Cerca de 800 relatos participan en el concurso ‘Historias de Origami’ de Nationale-Nederlanden

Editar noticia  Redacción

·        La catalana Teresa Saborit gana este certamen de relatos cortos que  tenía como comienzo una historia del periodista Quim Monzó.

·        El próximo 23 de abril, Nationale-Nederlanden, patrocinador oficial del Día de Sant Jordi, abrirá las puertas de #NNStorygami, la original instalación con la que la Compañía quiere rendir homenaje al talento de las personas reales.

 

·        Los mejores relatos del concurso impresos formarán rosas de origami, que cubrirán una cúpula efímera instalada en la Plaça Portal de la Pau.

 

La catalana Teresa Saborit ha sido la ganadora del  concurso de relatos Historias de Origami, una iniciativa que Nationale-Nederlanden puso en marcha en colaboración con el periodista Quim Monzó, autor del comienzo de una historia que los participantes debían completar con un relato corto de  no más de 250 palabras.

Finalizado el concurso, que ha recibido un total de 789 propuestas de escritores amateur, un jurado ha seleccionado las mejores historias, que protagonizarán el 23 de abril en Barcelona una original instalación,  #NNStorygami, creada expresamente por la Compañía para celebrar Sant Jordi. Una cúpula efímera instalada en la Plaça del Portal de la Pau, muy cerca de las Ramblas y de la estatua de Colón, se cubrirá con delicadas rosas de origami con los cuentos impresos.

Los ciudadanos podrán transitar bajo la cúpula y sentir cómo les envuelven los relatos, que podrán leer y llevarse a casa en una jornada que, en Cataluña, se convierte en un auténtico homenaje a los grandes momentos que nos proporcionan los libros.

Los relatos seleccionados también estarán visibles en la sección dedicada a Sant Jordi en la edición digital de La Vanguardia. El jurado, formado por personal del periódico, ha escogido a la ganadora atendiendo a los criterios de calidad literaria y originalidad. Nationale-Nederlanden le obsequiará con un HP Envy 13,3”, un ligero portátil con la última tecnología. Además, el relato ganador será publicado en el Especial Sant Jordi del suplemento CULTURA/S de La Vanguardia.

Nationale-Nederlanden ha querido sumarse con esta acción a la fiesta del libro y la rosa demostrando una vez más su apoyo al talento de las personas reales.

El relato ganador

A las 4 de la madrugada hace ya horas que da vueltas  en la cama, incapaz de dormirse. Una tras otra, cuenta ovejas blancas que saltan una valla, aunque no ha visto nunca que ninguna oveja salte vallas. Generalmente esta rutina consigue que el sueño llegue, pero hoy, de golpe, ve que una de las ovejas que salta la valla es negra y eso lo desconcentra. Prueba a contar ovejas que sean todas negras. Muchas ovejas negras que saltan una valla. Pero, cuando casi está a punto de dormirse, aparece una oveja blanca en medio de las negras. De forma que decide pasar de ovejas. ¿Qué podría contar? ¿Cerdos que saltan una valla? ¿Señores que entran y salen por una puerta giratoria? ¿No hay otra solución que no sea contar algo? Está en la cama, con los ojos abiertos. Harto, decide levantarse. Va al lavabo, orina, se lava las manos y la cara, bebe un trago de agua, coge el paquete de pitillos y sale al balcón a fumar uno. En un balcón de la casa de delante, apoyada en la barandilla, hay una mujer que también fuma un pitillo. No la había visto nunca… Pero ella le mira, como si lo conociese, y salta del balcón. Y la vecina de al lado también sale al balcón, lo mira y salta. Y el vecino del ático que le pasa rozando el rostro. Y el del final de la calle. Y un hombre con quien coincide cada día en la cola del horno para comprar el pan. Y la directora de la empresa en donde trabaja, que estaba convencido que vivía en la otra punta de la ciudad, pero que sale de un balcón de un quinto piso que le queda a un par de edificios de distancia y también salta. La calle se llena de gente saliendo a los balcones y saltando. Y todos le miran, antes de hacerlo, «Ave Caesar, morituri te salutant», y se precipitan al vacío. Y a algunos los reconoce, pero a otros no, y se siente culpable  por mantener la creencia que a estos últimos no los había visto nunca. Un… Dos… Tres… Quince… Veinte… Deja caer el paquete de cigarrillos que se añade a la moda de los saltimbanquis. Sólo puede ser un sueño y, si todo el mundo salta, ¿por qué él no? Se enfila hacia la barandilla del balcón y se suelta. Demasiado tarde recuerda que no puede estar dormido si todo ello ha empezado en plena crisis de insomnio. Demasiado tarde intuye que, aunque estuviera dormido, continuaría siendo alérgico al asfalto después de una caída de veinte metros. Demasiado tarde comprende que, ni todos los autoinyectores de adrenalina del mundo, serán capaces de revertirle los síntomas de este choque anafiláctico.

 

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Avant2 incorpora a su portfolio de productos el seguro de Autos para conductores noveles de drive&win

El multitarificador Avant2 acaba de integrar en su portfolio de productos el seguro de Autos de drive&win, un …

Actualidad

Mapfre lanza un nuevo seguro para coches y motos clásicas

La aseguradora Mapfre suma a su oferta de Autos un nuevo seguro especializado en coches …

Actualidad

30 aseguradoras dan educación financiera a jóvenes estudiantes con el programa ‘El riesgo y yo’

Una treintena de aseguradoras asociadas a UNESPA ha participado en la segunda edición del programa …