salud-amplia-coberturas-seguros-tecnologia

Salud amplía sus coberturas y servicios de la mano de la tecnología

La irrupción de nuevos avances tecnológicos lleva a las compañías del ramo de Salud a implementar nuevos servicios y coberturas en sus pólizas.

Según el informe ‘Las diez principales tendencias tecnológicas en el seguro de Salud 2019′, elaborado por Capgemini, el ramo afronta retos como que “la competencia se está calentando, los nuevos jugadores están entrando en el mercado y las consolidaciones y colaboraciones se han convertido en algo común. Si bien ha habido un crecimiento constante de primera línea debido al aumento de la cobertura, las bajas tasas de interés, la escalada de los costes de atención médica y la intensa competencia continúan reduciendo las ganancias. Las aseguradoras de salud están aprovechando las herramientas digitales, la inteligencia artificial (IA) y los análisis para avanzar gradualmente hacia un ecosistema digital integrado. Los asistentes de voz, los portales digitales en línea, los análisis predictivos y de comportamiento, y la telemedicina permiten a las aseguradoras de Salud atender las expectativas de los clientes y reducir los costes de atención médica. Blockchain e Inteligencia Artificial están capacitando a las aseguradoras para mejorar las eficiencias operativas e integrarse con los ecosistemas de la salud”, reza el estudio.

Diez tendencias de futuro

De acuerdo con el documento, las tendencias que están marcando el futuro del ramo son la entrada de gigantes tecnológicos, la simplificación de la experiencia de cliente, la proliferación de chatbots y asistentes de voz, las app para interactuar con el usuario y mejorar su experiencia, la mejora de la eficiencia en la gestión de la salud de los empleados, los dispositivos IoT para prevención, la analítica para el diagnóstico predictivo y la atención personalizada, la telemedicina y los cambios que conlleva en la relación entre el proveedor y el cliente, el blockchain para unificar y gestionar los datos de salud y la inteligencia artificial para mejorar la eficacia operativa.

En este punto, Jaime Ortiz, director Comercial y de Marketing de Asisa, cree que “los cambios tecnológicos ya están definiendo las coberturas y los servicios que ofrecemos las compañías. Un ejemplo claro son los servicios de chat médico y de doctor virtual”, ilustra.

“Los avances tecnológicos nos permiten ‘crear’ soluciones que hace una década no hubiéramos ni imaginado”, señala Oriol Cascante, director Comercial de Clinicum. “Nuestro reto es estar atentos a todos esos avances y ver en qué medida podemos incorporarlos tanto para mejorar la salud y la prevención de los asegurados, como para ser más eficientes”, concluye.

Medicina digital y nuevas coberturas

“El conjunto de entidades -mutuas y compañías mercantiles- estamos inmersas en una modernización de nuestras estructuras y procesos, ya sea por la digitalización o por las fuertes exigencias normativas europeas”, contextualiza Daniel Redondo, director general de MGC. “Por lo tanto, estamos sometidas a un proceso imparable de adaptación permanente de las coberturas que ofrecemos a una realidad social cambiante y más exigente”, apunta.

Pedro Orbe, director general Comercial de DKV, cree que los avances tecnológicos “ya han influido, desde el punto de vista de que todas las compañías hemos evolucionado para incluir entre nuestros servicios y coberturas la medicina digital, algunos más orientados a la prevención/promoción de la salud, y otros a la propia telemedicina. Por otro lado, están influyendo en el sentido de que puedes hacer que tus clientes mejoren su salud (individuales y de empresa), mediante una oferta y contacto permanente sobre esas posibilidades. Y esto, sin la tecnología adecuada, es impensable. Por último, actualizamos nuestros catálogos de prestaciones para incluir la última tecnología disponible, contrastada por las agencias de evaluación”, asegura.

Ine Snater, directora Comercial de Sanitas, cree que “las nuevas tecnologías influyen en el tipo de coberturas y servicios a ofrecer”, y lo ejemplifica con su propia compañía: “Incorporamos 44 nuevas coberturas en los últimos 4 años, entre las que se encuentran: dianas terapéuticas, tomosíntesis, plataformas genómicas, litotricia por láser, ondas de choque, test prenatal no invasivo, PET RM, fotovaporización y enucleación prostática, etc. Por otra parte, incorporamos nuevos servicios digitales a nuestros productos. Recientemente hemos renovado nuestra gama de productos digitales, incorporando dos nuevos complementos: Blua Cuerpo y Mente y Blua Premium, con coberturas especialmente diseñadas para aquellos clientes que apuestan por una vida saludable y que se apoyan en las nuevas tecnologías para conseguir sus objetivos. Con estos productos ponemos a su disposición entrenadores personales, nutricionistas y la plataforma digital desde la que hacer seguimiento de sus progresos, con la posibilidad de conectar con nuestros asesores a través de vídeoconsulta en cualquier momento. Además, hemos lanzado una nueva gama de productos dirigida a familias, con coberturas específicas para este target y ventajas digitales como la atención pediátrica 24h o el seguimiento especializado a lo largo del embarazo”, explica.

Envejecimiento, prevención y personalización

Jaime Ortiz, director comercial y de Marketing de Asisa, cree que “el futuro del ramo de Salud está determinado por dos realidades: el envejecimiento y el desarrollo tecnológico. En el primer caso, la evolución demográfica y el envejecimiento de la población nos obligan a buscar nuevas fórmulas para atender a clientes cada vez más mayores y con enfermedades crónicas; para ello tenemos que diseñar nuevos productos y coberturas y fomentar la colaboración con el sector público. Por otro lado, el cambio tecnológico que vive nuestra sociedad es muy acelerado y ha provocado un profundo cambio en los hábitos de vida de mucha gente, especialmente de los más jóvenes. Para las compañías será decisivo aprovechar la predisposición de los clientes a compartir datos sobre su salud a cambio de obtener un servicio más personalizado”, señala.

Oriol Cascante, director Comercial de Clinicum, observa que “los programas de prevención de las diferentes compañías serán un factor clave en la decisión de contratación pero, desde nuestro punto de vista, para el asegurado ya no solo será importante qué le ofreces y a qué precio, sino sobre todo cómo se lo vas a prestar”.

“La medicina personalizada para cada persona, según su perfil, edad, estado físico y mental, mapa genético, etc., tenderá a generalizarse, así como la digitalización del servicio y de la propia provisión”, vaticina Pedro Orbe, director general comercial de DKV, quien prevé también “la aparición de figuras no extendidas en la provisión, como la del coach, que implicarán modelos de recomendación y asesoramiento”. Asimismo, propugna “la asistencia a distancia y la actualización de los catálogos de prestaciones para adaptarnos a la velocidad de innovación en medios de diagnóstico, tratamiento y cirugía. Además de esto, se va vislumbrando un cambio importante en cuanto a la individualización del riesgo y del servicio esperado y, por lo tanto, de la oferta actual (poco segmentada a todos los niveles), apareciendo modelos de mayor coparticipación en el riesgo, otros que premien el comportamiento responsable con la salud de cada uno. También, se acentuará la oferta a segmentos que hoy por hoy no pueden acceder al seguro, bien por tipología de riesgo o bien por falta capacidad para adquirirlo. Y, para esto, debemos buscar soluciones distintas, frescas, que puedan cubrir estas necesidades crecientes. Por último, todo lo relacionado con envejecimiento que está tan poco abordado en nuestro mercado”, concluye.

Big Data y Blockchain

Según Ine Snater, directora Comercial de Sanitas, “las nuevas tecnologías como el big data o el blockchain, permiten optimizar los recursos de gestión en salud. Gracias al almacenamiento masivo de información –big data- y su posterior análisis; y las seguridades en la transacción y distribución de datos que ofrece el blockchain, todo ello aplicado al sector salud, se pueden crear nuevos modelos sanitarios que permitan al paciente, por ejemplo, acceder a su historial clínico a través del móvil. El futuro de la medicina está muy cerca y este pasa, inevitablemente, por la disrupción tecnológica. Se trata de un sector en constante evolución y que se mueve con las necesidades del cliente para incluir nuevas iniciativas digitales en los servicios médicos. Las estructuras flexibles, el acercamiento médico-paciente y las mejoras en accesibilidad son solo una pequeña muestra de lo que está por venir gracias a la medicina disruptiva”, opina.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter