salud-datos-seguro

Los datos de salud, una mina de oro

Las grandes firmas tecnológicas gestionan una gran cantidad de jugosos datos sobre nuestra salud y hábitos y van tomando posiciones para un eventual desembarco en el ramo.

Las grandes empresas tecnológicas multinacionales como Amazon, Google y Facebook cada vez controlan más parcelas de nuestro día a día, diversificando cada vez más su actividad hacia sectores tan insólitos como los contenidos televisivos en el caso de una tienda online como Amazon. En este punto, no debe extrañarnos que estas poderosas empresas ambicionen desembarcar en negocios tan jugosos como el asegurador. Cuentan para ello con una gran ventaja: la posesión de terabytes y terabytes de datos de sus usuarios.

Compraventa de datos

En este punto, se ha abierto el debate en torno a la protección de los datos de los usuarios en el ámbito de la sanidad, toda vez que los datos personales relativos a la salud son muy codiciados por empresas farmacéuticas, aseguradoras y consultoras, además de las propias compañías tecnológicas y también por startups que buscan un papel de intermediación en este nuevo mercado de compraventa de datos médicos. Empresas como Hu-manity.co proponen, en este sentido, pagar al usuario por ceder sus datos a terceros con ánimo de lucro, toda vez que es el único propietario de los mismos. Así, podríamos vender nuestros datos para diversos usos, pudiendo decidir para qué autorizamos a usar nuestros datos y para qué no.

Google Fit

Sea como sea, las tecnológicas parecen estar dando pasos en la línea de posicionarse para un eventual asalto al mercado de los seguros de Salud, mediante la recolecta de datos relativos a la salud y los hábitos de sus usuarios y de la mano de aplicaciones y dispositivos estrechamente relacionados con la condición física. En este sentido, Google ha comprado recientemente la compañía Fitbit, una de las compañías más importantes en el rubro de los relojes inteligentes y las pulseras de actividad, que recogen jugosísimos datos sobre la actividad deportiva de sus usuarios, su frecuencia cardíaca, etc. Otra pista de las ambiciones de Google con respecto al ámbito de la salud es que el gigante tecnológico tiene toda una división denominada Google Fit. Y aunque la compañía ha asegurado que será “transparente sobre los datos que recopilemos y por qué” y “nunca” venderá la información personal de sus usuarios, ni se usará en los anuncios de Google, nada ha dicho de su posible uso en caso de que decidiera dar el salto y ofrecer seguros de Salud.

Amazon Care

Antes de continuar, cabe tener muy en cuenta un hecho. Las más grandes e importantes compañías tecnológicas del mundo son estadounidenses, un país en que el sistema público de salud es muy limitado y, por tanto, la sanidad pública supone un interesantísimo negocio que mueve 3,5 billones de dólares. Empresas como Microsoft han entrado en este negocio mediante la venta de software, hardware y servicios informáticos, y han dado indicios de sus interés en ampliar su actividad en el sector.

Amazon, por ejemplo, adquirió en 2018 la farmacia online PillPack, que cuenta con establecimientos en todo el país y se dedica a enviar por correo medicamentos y recetas a miles de pacientes. Tras la adquisición, un grupo de aseguradoras de Salud estadounidenses han ofrecido acuerdos a PillPack para proporcionar servicios a sus clientes, aunque de momento no se ha llegado a ningún acuerdo.

Pero este no es el único paso de este gigante de las ventas online en el sector sanitario. Hace poco, ha revelado su nuevo programa de clínicas de salud, denominado Amazon Care, que en principio estará destinado a sus empleados, con visitas virtuales, atención domiciliaria y entrega de medicamentos. A ello se suma la compra de la empresa de salud digital Health Navigator, que se integrará en Amazon Care, según ha anunciado la firma.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter