Vida-Riesgo, lento pero estable

Vida-Riesgo, lento pero estable

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

En un contexto de desaceleración del crecimiento de los seguros de Vida, que ha pasado de crecer, en términos de primas, a un ritmo cercano al 40% en el primer semestre de 2016 a no llegar al 3% a junio de 2017, Vida-Riesgo se perfila como el eslabón más débil del ramo. Y es que esta modalidad ha registrado un leve descenso del 0,84% en la primera mitad de 2017, frente al avance del 16,8% de un año atrás. Cabe matizar que Vida-Ahorro también ha sufrido un fuerte frenazo desde el 44% registrado en el primer semestre del año pasado al 3,5% actual, aunque es de destacar que ha seguido creciendo, si bien a un ritmo mucho más bajo..

En cuanto a provisiones técnicas, los seguros de riesgo se mantuvieron estables a junio de 2017, con 6.192 millones de euros, frente a los 175.646 millones y 5,28% de crecimiento de Vida-Ahorro.

Concienciación

Jesús María Rioja, director general de PSN Mutua, subraya que “el negocio de Vida-Riesgo es lento en su desarrollo pero muy estable. No considero que esa ralentización suponga un cambio de tendencia. Quizá el elemento que más impacte hoy en Vida-Riesgo sea la gran competencia que existe”, asegura.

Irene de Miguel Fernández, responsable de Desarrollo de Negocio de Vida y Salud de Allianz, cree que “la tendencia en este tipo de productos será positiva en el futuro, ya que los ciudadanos cogen cada vez más conciencia sobre la necesidad de contar con una ayuda económica para seguir viviendo”.

“El impulso de la Administración siempre es positivo, pero posiblemente el mayor impulso venga de la necesaria concienciación de la población española relacionada con la capacidad para asumir todas las necesidades que las personas mayores van a tener para mantener su calidad de vida”, señala en este punto Álvaro Castillo del Carpio, director de Desarrollo de Negocio de Mapfre Vida.

Servicios adicionales

“El seguro de Vida-Riesgo es un seguro imprescindible para  contar con la tranquilidad de una protección económica en caso de adversidad, como una invalidez, enfermedad grave o fallecimiento de un miembro de la familia”, retoma Irene de Miguel Fernández. A su juicio, “es necesario potenciar y mostrar los beneficios que aporta el contar con este tipo de seguros a la hora de hacer frente a imprevistos indeseados, así como a facturas y gastos en un momento en que los ingresos pueden verse mermados. Pero no solo eso, sino que en nuestro caso, en el seguro de Vida-Riesgo, incluimos muchos servicios adicionales para utilizar durante la vigencia de la póliza, como el testamento online, un servicio médico 24 horas, una segunda opinión médica…, que hacen más sencillo nuestro día a día”, añade.

La mediación, clave

“Vida-Riesgo, de forma general, sigue estando muy vinculado al crédito y, por lo tanto, la evolución va vinculada al comportamiento del mismo”, incide Francesc Rabassa, director general de CA Life Insurance Experts. “No obstante, algunos mediadores han visto una muy buena oportunidad de crecimiento en este ramo y, si analizamos los datos en detalle, vemos que la mediación tiene unos crecimientos mejores que otros canales de distribución”, subraya.

“Hay cierta ralentización del sector, si bien en nuestro caso, gracias a la aportación del negocio de agentes y corredores, estamos muy por encima de la media”, concede Juan José Cotorruelo, director de Vida y Pensiones de Caser. “Vida-Riesgo, junto con Vida-Ahorro, Autos, Multirriesgos y Particulares, han experimentado crecimientos de generación de negocio en torno al 30%, aumentos que se han logrado gracias al incremento en primas del 36% y a un cumplimiento presupuestario incluso superior al ciento por ciento”, añade.