espvida-salud

Qué accidentes son más frecuentes en una mayor esperanza de vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Esta tendencia al alza no se experimenta sólo en nuestro país, sino que ocurre en todos los occidentales y mejor desarrollados económicamente. Las razones son bastante conocidas: avances médicos (merecido brindis a las vacunas), condiciones higiénicas y de vida. Los datos, más fríos, indican que las mujeres españolas viven hasta los 75,3 años y los hombres, 69,8.

Tal tesoro ha cambiado radicalmente nuestra percepción sobre la vida. Llegamos a la frontera de los 65 en mejores condiciones físicas y mentales, lo que alarga el deseo de seguir disfrutando de aquello que siempre nos hizo disfrutar. ¿Y por qué no?

Pero los riesgos inherentes al paso del tiempo siguen ahí y merecen ser observados, sin ánimo de aguar la fiesta. Hay que estar atentos a ciertos tipos de accidentes, sobre todo en el hogar: las caídas aglutinan el 51% de los mismos.

Los más rápidos ya habrán levantado la ceja. Bien, pero, ¿cuánta gente en total padece accidentes? La respuesta es clara y contundente: una de cada diez personas ha tenido un accidente en el hogar en el último año. Al menos, así está recogido desde fuentes oficiales, en el informe del último estudio sobre Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio (D.A.D.O.).  

No son datos alarmistas, pero sí que conviene saber qué está en nuestra mano para prevenir un mal momento.

Organismos como FACUA siguen de cerca este fenómeno y han puesto a disposición del ciudadano una guía con un buen puñado de consejos de prevención.

Citamos de la misma la necesidad de mantener el orden dentro de casa. Por ejemplo, sugieren no recargar de muebles las zonas de paso, evitar el uso de alfombras y felpudos que puedan provocar tropezones. También se recomienda el uso de productos antideslizantes tanto dentro como fuera de la ducha. Las personas que tienen andador o bastón deben contar con espacio suficiente para que se puedan mover con comodidad por todas las zonas de la casa.

¿Cómo debemos actuar en caso de golpe o caída?

Los consejos siempre son más variados y dependen del caso. Eso sí, siempre es mejor mantener la calma y comprobar primero en qué estado nos encontramos. Si el dolor es intenso o nos cuesta levantarnos, es mejor no forzarnos y pedir ayuda.

Los móviles pueden no ser la mejor herramienta ante una caída aparatosa. Los nervios por la situación pueden dificultar su utilización. Es por eso que algunas personas prefieren hacerse con un pulsador de emergenciapara personas mayores, ya que con un toque en el botón basta para que te atiendan.

Los hematomas deben tratarse con hielo para calmar el dolor y reducir la inflamación. Si se dispone, también puede funcionar una pomada antiinflamatoria.

Si se ha producido un esguince, fractura o luxación evitaremos que el accidentado se mueva. Lo más normal es que no sepamos o no tengamos las habilidades necesarias para actuar en estos casos, por lo que se recomienda llamar a los servicios de urgencia o trasladar a la persona nosotros mismos.