El sandbox, un entorno seguro para la innovación

MPM Software | ‘¿Qué es un análisis DAFO y por qué es importante?’

Con independencia del tamaño que tenga una empresa o el sector al que se dedique, antes de tomar cualquier decisión estratégica es necesario conocer cuál es su situación, tanto interna como externa. Para ello, se utiliza lo que en inglés se denomina SWOT Analysis, y que estudia sus fortalezas y debilidades, así como las amenazas y oportunidades con respecto al entorno de mercado en el que opera la correduría.

Hoy te contamos qué es un análisis DAFO y cuál es su importancia

Qué es un análisis DAFO

Las siglas DAFO equivalen a los conceptos que hemos mencionado previamente: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Es, por tanto, un análisis que se encarga de valorar la situación actual en la que se encuentra una empresa con un enfoque realista.

Así, al realizar esta matriz, se tienen en cuenta, por un lado, los aspectos internos de aquella, y que incluyen a sus debilidades y fortalezas como organización. Y por otro, a los factores externos que tienen también una repercusión en su funcionamiento y en la dirección que pueda o deba tomar, como son las amenazas y las oportunidades. En estas últimas es necesario incluir al mercado y a la competencia.

Para que la visualización sea lo más sencilla posible y se permita el análisis cruzado que veremos más adelante, se suele utilizar una cruz. En la parte superior de esta se colocarán las debilidades a la izquierda y las amenazas a la derecha.  Y en la parte inferior, las fortalezas y las oportunidades.

El origen de esta herramienta se encuentre en Estados Unidos, donde comenzó a utilizarse allá por los años setenta.

En la actualidad, este análisis se considera clave como paso previo a elaborar la estrategia empresarial de una empresa. Además de mejorar el posicionamiento de la organización, puede favorecer también un funcionamiento interno más eficaz que logre aumentar la rentabilidad.

Cómo realizar un análisis DAFO

Si sabemos qué es un análisis DAFO, podemos pasar a cómo debemos aplicarlo en nuestra empresa. En primer lugar, se dibuja la matriz y se introducen los factores internos; las fortalezas y las debilidades, previo estudio de las mismas. Son, por tanto, aspectos positivos que hacen crecer a la empresa, tener un buen posicionamiento o una ventaja competitiva, y aspectos negativos, que son aquellos factores que dificultan el desarrollo de la empresa o que pueden repercutir negativamente en este. En estos casos se suele buscar la respuesta a preguntas como: ¿Qué deberíamos mejorar? O ¿Qué deberíamos evitar? O más centrado en el mercado, ¿Qué podemos averiguar acerca de lo que percibe nuestro mercado como una debilidad?

Es necesario tener en cuenta a los diferentes departamentos que conforman la empresa. De esta manera, se obtendrá  una visión global y completa, pero al mismo tiempo adaptada a su realidad.

Por ejemplo, y de forma genérica, algunas variables positivas o fortalezas podrían ser la calidad del producto o servicio que se ofrece, la experiencia en el sector, personal cualificado o una buena situación financiera. Como debilidades, podríamos citar el tener pocos recursos para reaccionar ante los cambios, una mala estrategia comunicativa online o una escasa adaptación a las nuevas tecnologías.

A nivel mucho más concreto, las fortalezas en una correduría de seguros pueden ir desde la experiencia o disponer de una gama de productos y servicios adecuada al mercado que se cubre pasando por la atención personal que se ofrece al cliente.

Mientras que las debilidades, segun muchos estudios, están centradas en no haber progresado lo suficiente en la presencia digital y aprovechamiento del entorno omnicanal para distribuir los productos y llegar al mercado potencial.

Dentro del análisis externo, se valorarán aquellos que son ajenos a la empresa. Es decir, que están fuera de su control, pero le afectan de manera directa. Hoy en día, la principal amenaza es la crisis económica, sanitaria y social en la que nos encontramos, además de una elevada competencia. Todo ello puede suponer un descenso en el consumo de cada familia, así como una dificultad para encontrar nuevos clientes.

Por último, las oportunidades, que a diferencia de las amenazas, representan, como su nombre indica, una oportunidad para crecer, aumentar las ventas o penetrar en un nuevo mercado. Estas varían de una empresa a otra, y lo que para una supone un peligro, para otra es una puerta abierta. Se ha comentado mucho acerca de la aparición de oportunidades durante la reciente crisis sanitaria. Así, por ejemplo, cambios en las prioridades de los consumidores, nuevos canales tecnológicos o tendencias cambiantes. Para muchas empresas, no todas, han aparecido nuevas oportunidades, totalmente inesperadas y han compensado unas amenazas que han aflorado debilidades.

En todo el proceso anterior hay que ser especialmente cauto para evitar cometer algunos errores.

Un análisis DAFO requiere dedicarle tiempo y esfuerzo, por lo que es necesaria una implicación de toda la correduría pues de todos sus integrantes recibiremos información que puede llegar a sernos util. Tambien es conveniente, si se puede evitar, delegar este trabajo a personas que no sepan hacerlo o que no conozcan bien la propia correduría.

Puede ocurrir, como en muchos aspectos de la vida, que no sea posible la objetividad total, o la neutralidad. Juzgarse a uno mismo no es fácil.

Cómo aplicar los resultados

Una vez que se han identificado todos los parámetros, se realiza lo que se conoce como análisis cruzado. Aquí, se trata de combinar unos parámetros con otros, de forma que a través de las oportunidades puedan compensarse las debilidades, utilizar las fortalezas para superar las amenazas o aprovechar las oportunidades, y reducir las debilidades para que lo hagan también las amenazas.

Cuando se combinan las oportunidades con las fortalezas, es posible aumentar las ventajas competitivas. La unión de las oportunidades con las debilidades es un método para eliminar aquello que impide el progreso de la organización. Y en cuanto a la reducción de las debilidades, se trata de una estrategia de supervivencia en un entorno inestable.

El análisis DAFO es una técnica con una dificultad muy baja, por lo que cualquier empresa, con independencia de su experiencia, puede llevarla a cabo. A pesar de esta sencillez, resulta muy útil para valorar todas las situaciones a las que se debe hacer frente y diseñar estrategias acorde a ellas, tanto defensivas como ofensivas.

Además, no solo se puede aplicar a la empresa en general, sino también para un departamento en concreto, una estrategia comercial, una campaña de marketing, la elección de un canal para la promoción de productos o la mejor forma de conectar con la audiencia. Sea cual sea la finalidad de tu estudio de mercado, el análisis DAFO no puede faltar en él.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter