redes-sociales

Entender la divergencia entre Facebook e Instagram es clave para reducir los gastos en publicidad

Aunque sean dos plataformas propiedad de Zuckerberg, no nos enfrentamos a una analítica y demografía de usuarios similar. Es más, a pesar de usar el mismo administrador de anuncios, la realidad es que estas dos plataformas son divergentes.

Las diferencias entre los objetivos de ambas redes sociales, son la base para la obtención de buenos resultados en cualquiera de ellas.

Cuando comenzaron a aparecer anuncios en Instagram, solo se buscaba la presencia. La competencia era escasa y solo había que preocuparse de si una campaña funcionaba o no al crearse interacciones.

Hoy tenemos una competencia feroz en ambas, la presencia de más anunciantes y formatos publicitarios hace que nuestro contenido requiera de mayor fuerza para poder conseguir los objetivos estratégicos marcados.

Distribución por edades

Una de las diferencias básicas de los usuarios de ambas plataformas, es la edad. Instagram tiene el 37% de su público entre los 16 y 24 años, y sumados a los usuarios de entre 25 y 34 años, es la red social líder con un 71 % de usuarios entre ambos perfiles.

Facebook agrupa más usuarios entre los 35 y 44 (22%), también entre los 45 y 54 (15%), y entre los 55 y 64 (9%). Incluso en la suma de cualquiera de estos grupos es mayor en Facebook que en las demás redes sociales. 

Por tanto, lo que se dice de que Instagram lo usa gente más joven es cierto.

Razones para el uso de cada red

Las motivaciones para el uso de Instagram son particularmente diferentes de las de Facebook, y esto es importante conocerlo antes de iniciar ninguna acción comercial.

Instagram captó la atención de los jóvenes gracias a su atractivo visual y la capacidad de compartir cada momento de tu vida con tus amigos y familiares. El llamado “postureo”.

Tras este postureo, los usuarios se mantienen en la plataforma para:

  • Entretenerse (47%).
  • Seguir a marcas y compañías (34%).

Esta es una diferencia básica, esperan oír de las marcas y quieren que esta comunicación les entretenga. Necesitan mensajes desenfadados y con los que alinearse con esas marcas que les son referentes.

En Facebook, los usuarios solo quieren estar al día con familiares y amigos, no esperan nada de las marcas.

Las innovaciones de Instagram

Las marcas y publicistas pudieron ver que en los anuncios de Facebook comenzaban a tener ciclos de ventas más largos, con menor compromiso y un ROAS mayor (ROAS es el Retorno de la Inversión Publicitaria y se calcula dividiendo los ingresos obtenidos como consecuencia de la campaña entre la inversión realizada y multiplicando dicho resultado por 100).

Este ROAS mostraba que cada vez era más caro conseguir conversiones con las campañas en Facebook. En Instagram se pusieron a disposición de los anunciantes dos fórmulas nuevas:

  • Anuncios en las stories.
  • Encuestas.

El éxito de ambas llevó estos formatos a Facebook, sobretodo el de las stories. Este modelo se potenció de tal forma en Facebook, que llevó al rediseño de la interfaz de usuario, pero aun así, no consiguieron tener el engagement de Instagram

El motivo era predecible, Instagram es un terreno fértil para las stories, mientras que la edad promedio de Facebook hace que sus stories obtengan menor interacción.

Conclusiones

Es tan importante conocer tus objetivos como los del medio en el que deseas realizar una campaña publicitaria. Como hemos podido ver, aunque dos plataformas parezcan lo mismo, o sean del mismo “padre”, esto no significa que los usuarios sean los mismos, como tampoco sus intereses.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Entender la divergencia entre Facebook e Instagram es clave para reducir los gastos en publicidad

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter