Crecen las ventas pero no los beneficios

El sector de bienes de consumo incrementa su actividad en la mayoría de los mercados, pero los márgenes siguen siendo bajos.  
En España, la inestabilidad institucional y las incertidumbres globales frenan el crecimiento del sector.

El sector de bienes de consumo duradero seguirá expandiéndose en 2016. Esa es la previsión del último informe difundido por Crédito y Caución, que sitúa en el 2,7% el crecimiento mundial del sector. Sin embargo, los márgenes continuarán muy ajustados en un entorno de gran sensibilidad hacia los precios tras la recesión económica y el auge del comercio minorista online. 

En Europa, el rendimiento del sector sigue siendo diverso, con mercados como Alemania, con un desempeño positivo, frente a Italia o España, donde las ventas al por menor aún no han regresado a los niveles previos a la crisis. 

En Alemania, el sector crecerá considerablemente por la baja inflación, la disminución del precio del combustible y la situación del mercado laboral. Por contra, en España, la inestabilidad institucional y la incertidumbre en la economía mundial ralentizarán el crecimiento del sector en 2016. Otro factor que influye directamente en el sector es el acceso a la financiación. Desde comienzos de 2016 las instituciones financieras han vuelto a mostrar un comportamiento más selectivo a la hora de conceder créditos. En los Países Bajos, los niveles de venta se han situado un 16% por debajo de los datos previos a la crisis económica de 2008, con un crecimiento desigual: crece con fuerza la venta de muebles animados por la recuperación del mercado inmobiliario holandés, mientras descienden las ventas de los artículos de hogar, electrónica y bricolaje. En el Reino Unido, las perspectivas para 2016 son positivas después de que el sector haya superado condiciones extremadamente difíciles, con altos niveles de insolvencia. En Italia hay que prestar especial atención a los problemas de fraude que se están registrando en el sector.

En América del Norte las perspectivas de comercio al por menor de Estados Unidos siguen siendo positivas, mientras que la situación de los minoristas canadienses es más compleja. El estratégico mercado de bienes de consumo, con un peso de dos tercios del PIB de Estados Unidos, crecerá por encima del 3% en 2016. En Canadá, la disminución de los margenes y la pérdida de confianza del consumidor canadiense podrían impactar negativamente.

Asia protagonizará de nuevo el mayor crecimiento de volúmenes de ventas de todo el mundo, unos datos que vienen impulsados por la fuerte demanda de China, donde el sector experimenta un crecimiento sustancial debido al aumento de los ingresos disponibles y la urbanización. También es importante el efecto de India y mercados de tamaño medio como Indonesia y Vietnam.

Deja un comentario