Cuando la Mafia tiene mejor prensa que el seguro

Cuando la Mafia tiene mejor prensa que el seguro

Qué duda cabe de que el confinamiento ha sido una experiencia traumática cuyas consecuencias económicas, físicas y psicológicas todavía no se han manifestado en su totalidad. Consecuencias que podrían haber sido mucho peores si no llega a ser por las aplicaciones de video llamada o las plataformas de streaming que sin duda han aliviado la angustia de la soledad y el aislamiento. Netflix, Amazon prime, HBO, Disney+, Filmin… todas ellas han experimentado un auge espectacular debido a la falta de alternativas al aire libre y muchos de los suscriptores han aprovechado para encadenar uno tras otro maratones de series, ya sean nuevas, abandonadas a medias en su momento o simplemente en la lista de ‘Must see’.

Una de las series que figuran en casi todos los rankings es ‘Los Soprano’. 21 premios Emmys, cinco Globos de Oro y calificativos de la crítica cómo “la serie dramática más genial, excepcional o creativa de la televisión” son suficientes muestras de que estamos ante una de las más grandes de la historia de la televisión. Una mirada ácida sobre las dificultades del capo de la mafia de Nueva Jersey, Tony Soprano, con el ‘negocio’, familia y ‘famiglia’ retratados sin el glamour de otras ficciones (el chándal es la prenda más utilizada, cosa que ya lo dice todo).

Son muchas las referencias al seguro en toda la serie (estafas la mayoría de ellas) pero queremos detenernos en un caso concreto muy interesante.

En la última temporada, Tony Soprano recibe un disparo que lo lleva al hospital (spoiler, ya lo sé, pero habéis tenido más de 20 años para verla y la verdad, es un mafioso, ¡claro que en algún momento le iban a disparar!). Durante su convalecencia recibe la visita de una doctora empleada de la compañía de seguros (sí, correcto, los mafiosos de Jersey también contratan seguros) cuya función es la de velar porque no se haga un uso excesivo de las prestaciones médicas.

Es terriblemente divertido ver cómo, incluso a través de los ojos de la mafia de medio pelo, el seguro es retratado como algo vil (siendo generosos). Los tejemanejes de la compañía de seguros tratando de conseguir lo antes posible el alta del paciente para así pagar menos al hospital son retratados en varios capítulos. Y el desprecio de la familia Soprano, mafiosos de baja estofa con chándal y joyas de oro, es una vuelta de tuerca más de cómo la imagen del seguro sigue necesitando de mucha ayuda para remontar y situarla al nivel que se merece.

Como mediadores podemos pensar que eso es cosa de los yanquis que son unos exagerados y que eso forma parte de la ficción de Hollywood, pero son demasiadas las señales que denotan que hay que seguir mejorando. Visto lo visto tampoco es de extrañar que algunas de las InsurTechs estén atacando al sector por ese flanco tan débil. Ante este panorama, la mediación no puede quedarse de brazos cruzados. Es evidente que un solo corredor, o muchos, no conseguirán transformar esa imagen generalizada, pero eso no es excusa para no hacer nada.

En AdndelSeguro llevamos mucho tiempo apostando por ello. Os hemos dado las pautas semana tras semana para crear una potente imagen de marca y, además, trucos y recomendaciones para conseguir conectar con los clientes a través de todos los canales disponibles. No os prometemos cambiar la imagen del sector, ni la percepción que de vosotros tengan vuestros clientes de moral más dudosa, pero con disciplina y la ayuda de nuestros consejos seguro que vuestros clientes tendrán más y mejor conocimiento de lo que hacéis y podéis hacer por ellos, y por tanto se sentirán en las mejores manos en las que un asegurado puede estar.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter