La telemedicina ha venido para quedarse

La telemedicina ha venido para quedarse

Las nuevas generaciones de clientes, la generalización de las nuevas tecnologías y la crisis sanitaria dan el espaldarazo definitivo a la digitalización de la atención médica, con herramientas como videoconsultas, diagnósticos remotos o recetas electrónicas.

Las búsquedas en Internet sobre seguros de Salud se han disparado un 20%, según puso de manifiesto Voyislav Stojanovic, responsable Nacional de Desarrollo Comercial AXA Salud Individual, durante su participación en el foro online sobre este tipo de coberturas organizado por el Colegio de CHS. Por otro lado, entre enero y mayo de 2020 se registró un incremento del 4% de las contrataciones de seguros de Salud entre jóvenes de entre 25 y 35 años, según datos de Rastreator. Este tipo de cifras, más allá de revelar la solidez del ramo, apuntan hacia un perfil digital cada vez más acusado de los usuarios del seguro de Salud. La tendencia, que no hará sino acusarse en el futuro inmediato, se dirige hacia un asegurado muy acostumbrado a utilizar las nuevas tecnologías para todo tipo de gestiones. Ello abre un camino inevitable hacia la generalización de los diversos recursos que pone sobre la mesa la telemedicina, como las videoconsultas médicas, las gestiones online, las recetas electrónicas, el diagnóstico remoto o el seguimiento de los pacientes a través de wearables y otros dispositivos capaces de almacenar y transmitir datos biométricos.

El impacto de la COVID

Esta tendencia, además, se ha visto impulsada este año por el estallido de la crisis sanitaria y las restricciones de movilidad que ha comportado. Según un informe de Capgemini, la COVID-19 ha llevado a las aseguradoras a acelerar la firma de acuerdos de colaboración con proveedores tecnológicos y plataformas virtuales de salud para, en un primer momento, desarrollar sus servicios de telemedicina y así garantizar una atención a sus clientes lo menos alterada posible en plena pandemia. Sin embargo, esta experiencia les ha permitido comprobar las posibilidades que tiene esta línea de trabajo y, de cara al año que viene, la mayoría profundizarán en sus servicios a distancia para mejorar aún más su atención remota.

“El estado de alarma provocado por la crisis de la COVID-19 ha modificado los hábitos de la sociedad en todos los ámbitos”, contextualizan desde Sanitas. “El sector sanitario ha sido uno de los más afectados y que mayor transformación ha vivido. El colapso hospitalario provocó la búsqueda de alternativas para el cuidado de la salud de personas que sufren otras patologías o viven una situación en la que el seguimiento médico es necesario, como el caso de los embarazos. En este sentido, la salud digital se posicionó como la solución más eficaz y eficiente durante este periodo”, relatan.

“Si tenemos en cuenta que aún la movilidad está restringida en prácticamente todo el país, sin duda parece que la telemedicina sigue siendo la tendencia. Ha llegado para quedarse, y nosotros hemos comprobado cómo, fundamentalmente, se ha incrementado la demanda de los servicios online”, contextualiza Francisco Calderón, director de Salud de Mapfre.

Fidelidad

Alejandro Borbonet, director de Salud del Grupo Catalana Occidente, recuerda que “la frecuencia de uso de los seguros de Salud es alta por lo que, facilitar este tipo de servicios, como el de la videoconsulta médica, la petición de autorizaciones, la cita online o la gestión de reembolsos, son valorados positivamente por el cliente, lo que permite reforzar su fidelidad. Y, de la misma manera que las nuevas tecnologías y la digitalización nos permiten estar más cerca de los clientes, también contribuyen a mejorar nuestros procesos como, por ejemplo, simplificar la contratación de productos, ganar en eficiencia y agilidad en la prestación de los servicios, dotar de mayor flexibilidad a nuestros sistemas para poder ofrecer productos adaptados a las necesidades de los clientes, etcétera”, destaca.

“Toda esa mejora de los procesos, a través de su digitalización, contribuye a que los asegurados puedan desentenderse de la gestión de una parte muy importante de las autorizaciones tanto para acudir a especialistas como para realizase las pruebas e incluso intervenciones que puedan necesitar. De esta forma, libera de trámites al cliente gracias a la prescripción electrónica que realizan directamente los profesionales sanitarios, reduce los tiempos de respuesta y posibles incidencias”, señala Borbonet.

Cree que “hoy en día la tecnología está ampliamente disponible y todos hemos avanzado a pasos agigantados en el uso de la misma”, aunque reconoce “las dificultades que pueden experimentar ciertas personas en el uso de la misma, pero estamos convencidos de que las interfaces de usuario cada vez más ágiles e intuitivas ayudarán a que haya una adopción masiva de la telemedicina”.

“El hecho de agilizar muchos trámites y evitar desplazamientos y que el propio paciente pueda gestionar muchos aspectos de su salud y de su seguro son algunas de las ventajas principales”, señalan desde Mapfre. Eso sí, “aún hay personas que no manejan muy bien las herramientas tecnológicas o que prefieren acudir de forma presencial a un centro para las gestiones. Y por supuesto, hay consultas y pruebas que requieren la presencia del paciente en el centro médico”, matiza.

“Sin ninguna duda, lo digital ha venido para quedarse. No es un complemento ‘nice to have’, sino una herramienta básica para situaciones de emergencia como esta, para poder prestar asistencia sanitaria a pesar de la distancia y otras dificultades para la presencia física del paciente o de los profesionales”, subrayan desde Sanitas. “Estamos convencidos de que el médico en el móvil es el futuro. Por supuesto, esto no es sustitutivo de la visita presencial; el cliente ahora elige cómo quiere ver a su médico, de forma digital o presencial, en función del momento y las necesidades.

No es cuestión de reducir costes

“Es importante explicar que el hecho de que la consulta sea virtual en lugar de presencial no significa que debe ser ni de menor duración, ni de menor calidad”, añaden. “La atención, el trato y las explicaciones que un profesional médico da a un asegurado seguirán siendo las mismas y, por tanto, el coste ha de ser el mismo. La telemedicina no ha de verse como una herramienta de reducción de costes sino como una funcionalidad más para aumentar el nivel de servicio y la calidad hacia nuestros asegurados”, defiende.

En la misma línea, desde Sanitas defienden que “la telemedicina no es una medicina más barata, es una medicina más cercana al paciente y más certera, basada en datos. Estamos convencidos de que hacer uso de las ventajas de la digitalización en la gestión de la salud nos acerca a la medicina del futuro, pero no es una cuestión de reducción de costes”, remachan.

Todos los contenidos del Especial Salud y Vida:
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/crecimiento-nuevas-tecnologias-medicina-preventiva-salud/
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/vida-acusa-impacto-pandemia-futuro-optimismo/
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/ramo-salud-da-talla-pandemina-covid-19/
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/baja-rentabilidad-empuja-vida-riesgo-retorno-ahorradores/
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/donde-meter-dinero-tiempos-pandemia/
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/salud-manos-expertas/
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/mediacion-asalto-vida/
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/necesario-apoyo-fiscal-planes-pensiones/
La opinión de los expertos:
https://adndelseguro.com/adn-especiales/salud-vida/mapfre-valoracion-2020-salud-vida/

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

La telemedicina ha venido para quedarse

La telemedicina ha venido para quedarse

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter