extrañar querer utilizarlas en beneficio de tu negocio. La pregunta es, entonces, ¿Qué red social podría ser la más adecuada para el sector asegurador?

Lo cierto es que no existe una respuesta general o absoluta pero, conociendo más y mejor las plataformas sociales, podemos llegar a hacernos una idea de cuál es nuestra mejor opción.

Una buena estrategia de marketing online debe tener, entre otros muchos datos, la capacidad de definir cuáles son las mejores herramientas para el negocio en cuestión. En este artículo, tendrás las claves para conocer y escoger las redes sociales más rentables, aquellas que realmente ayudarán a tu correduría.

En primer lugar, se debe entender que, por mucho que una red social sea perfecta para nuestro sector, si no hay suficientes usuarios en ella interactuando, no nos servirá de nada. Estas plataformas tienen la capacidad de darnos a conocer y captar clientes potenciales y será imposible conseguirlo si no hay internautas que puedan ver el contenido que hayamos publicado. Debemos perseguir entonces a nuestro público objetivo en Internet y así asegurarnos de que nuestra estrategia sea efectiva y tenga éxito. Entre las redes sociales más utilizadas en 2020, podemos encontrar las siguientes plataformas:

Facebook, un clásico

Es un buen lugar en el que empezar a buscar a tu público objetivo. Facebook todavía cuenta con una gran cantidad de usuarios activos desde que se creó en 2004. Sigue siendo una red social muy utilizada, ¿pero es útil para tu correduría?

Facebook se utiliza para mantener el contacto con amigos y/o conocidos así que tiene un carácter social y de ocio. Esta naturaleza la convierte en una de las mejores redes sociales para empresas siempre y cuando hablemos de negocios que se dirigen a públicos finales y no a otras empresas. Las compañías que no venden a otras empresas, sino al cliente final, tienen mayor posibilidad de éxito en Facebook.

¿Eso significa que las empresas que venden a otras empresas no deben estar en esta red? En el caso de las corredurías, no podemos olvidar que la relación con otras empresas es un punto importante en su día a día. Se debe entender que Facebook está predispuesto para momentos de ocio así que los usuarios no interactuarán con perfiles que relacionen con su trabajo. Todo es relativo pero, en el caso de Facebook, parece que es una red social que puede dar soporte al negocio de los seguros o, al menos, en parte de su trabajo.

Instagram, la moda

Se trata de la red social en auge por excelencia. Su crecimiento es exponencial y cuenta con una gran cantidad de usuarios muy activos. El caso de Instagram se parece a Facebook: es una red social perfecta para los negocios que se dirigen al cliente final. Suele ser una de las plataformas favoritas para los negocios pero, ¿realmente conviene para el tuyo?

Instagram es una plataforma muy visual, las imágenes son la cabecera de sus textos. Las empresas que estén relacionadas de alguna forma con sectores estéticos, fotográficos o que sean fácilmente visibles, son increíblemente efectivas en esta red social. Esta peculiaridad de Instagram puede ser aprovechada por los negocios menos dirigidos a aspectos visuales utilizando herramientas como memes, imágenes, fotografías, diseños o dibujos; siempre relacionados con su sector.

Sea como sea, si tu público objetivo está en Instagram y eres capaz de dar un aspecto estético-visual, es una red social en la que hay que estar.

LinkedIn, profesionalidad

Esta es la red social de los profesionales, no va dirigida al ocio. Al tratarse de una plataforma de carácter profesional es lo contrario de los otros dos casos. Empresas que necesitan conectar con otras empresas tienen su cabida aquí. El usuario de LinkedIn está en la red social por motivos laborales, bien sea para hacer nuevos contactos o para encontrar un empleo, no para subir fotografías o escribir a amigos.

Si conoces bien tu público final y trabajas tus contenidos adecuadamente, verás que podrás ponerte en contacto con negocios y empresas que formen parte de tu audiencia potencial. Acercarse a empresas aseguradoras resulta muy sencillo en esta plataforma y permitirá a tu correduría hacer networking con otras empresas y ganar visibilidad dentro de su ámbito.

Twitter, instantáneo

A diferencia de las otras tres redes sociales, Twitter se caracteriza, principalmente, por su transmisión de información en tiempo real. Esto supone que sea una plataforma con una gran cantidad de noticias y opinión.

En este caso, la finalidad de la empresa en cuestión no es lo que se debe tener en cuenta para saber si tu negocio debe formar parte de esta red social. Empresas que interactúen en gran medida y publiquen noticias o temas de actualidad son bienvenidas a esta plataforma sean del sector que sean. Sí que se debe tener en cuenta la localización de tu negocio. Tiendas pequeñas, locales o pymes de sectores muy específicos no encontrarán mucha rentabilidad al entrar en Twitter.

Una empresa que sea capaz de mantener una interacción continuada en la plataforma y que sea capaz de conectar con la actualidad del sector, será capaz de hacer de Twitter una gran herramienta.

Entonces, ¿Cómo mejorar mi perfil en Internet?

Después de saber más de estas redes sociales, seguro que tienes más claro dónde debes situar a tu empresa y ya estás abriendo los perfiles en las plataformas. Pero, ahora que ya sabes cómo funcionan, necesitas saber cómo mantenerlas y saber si les estás sacando suficiente jugo.

  1. Analiza tu capacidad de crecimiento según seguidores, interacción, alcance, impresiones e, incluso, cómo influye la cadencia de publicación.
  2. Busca calidad de seguidores: con una masa social grande, es más posible que se viralicen nuestros contenidos.
  3. Al saber el alcance, realiza contenidos que tengan en cuenta el territorio, el formato y el objetivo para así ir puliendo el tipo de contenido.
  4. Define un territorio y una audiencia común para la estrategia de contenidos, aunque también se puede modular según el tipo de seguidor y la red social.
  5. Aporta valor. Lo más fundamental es que proporciones algo con el contenido que publiques. Pueden ser información, sorteos, entretenimiento…
  6. Revisa tus tácticas. Te debes a las horas y días de publicación que quiera tu audiencia en cada red social.
  7. Reanaliza sacando conclusiones y optimizando cada prueba que hagas con tu comunidad y tus contenidos.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Elige las mejores redes sociales para tu correduría

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter