En temas de salud, cada vez prevenimos más

En temas de salud, cada vez prevenimos más

La sociedad cada vez está más concienciada de la importancia de la prevención en el ámbito de la salud, una tendencia que, además, se ve reforzada por los avances tecnológicos.

El mes pasado, coincidiendo con la celebración del Día de la Educación Financiera 2019, Unespa presentó el nuevo portal ‘Prevenir para vivir’, un proyecto enmarcado en la campaña Estamos Seguros para divulgar la cultura de la prevención en la sociedad, con consejos para todos los públicos sobre salud, familia, jubilación, hogar, seguridad vial, viajes, pagos, temas legales y decesos. La primera de las categorías en el portal es la de la salud, el ámbito en el que la cultura de la prevención es más natural y necesario, con consejos como “sigue una dieta equilibrada”, “hazte revisiones periódicas”, “ponle freno al estrés”, “duerme… y desconecta”, “vacúnate y vacúnalos”, “al tener relaciones acuérdate del preservativo” o “asegúrate”.

“Cada vez más se percibe un cambio de mentalidad en ese sentido”, observa Ine Snater, directora Comercial de Sanitas. “Tenemos la información suficiente y los medios como para cuidar nuestra salud de forma activa. Ya no hay excusas para no cuidarse y en Sanitas los clientes pueden gestionar su salud y mantener hábitos de vida saludables en cualquier lugar gracias a la asistencia de nuestra plataforma de Servicios de Promoción de la Salud. Gracias a esta plataforma, Sanitas pone a disposición de sus clientes planes personalizados que permiten poner foco en la prevención. Por dar un ejemplo de la dimensión, en 2018, más de 11.000 usuarios contaban con un plan digital de nutrición o entrenador personal, y realizamos más de 16.400 planes”, explica.

Precio y prevención

“Sobre si impactará o no en el precio de las pólizas, la prevención sin duda es una de las grandes bazas para la sostenibilidad a futuro del sistema sanitario tanto público como privado. Es pronto para saber si esta eficiencia producida por la prevención será capaz de compensar el encarecimiento sostenido que de forma general se produce por la aparición de nuevas tecnologías sanitarias”, apunta.

Desde UM Seguros opinan que “a prevención de las enfermedades es vital para mantener una buena salud y, lógicamente, el trato a aquellos clientes que se preocupan por ello ven recompensados sus esfuerzos en conocer y mantener un buen estado físico en unos precios acordes a su uso”.

Para Pedro Orbe, director general Comercial de DKV, “los beneficios de la prevención son claros para los usuarios: disponen de plataformas a las que acceden a través de su seguro de salud que les facilitan, de forma sencilla e integrada, una gran variedad de soluciones para mejorar su salud, a la vez de curarle en caso de sobrevenirle cualquier incidencia sobre la misma. Además, quien decida cuidarse activamente, al tener registrada su actividad de promoción y prevención, tendrá mejoras y ventajas”, subraya.

El factor tecnológico

“Todos somos conscientes de que estamos viviendo un cambio de ciclo y de época en la que los hábitos de consumo han cambiado sustancialmente, marcados por los avances tecnológicos, y estamos obligados a adaptarnos a ellos si queremos seguir creciendo”, contextualiza Daniel Redondo, director general de MGC. “Actualmente, el teléfono móvil es el dispositivo electrónico al que dedicamos mayor tiempo. En España, se calcula que lo utilizamos una media de 2 horas y 11 minutos al día, y disponemos de apps que nos facilitan la vida en muchísimos ámbitos y, por supuesto, nuestro sector no se ha quedado al margen”, recuerda. En este sentido, pone el acento en la importancia de “incrementar el nivel de digitalización” en el seguro de Salud.

“Las compañías ofrecemos cada vez más servicios apoyados en tecnología, tanto en el ámbito de la atención al asegurado y el acceso a la prestación de los servicios, como en el del fomento de la prevención y, por supuesto, en el ámbito asistencial”, señala Jaime Ortiz, director Comercial y de Marketing de Asisa. “La incorporación tecnológica nos permite ser más eficientes en la gestión, pero en muchos casos, sobre todo en el diagnóstico y el tratamiento, tiene un elevado coste. Las compañías no hemos repercutido esos costes en el precio final de las pólizas, pero el sector tendrá que hacer una reflexión sobre la sostenibilidad de este modelo. En el caso de la prevención, los asegurados tienen acceso a herramientas tecnológicas que les permiten cuidar su salud, mantenerse activos o monitorizar su ejercicio, su alimentación o el sueño”, explica.

Oriol Cascante, director Comercial de Clinicum, cree que “el big data jugará un papel fundamental en lo que a prevención se refiere y ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas, que cada vez viven más y quieren vivir mejor. El reto está en conocer al cliente individualmente y crear programas de medicina preventiva personalizados. Realmente creo que no somos conscientes del potencial de la tecnología y hasta qué punto cambiará la forma de entender la salud y la medicina”, sentencia.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter