Crecimiento, nuevas tecnologías y medicina preventiva, el futuro del ramo de Salud

Crecimiento, nuevas tecnologías y medicina preventiva, el futuro del ramo de Salud

Los seguros de Salud crecen con fuerza frente a la caída generalizada del sector, y se prevé que lo sigan haciendo en el futuro. La telemedicina es cada vez más cotidiana, al igual que la medicina preventiva o la salud emocional.

Entre enero y septiembre de 2020, el seguro de Salud experimentó un incremento del 5% en sus ingresos, que superaron los 7.000 millones de euros, frente a la caída generalizada de la facturación del sector asegurador, que en su conjuntó se desplomó un 11%. Las pólizas de Asistencia Sanitaria crecieron un 5,14%, mientras que la modalidad de Reembolso aumentó un 5,12% y la de Subsidio cayó un 3,14%. En cualquier caso, Unespa deja claro en un comunicado que “es importante tener en mente que sobre las cifras de Salud inciden tanto el hecho de que los ingresos provenientes de los contratos bienales con las mutualidades de funcionarios se han computado al arrancar 2020 como que el volumen de asegurados creció un 3,6% a lo largo de 2019”. En este punto, de acuerdo con el último informe ‘Análisis de situación de la sanidad privada’ de la Fundación IDIS, en 2019 se superaron los 10,5 millones de asegurados en España, lo que supone un incremento del 3,1% respecto al año anterior.

Tendencia al alza

 “En los últimos años el seguro de Salud ha mostrado una tendencia de crecimiento”, destaca  Alejandro Borbonet, director de Salud del Grupo Catalana Occidente. “El interés por poder disponer de un acceso inmediato a los servicios sanitarios es cada vez más habitual y pensamos que esto puede motivar el crecimiento de la modalidad a futuro”, vaticina. A su juicio, “las áreas de mayor proyección serán las relacionadas con la medicina preventiva, y de ella se derivarán las áreas de pruebas diagnósticas y medicina ‘virtual’, que engloba la telemedicina y la videoconsulta médica, la facilidad de prescripción a distancia y la implantación de la receta electrónica”. En este sentido, “nuevas soluciones tecnológicas acompañarán a los pacientes desde su estancia en el hospital hasta la rehabilitación en sus casas, como por ejemplo, identificación del paciente a través de una app de registro mediante wearables, atención 24/7 al paciente con un doctor virtual y un botón de alarma para emergencias; wearables o gadgets que proporcionarán información sobre el tratamiento del paciente como los medicamentos que debe tomar, las próximas citas médicas, etcétera”, enumera. 

“Aunque no se pueden hacer predicciones, especialmente en una situación como la actual con tanta incertidumbre, lo que estamos viviendo es un crecimiento sostenido de las primas de este ramo, y esperamos que continúe en esta línea”, destaca Francisco Calderón, director de Salud de Mapfre. Para lograrlo, “tenemos que ser capaces de seguir cuidando de la salud de nuestros asegurados y que se sientan protegidos y atendidos cuando lo necesiten, incluso en situaciones como la que estamos viviendo. Otro reto importante es aprovechar todas las oportunidades que ofrece la tecnología, por un lado, para ofrecer un servicio cada vez mejor y más ágil a nuestros clientes, y de manera paralela avanzar en nuevos modelos de relación con nuestros asegurados. Además de permitir con mayor facilidad elegir con qué especialista consultarse y cuándo les va a atender, las nuevas tecnologías también han introducido una variable más en favor de los asegurados y es cómo van a acceder: en la consulta, desde casa, en la oficina, etc.”, remacha.

Medicina preventiva y salud emocional

Desde Sanitas, constatan que “los seguros de Salud cuentan con una masa de clientes muy fiel que no renuncia a este tipo de atención sanitaria. Además, se trata de un ramo que ha crecido de forma sostenible incluso en los peores momentos económicos de la sociedad porque los ciudadanos lo perciben como un servicio con un importante valor añadido. No hemos de perder de vista la decisión de muchas aseguradoras de continuar prestando asistencia sanitaria a todos sus clientes a pesar de la exclusión de esta cobertura de las pólizas debido a la exclusión por pandemia. En el contacto permanente con nuestros clientes, apreciamos una dualidad; por una parte, las personas o empresas no afectadas directamente por la crisis valoran más que nunca el seguro de Salud e, incluso, se plantean mejorarlo con herramientas digitales o complementos adicionales. Por otra, los directamente afectados buscan soluciones alternativas que les permitan mantener su seguro. Es decir, en general, podemos hablar de una mayor sensibilidad y receptividad hacia el seguro de Salud, algo que previsiblemente se mantendrá en el medio plazo”, prevén.

Asimismo, ponen el acento en que “gran parte de las enfermedades más comunes de la sociedad occidental responden a comportamientos relacionados con los hábitos de vida. Si se adoptan hábitos saludables, se reduce el riesgo de que aparezcan patologías como las cardiacas, respiratorias o el cáncer. Por ello, otra de nuestras innovaciones es, precisamente, la creación de un Programa Preventivo digital enfocado a la prevención de enfermedades cardiovasculares, procesos oncológicos y problemas emocionales”.

En otro orden de cosas, “la salud emocional también va a cobrar especial importancia tras el COVID-19. Según datos del Estudio Sanitas sobre bienestar emocional tras el confinamiento, el 8% de la población afirma que necesitaría ayuda profesional para gestionar las consecuencias psicológicas del confinamiento”, apuntan.

La opinión de la mediación

Desde la mediación, Juan Carlos de la Rosa, responsable del ramo de Salud de Closa Seguros, considera también que “el área con mejores perspectivas de futuro es la sanidad digital. Toda la innovación y nuevo desarrollo de las compañías se centra en poder ofrecerle al cliente los servicios de forma online. Además, el confinamiento domiciliario nos ha hecho ver que estas herramientas son y serán cada vez más utilizadas por los clientes”. Por otro lado, “no preveo que haya un alza excesiva en el comportamiento de las primas durante los próximos años”.

“Creo que todo parece indicar que habrá un aumento progresivo de las primas , supongo que para 2021 ya lo notaremos”, discrepa Soraya Sánchez, de Cobertis. “Ahora más que nunca las personas están más preocupadas por su salud, por lo que el crecimiento en seguros de Salud será mayor”, argumenta. “Se acelerará es la telemedicina, aplicaciones móviles, chatbots, que están muy al orden del día, analítica de datos, nuevas tecnologías, aumento de transparencia con el cliente, confianza, etc. Con esto se prevé reducir los errores humanos”, explica. A su juicio, las principales tendencias de futuro llevarán a “seguros de Salud que se adapten a las necesidades de cada cliente tanto económicas como asistenciales, productos modulares y flexibles, servicios digitales como valor añadido, videoconsulta, cita online, gestión de reembolso online, etc. La prevención será sin duda una tendencia clara”, concluye.

Todos los contenidos del Especial Salud y Vida:
La opinión de los expertos:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Crecimiento, nuevas tecnologías y medicina preventiva, el futuro del ramo de Salud

Crecimiento, nuevas tecnologías y medicina preventiva, el futuro del ramo de Salud

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter